Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

14 enero 2022

BSA Gold Star B65 T por Oberdan Bezzi: el gran motor monocilíndrico merece una versión scrambler... ¡y que sea como esta!


BSA Gold Star 650 'mono' 2022
Entre todas las novedades 2022 ha habido una que me ha gustado por su estética y original motor, ha sido la BSA Gold Star 650, equipada con un monocilíndrico de nueva factura, diseñado en Austria, de 652 cc, cuatro válvulas, doble árbol de levas, refrigerado por agua, que declara 45 cv a 6.000 rpm y 55 Nm a 4.000 rpm de par motor. Vamos, un propulsor totalmente actual pero 'camuflado' con su aspecto antiguo, en una moto también muy clásica de imagen. Haciendo el artículo me vieron imágenes de este bello modelo pero en una versión dual, una trail o una scrambler. Lo archivé en la memoria para un futuro intento de fotomontaje, pero, por suerte, no he tenido que hacerlo... uno que sabe mucho más que yo lo 'vio' también.

BSA B50 SS de 1972
Mi admirado Oberdan Bezzi, claro, ha sido el que ha sabido darle el toque perfecto. Ha usado la Gold Star 650 2022 como base, y a ella le ha dado el aspecto de la BSA B50 SS de 1972. Fue una scrambler (SS: Street Scrambler) monocilíndrica de 500 cc derivada directamente de las MX de motocross subcampeonas del Mundo en 1968 y 69 con John Banks. Se fabricaron durante apenas dos años, en 1971 y 1972, debido al colapso empresarial de BSA en el 73. Se comentó en su tiempo que abrió la imaginación en Japón, en Yamaha, y que la XT 500 de 1976 estaba inspirada en ella. Viendo fotos de la B50 T desde luego no podemos más que dar la razón a los rumores, porque sólo le falló la calidad y la capacidad de fabricación, la estética desde luego tenía un gran parecido a lo que unos años después presentó Yamaha.
Yamaha XT 500 de 1976

La BSA B50 SS derivaba muy directamente de las MX de competición


Volviendo al presente, el trabajo de Obiboi ha ido más allá de juntar la estética de una con la base de la otra. En su caso, la futurible BSA B65 T equipa material de bastante mejor calidad que en el modelo inicial, supongo que pensando en los gustos de europeos y norteamericanos. Vemos llantas de radios pero tubeless, para poder montar neumáticos sin cámara. También luce suspensiones actuales, con horquilla invertida y dos amortiguadores con botella separada, en este caso firmados por Ölhins. En cuanto a los frenos, delante equipa un sólo disco de buen tamaño como la presentada Gold Star 650, pero en el montaje de Bezzi éste le añade una mucho más potente pinza de cuatro pistones y anclaje radial. 

BSA Gold Star B65 T por Oberdan Bezzi

Una moto preciosa, que seguro recuerda a más de uno las Triumph Scrambler 1200 XC, pero en este caso mucho más 'humanas' gracias a su menor motor y potencia, que además seguro necesitaría mucha menos electrónica para 'domesticarla'. La verdad, me imagino paseando por una carretera de montaña, o por unas pistas, acompañado por el ritmo de las pistonadas del gran monocilíndrico, con ese tacto único de este tipo de motores. ¿Serán los señores de BSA, de la nueva BSA, capaces de sacar algo parecido? Seguro que sí, no es difícil. Y también seguro que, con un precio aceptable, podría ser una auténtica superventas. De nuevo felicidades, señor Bezzi, otro acierto.




Fuente: Motosketches

No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: