Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

17 junio 2011

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 10- La "prueba del litro"... con una Bultaco 370...

Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más de veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando?... no lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta...
10- La "prueba del litro"... con una Bultaco 370...
Supongo que vosotros habréis hecho cosas, digamos, “extrañas” con vuestras motos. No sé, como hacer trial con un Vespino, rodar en Calafat con una Vespa 200 “buscando una vuelta buena”, intentar subir una cuesta llena de piedras con una Suzuki GS 500, ir a tu boda con una Yamaha TDM 850, rodar en un circuito de motocross con una BMW RT de turismo, salir con RR’s con una Honda XR 600 con neumáticos de tacos… y ganarles… No sé, cosas así.
Bueno, pues yo he hecho todo eso y algunas más, pero la mejor de todas, la que más aplausos levantó (había público), fue participar en la “prueba del litro” con una sedienta Bultaco Frontera Mk11 370.

Mi hijo Rubén con la Bultaco. Si os fijáis veis en el guardabarros "Drogas NO" ¡¡¡mi patrocinador favorito!!!

La cosa fue así: En el año 2001 se organizó en pleno verano una reunión de motos clásicas en la Alameda de Valencia, donde además se organizaba un par de mangas de “prueba del litro”. Para los que no sepáis en que consiste, es fácil: a tu moto le colocas un depósito exterior bien visible (normalmente una botella de plástico de agua mineral, unida al carburador por un largo macarrón… aunque algunos “profesionales” llevan unas obras verdaderamente buenas) donde la organización te coloca una medida de combustible, que puede oscilar en un litro para pruebas “largas” o medio para pruebas más cortas. Luego, todas las motos –o en varias categorías según su cilindrada- se presentan en la parrilla de salida de una pista cerrada al tráfico (en mi caso, un par de rectas paralelas unidas por dos curvas de 180º), y salen a la vez. El que gana, claro, es el que recorre más distancia con la misma gasolina. Por supuesto, depende de la moto, pero también, y mucho, del peso y “arte con el gas” del piloto. 

Bueno, pues ese año era la primera vez que acudía a ver el evento, y lo hice con mi Bultaco Frontera Mk11 370. No es que estuviera muy bien restaurada (más bien poco) pero al ser en su momento un modelo muy popular (y divertido) hacía que mucha gente la mirara recordando viejas batallas. Cuando comenzaron a solicitar inscripciones para la “prueba del litro” yo me arrimé a apuntarme, pero negaron mi participación “con esa moto, tan poco lógica
para eso”. La verdad es que me quedé muy jodido, porque uno más no hubiera molestado, y yo quería “perder” las 500pts (3€) que costaba. Me tuve que conformar con ver participar a un par de amigos… ggrrrrr….

Una de tantas "pruebas del litro", esta en Castellón.
No, no salgo yo... pero es 
para que veáis lo "complejo"
de los sistemas de almacenar combustible :-D
Al año siguiente volví con la Frontera, pero algo cambió. Habían motos algo más grandes (lo normal es que no lleguen a 250cc) que querían salir. En concreto, que recuerde, una Ducati-Mototrans 350 y una Montesa Crono 350. ¡hey! si la Crono –una moto de carretera con el motor 2T de la H-6-  podía … ¿porqué yo no? Total, que pensaron que era tirar el dinero, pero como era el mío… aceptaron mi participación.

Ya os podéis imaginar el momento. Ayudado por mi amiguete Samuel (un crack de la restauración en Valencia) conseguí “acoplar” una botella de agua al manillar, pegamos con un mechero un macarrón al tapón, me coloqué el dorsal… y a parrilla. Ahí cometí dos errores:

-Mi primer error fue el salir el último. Claro, como yo lo que no quería era molestar (la prueba era puntuable para un “triangular” Benisa-Castellón-Valencia) pensé que detrás no incordiaría. El problema fue que a mi 370 le insinué la 1ª y 2ª, coloqué 3ª… y comencé a pasar motos en la recta como si estuvieran paradas. Y en las curvas no os digo nada… pie al suelo, estribera rozando el asfalto, y un paso rapidísimo. Hasta cuatro motos podían caer de una tacada. Vamos, que yo no quería molestar, y va y resulta que estaba todo lleno de “chicanes móviles” rodando a ritmo de ralentí alto… La gente me aplaudía a rabiar, sobre todo en las curvas, y muchos me pedían caballitos y derrapadas ¡qué afición!

-Mi segundo fallo fue más tonto. De repente la moto empezó a quedarse “seca”. Un vistazo rápido a la botella-depósito y veo que está prácticamente con la misma gasolina que al inicio… pero mirando bien veo que se estaba “chupando” ¡joder, si no le hecho un agujero para que entrara aire! Paré, cogí el alambre con el que apretaba el canuto que recogía los vapores del tapón del depósito, le hice un agujero a mi botella de agua, cogió aire…. y arrancó a la primera. Marchas y ¡a correr!

Bueno, pues no sé si fue por esa parada, pero vi que las dos 350 iban quedándose en la cuneta… sobre todo la que más gozo me dio fue el de la Crono, con un motor similar al mío, al que alcancé con mi paso de curva “a lo supermotard” un par de veces, obligándole a acelerar fuerte en las rectas… y consumiendo más, claro. Así que yo fui el orgulloso tercer abandono… pero no el primero. Y seguro que hice bastantes más metros que ellos.

Y es que era una simple participación en una prueba deportiva en la que intentaba no quedar el último… pero para ello hay que vencer mínimo a un rival… ¿no?


11- Lecciones para el que no sabe...



No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: