28 octubre 2016

Oberdan Bezzi le da múltiples imágenes vintage a la misma base trail clásica... todo un repaso a las enduro de los setenta (parte tres de tres... con esta cuarta como extra)

Oberdan Bezzi es muy nombrado en nuestro blog, porque sus dibujos suelen unir sueños, estética clásica (aunque no siempre) y componentes modernos... cosa que a mí me encanta. Muchos son los diseños que os hemos enseñado aquí, incluso hice un especial sobre Obiboi, pero lo que os traigo hoy es distinto: ha vuelto a coger una base actual y le ha dado una imagen "setentera".

Lo que ocurre es que hay dos diferencias en su forma de trabajar. Una es que él suele utiizar bases modernas, con componentes totalmente actuales... y en este caso, sin embargo, coge la base de una humilde Shineray 400 (que hemos visto en las Mash Five HundredVon Dutch 400 y en las futuras SWM) y de ella "se inventa" una moto Trail-Enduro como se entendía hace cuarenta años. Segundo que le ha dado no una, sino varias imágenes, basándose en regolaritás -enduro- de marcas de motos desaparecidas -o casi- de los años setenta. 
Así que tenemos una moto moderna pero de componentes muy clásicos (motor de un cilindro refrigerado por aire, chasis doble cuna en tubo de acero, horquilla convencional, dos amortiguadores, tambor atrás...) y una estética que recuerda imágenes de blanco y negro... pero que recupera los bellos colores originales.

Venga, da un vistazo y dime ¿cual te parece más bonita? Y también ¿cuantas de éstas extintas marcas conoces?
¿Qué puedo decir de OSSA, una de nuestras marcas míticas? Creada por Manuel Giró y Ricardo Soriano, pasaron de los motores fuera-borda y proyectores cinematográficos (de ahí su nombre, un acrónimo de Orpheo Sincronic Sociedad Anónima) a comenzar con una motocicleta de 125 en 1949. Se dedicaron sobre todo a crear motocicletas de 125 a 250, aunque también hubieron ciclomotores y motos de hasta 500cc (la conocida Ossa Yankee).
Aunque su idea era la de crear motos más robustas y fiables que deportivas, no dejaron la competición de lado: estuvieron a punto de conseguir ganar el Campeonato del Mundo de Velocidad 250 con Santi Herrero en 1969 y 1970, este último liderando hasta la muerte del piloto en la fatídica Milla 13 del TT de la Isla de Man. También tuvieron muy buenos modelos off-road, como las famosas motos de Trial (con Mike Andrews ganaron el Europeo -antiguo Mundial- de 1971) y las no menos reconocidas Phantom de cross (la primera moto española con chasis de cromo-molibdeno y basculante de aluminio, amén de la primera MX con escape "bufanda") y las Enduro y Desert de Enduro en 250 y 350cc.... como la bella blanca que vemos arriba y que Bezzi tan bien ha idealizado para el Siglo XXI


La marca austriaca Puch es otra de las que nos suena... porque se fabricaron en España en sus últimos años antes de ser absorbida la marca en 1992 por Suzuki. Comenzaron su producción de motos y bicicletas en ¡1901! e incluso durante dos décadas (1904-1922) llegaron a fabricar coches propios y otra década larga copiando modelos Fiat como el 500 después de la Segunda Guerra Mundial.
Con respecto a las motos la marca se centró en ciclomotores (como el longevo y apreciado Maxi) y motos de campo de Enduro y Cross, llegando a ser Campeones del Mundo 250 con Harry Everts en 1975. Aquí en España en 1970 Avelló S,A. se une a Puch y comienza la producción de algunos modelos que muchos recordamos: los ciclomotores Borrasca, Minicross y Condor y, sobre todo, las bellas Cobra de 74cc que fueron varias veces campeonas de Enduro y Cross.
La versión que Oberdan Bezzi ha usado para crear su réplica es una Enduro GS 125-175 de mediados de los 70.



Enzo Simonini trabajaba en la fábrica de tractores Fiat y en sus tiempos libres preparaba ciclomotores para que corrieran más... y que aguantaran los duros caminos de la Módena -Italia- de los 60. Al final deja la fábrica y se dedica a producir kits de potenciación de ciclomotores, luego piezas varias (depósitos, guardabarros) y al final a principios de los 70 se decide a crear su propia motocicleta, una 50cc con motor Sachs... ahí comenzaba Simonini Moto. Poco a poco su producción se fue haciendo famosa y aumentaban sus modelos, ya con motores de 125 y 250, tanto de Cross como de Enduro. En 1975 se une a la familia Fornetti para poder continuar, pero discrepancias con el planteamiento del negocio les hace separarse. Mientras Simonini Moto continúa como fábrica (con el reputado ingeniero Jan Witteven y pilotos como Giuseppe Andreani hasta entrados los ochenta, Enzo se dedica a su pasión: los kits de potenciación de motores para ciclomotores e incluso para aviones ultraligeros.
La moto en la que se ha basado Bezzi para su recreación actual es una Shadow 250 de finales de los 70.


En este caso... la verdad es que no os puedo decir de donde viene. La marca Big Sur Motorcycles no la encuentro por ningún lado y creo, sencillamente, que surge de la fértil imaginación de Oberdan Bezzi. Tiene en su página Motosketches muchos dibujos con este logotipo, pero no encuentro ni una referencia a que exista o haya existido. De todos modos esta bella Trail-Vintage Big Sur WildCat 400 sería perfecta para perderse con calma por las áridas llanuras californianas.


Fuente: 
Motosketches







Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.