27 octubre 2018

Novedades 2019. Triumph Scrambler 1200 XC y 1200 XE: por fin llega el enduro vintage ¿o mejor el trail-scrambler? (megagalería de fotos y vídeo)

Cuando inauguramos Voromv en 2010 "rescaté" unos dibujos que había hecho unos años atrás. Uno de ellos era una BMW R 120 G/S, una trail básica (sin carenado, con rueda delantera de 21" y suspensiones de unos 200-220mm) pero con motor "gordo" que fuera una versión civilizada de aquellas impresionantes BMW R 1200 HP2 Enduro y KTM SuperEnduro 950. La idea era lograr unas motos cómodas, bellas, fáciles de llevar por cualquier terreno, como una Yamaha XT 660 R pero con más -mucho más- motor y una estética menos "endurera". Bocetos de ese estilo hice algunos más con base Ducati: Dirty Monster, Scrambler TT Spìrit y Scrambler Elba 81. Mi admirado Oberdan Bezzi usaba su infinitamente mayor arte para proponer también la misma idea: BMW R 1200 G/S Spirit, Moto Morini Camel 950Suzuki Apache 650Yamaha XT 07 classic twinBMW R 1200 GS "PD spirit" o Moto Guzzi V85 Telluride son algunos ejemplos.

Pues bien, una década larga de imaginar qué aspecto podría tener una trail válida en campo, digna en carretera, con buen motor y de imagen clásica, llega la hija de aquella Tramontana 900 de los hermanos López Córdoba y en dos versiones. Con ustedes la Triumph Scrambler 1200 XC y 1200 XE:



MOTOR: 1200cc DE PURO MÚSCULO
Empezando por el motor, nos encontramos el bicilíndrico paralelo refrigerado por agua de 1.200cc exactos que hemos visto en las Bonneville T120 y Thruxton 1200. En cuanto a potencia está entre las mencionadas y ahora desarrolla 90 cv a 7.400 rpm con un par de 110 Nm a 3.950 vueltas. 

Como podéis imaginar, aunque su aspecto sea clásico, por dentro es totalmente de ahora: cuatro válvulas por cilindro, bielas desfasadas a 270º, seis velocidades, embrague asisitido y una electrónica de primer nivel con acelerador electrónico y cinco modos de conducción: Rain, Road, Off-Road, Sport y Rider (configurable por el piloto), que controlan el tacto del motor y el control de tracción. El escape, como buena representante de la gama Scrambler
de Triumph, es un bello dos-en-dos que discurre por el lateral.


CHASIS: CLÁSICO PARECE, MODERNO ES... Y MUY CAMPERO
En cuanto al chasis tenemos un doble cuna continua en tubo de acero, que da la impresión de ser bastante robusto. La suspensión trasera está encomendada a dos bellos amortiguadores RSU de Ölhins totalmente ajustables, que se anclan a un elegante y dimensionado basculante de aluminio. Delante la horquilla es Showa e invertida, también ajustable.

Una de las novedades entre las scrambler de todas las marcas la vemos en su rueda delantera, con llanta de 21" como en las Trail camperas y Enduro. Con ello la capacidad off-road de la 1200 sube muchos enteros. Como usuario por asfalto de motos como Suzuki Big 750 u Honda Transalp 650 no tengo nada en contra de esa medida, ni siquiera en asfalto, donde no tendremos el apoyo de una llanta más pequeña y ancha... pero eso no nos impedirá ir muy rápido si queremos en curvas. 
Las llantas lógicamente son de aluminio y radios, aptas para neumáticos sin cámara, con medidas habituales 90/90-21 delante y atrás un nada exagerado 150/70-17. Muy bien. Los neumáticos unos Metzeler Tourance, aunque supongo que existirá la opción de montar de serie algo más campero.

Otro apartado que sobresale son los frenos. Delante tenemos un par de discos de 320mmø con pinzas radiales Brembo M50 monobloque de 4 pistones... frenada asegurada sin duda, donde un ABS de última generación controlará que no se bloquee el fino neumático. Atrás disco de 255mmø con pinza flotante Brembo de 2 pistones.


ELECTRÓNICA A LA ÚLTIMA PARA UNA ESTÉTICA MUY CLÁSICA
Si "de lejos" parece clásica, de cerca queda clarísimo que pertenece a la segunda década del Siglo XXI: iluminación full-led, mandos retroiluminados, arranque sin llave, control de crucero, toma USB y, sobre todo, un panel a todo color TFT con lo que controlarlo todo y, opcionalmente, poder instalar un navegador o controlar tu Go-Pro. 

Otra cosa es la estética. Ahí si que se inspira en las motos de hace cincuenta años, con ese depósito redondeado (de 16 litros, algo más de 300kms de autonomía), el asiento plano, el guardabarros delantero bajo, el trasero corto, las luces redondeadas, el asa tras el asiento y los contundentes escapes. Desde luego más de una cabeza se girará a mirarla pasar...


1200 XC: SIGUIENDO LOS ORÍGENES SCRAMBLER
De la Triumph Scrambler 1200 habrán dos versiones que compartirán todo lo anteriormente dicho como base. La XC podemos decir que es lo que más se parece a una scrambler clásica si exceptuamos la llanta de 21": suspensiones de 200mm de recorrido (con horquilla de 45mmø), basculante corto de 547mm, distancia entre ejes de 1.530mm y altura de asiento de 840mm (790mm en la Street Scrambler 900). El peso se sitúa en los 205kg en seco.


1200 XE: UN NUEVO CONCEPTO TRAIL-SCRAMBLER MUY OFF-ROAD
Si la XC podemos decir que es "normal", la XE se lanza a un mercado no explorado... y muy interesante para los que nos gusta rodar con garantías por campo. Lo más destacable es que sus recorridos de suspensión pasan a ser de nada menos que 250mm, con un basculante más largo (579mm) y una horquilla ahora de 47mmø. Para que os hagáis una idea unas trails muy montañeras como puede ser la KTM 1290 SuperAdventure R o la Honda Africa Twin 1000  tienen 230mm. Con ello las aptitudes rodando en campo se convierten en algo serio, capaz de rivalizar con las anteriores, a las que también gana en ligereza: 207kg en contra de los 217kg de la KTM y los 230kg de la Honda. Vamos, que mal no debería ir por lo marrón...


Pero no sólo en uso por montaña supera la XE a la XC, puesto que su equipamiento es algo más completo de serie. De entrada tiene un modo más de conducción, el Off-Road Pro, que desactiva ABS y control de tracción. Los puños calefactables van incluidos, lo mismo que los cubremanos. Pero lo mejor es que lleva una unidad de medida de inercias (IMU) que permite afinar más los parámetros de los controles de tracción y de motor, al saber cuanto está inclinada, cuanto acelerando y en qué sentido. Además permite que el ABS pueda tener un cálculo especial en curva. La distancia entre ejes aumenta a los 1570mm y equipa un manillar de 905mm (840mm en la XC). El asiento sube a unos más respetables 870mm (890mm la KTM SA-R, 870 la Honda AT 1000)


KITS DE FÁBRICA... POR SI NO TENÍAS BASTANTE
Triumph ofrecerá dos kits de personalización:


ESCAPE, enfocado al viaje:
-Alforjas con kit de anclaje
-Kit de cubremanos (de serie en la Scrambler 1200 XE)
-Kit de asas para el pasajero
-Faros antiniebla de LED
-Caballete central
-Pantalla con kit de montaje.





EXTREME, que incide en un mejor adaptación al off-road:
-Guardabarros delantero alto
-Silenciador Arrow de carbono (homologado)
-Protector del radiador de aluminio
-Tapón mecanizado del depósito de aceite
-Abrazadera del manillar de color negro
-Kit de intermitentes LED con kit de reubicación de la luz trasera
-Extensión de la base de la pata de cabra
-Defensas de motor de acero inoxidable
-Rejilla del faro
-Aro del faro



La verdad, me parece preciosa, sobre todo la XE, una moto que por carretera no irá mal y que por montaña debe ir ¡muy bien seguro!. Y luego la lavas bien (o la dejas con una buena capa de barro) y a lucirla por la ciudad. Como una Yamaha XT 500 de 1976... pero con tres veces más motor y equipada con material de 40 años en el futuro. Como puedes imaginar ¡¡¡me encanta!!!

A partir de mitad de diciembre en las tiendas.










Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

3 comentarios:

Magnum dijo...

Bufff...
Ha sido verla y empezar a producir saliva... Qué maravilla de máquina, qué acabados. La macho bike por excelencia. Triumph toma la delantera en el mundo scrambler, difícil igualar ésta belleza.

MiguelXR33 dijo...

La verdad es que a mí la XC me deja algo frío... todo lo contrario que la XE: una "enduro vintage" en toda regla. Con esos largos recorridos de suspensión seguro que va de maravilla por campo, y luego por carretera tienes motorazo y calidad de suspensiones para dar más de un susto a las RR. Sólo le veo un problema, y es que es difícil ponerle un carenado "trail" que hagan fáciles las tiradas por asfalto, más que nada por la estética: no habían enduros con carenado en los setenta, por lo que no hay "imagen" para ello. Y ponerle una pantalla grande... pues eso, como un Ferrari con baca. Como que no.

Y es que ése es el problema que le veo a esta maravillosa Triumph Scrambler XE 1200: tienes un motor inmenso, una electrónica de primera linea, pero luego no tienes capacidad de carga ni algo que te proteja del viento, por lo que no tienes una moto apta para tiradas medio largas. Que sí, que las vintage y scrambler son así, " a pecho lobo", pero es una pena tener 90cv, una calidad de electrónica, suspensiones y frenos de ensueño, y que sea difícil aguantar un par de cientos de kilómetros "a ritmo".

Y para el que me diga que no entiendo... recuerdo que tuve mi Suzuki Garbí 750 sin carenado, y después de algunas salidas donde hice algo más de cien kms. de asfalto con un desagradable viento de cara, acabé instalando una pantalla. Así que sé qué es hacer durante un par de horas seguidas el "Don Tancredo"... y no quiero más.

https://www.voromv.com/2013/07/con-el-de-plata-en-el-bolsillo-32-garbi_18.html

PATARRAN TRAN TRAN dijo...

Suscribo lo que decís ambos.
POr lo del babeo, digo...
;-)
A mi me gustan XE y XC. Ambas dos.
Y... si. Una pantalla le hace falta.
Al igual que un rack para poder poner algo de carga
(aunque a mi con el rulo atrás y bolsa delante me bastaría)
Son preciosas.
A ver si saco tiempo y me acerco al conce a probarlas... o seguir babeando con ellas y hacer alguna fotica.
Lo unico que me da un poco de yuyu... son los colectores de escape "tan a mano"
Al igual que el resto del escape.
Me veo achicharrado a la mínima en un despiste.
No creeis...?

P.D.: Pero vamos, ya sabéis lo que dicen. Para estar bello hay que sufrir.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.