Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

03 marzo 2021

Motos nonatas. 22- Suzuki Recusion 600 Turbo (2013)

  

En la historia del motociclismo han existido (y existirán) muchas motos que, por un motivo u otro, no llegaron a salir a producción. Unas por diseñarse en el momento equivocado, otras por no aceptarse como económicamente viables, incluso ser el último intento de alguna marca para lograr sobrevivir. Pero que no llegaran a venderse no quiere decir que en muchos de los casos no fueran proyectos que ilusionaron a centenares, miles de aficionados, que soñaron poseerlas. Aquí algunas de ellas:


22- Suzuki Recusion 600 turbo (2013)

En 2013 Suzuki sorprendía con un prototipo de salón de media cilindrada, bicilíndrico en paralelo y con turbo, como previo de una nueva gama de motocicletas de carretera modulares, donde la potencia la definiría el soplado del compresor. Era una moto visualmente ligera, elegante y no parecía difícil de llevar a producción: la Suzuki Recusion 600 turbo.


Finales de 2013. Suzuki decide presentar un nuevo propulsor de media cilindrada (se hablaba de 588cc), bicilíndrico en paralelo, que no sólo parecía ser el sustituto de sus twin en V de 650 que conocemos de las SV, Gladius y V-Strom, además es que iba equipado con un turbo que lograba llevar sus prestaciones a 100cv a 8.000rpm y 100Nm a 4.500rpm según la marca. La motocicleta que lo equipaba, llamada Recusion, lucía unas lineas esbeltas, con semicarenado, basculante monobrazo y colín minimalista en fibra de carbono, con el portamatrículas detrás de la rueda trasera y DRL (algo bastante novedoso por entonces). Además el chasis era un doble viga de aluminio con horquilla invertida delante y con el basculante abrazándolo por fuera. Se declaraba un peso de 174 kg, una relación peso/potencia desde luego muy interesante. Ahora, a mí me llamó personalmente la atención que llevara un único disco de freno delante (mordido, eso sí, por una maravillosa pinza Brembo de MotoGP) y que el neumático trasero fuera un estrecho 160/60-17 para tanta caballería. En esa moto, sin equipar turbo y unos 80cv, podría ser lógico pero ¿con él? Misterios de los prototipos de salón...




Habría que saltar dos años, finales de 2015, para que en el salón de Tokio Suzuki presentara un nuevo motor llamado XE-7. Volvíamos a ver un twin paralelo de un aspecto totalmente moderno (embrague elevado para acortar el cárter, doble eje de equilibrado, DOHC, cuatro válvulas...), pero en él se apreciaban diferencias con el equipado en la Recusion 600. Y no hablo de las tapas laterales, que son distintas, sino mecánicamente: el turbo (que parece un pequeño Mitsubishi TD0414G o 15G, muy usado en motores coche de pequeña cilindrada) estaba todavía más alto y cercano a la culata, casi lo máximo posible. También el intercooler (el radiador que refrigera el aire de admisión, calentado al ser comprimido) cambiaba su ubicación, de un lateral a por encima de la culata (se supone que una toma frontal lo debía refrigerar). Por último decir que su nomenclatura nos hacía presuponer que la cilindrada podría acercarse a los 700cc y que la rumorología ya hablaba de 120cv.


Y a partir de aquí... todo especular y esperar. A finales de 2017 trascendió una foto espía de una reunión de Suzuki Grecia donde se veía claramente que para 2018 iba a llegar una GSX-700 T. Pero pasan los años y no aparece. 




A finales de 2019 se filtran unos planos de patentes de Suzuki, donde "la turbo" vuelve a aparecer, de una forma muy básica, pues están centrados en el motor. En éste vemos nuevas tapas laterales, con nervaduras de refuerzo, un turbo todavía más cercano a la culata (cuanto más corto el conducto de escape que le incide, menos retraso de respuesta -turbo lag-) y dos radiadores de agua en el frontal, uno bajo al otro. El escape acaba en una enorme marmita-silenciador debajo del amortiguador. El chasis ahora es un multitubular, posiblemente en acero visto el diámetro, aunque son cosas que, como digo, no importan demasiado al ser planos de patentes del motor.

Recreación artística desde Japón por Autoby



En septiembre de 2020 aparecen más planos... pero esta vez sin turbo. El motor parece similar, pero sin compresor, lo que levantó esperanzas de que, al fin, Suzuki iba a jubilar su magnífico pero veterano 645cc en V, que debutó en ¡1998! en la SV 650 equipada con carburadores. Pero con el enésimo cambio de colores de las SV y V-Strom 650 para 2021 está claro que habrá que seguir esperando.




¿Al final veremos una Suzuki Turbo con motor de media cilindrada? Como ya expliqué en mi especial "los muchos motores moto" el utilizar compresores del tipo que sea aumenta la potencia, sí, pero también la complejidad mecánica y el calor emitido, para al final poderse conseguir lo mismo con más cilindrada. Así que supongo que el motor XE-7 al final sí lo veremos por las calles, pero sin turbo. Una pena, porque hace apenas dos años Suzuki hubiera ostentado con mano firme el trono de "super-sport ligera" que, con buena lógica, ha conquistado Aprilia con sus RS 660 de 100cv... sin tanta complicación mecánica.



Sigue aquí:  

23- Norton P86 Challenge 750 (1974)






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33


No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: