Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, por su aportación

08 julio 2019

Opinión personal. MotoE, comienza "el invento eléctrico"... con poca gracia

Y empezó MotoE. Con dos carreras de retraso debido al incendio de marzo, donde TODO ardió, desde las motos a los cargadores, desde la herramienta de todos los equipos hasta el equipamiento de los pilotos. Tanto fue así que llegué a leer en algunas webs opiniones de aficionados diciendo que "olía a quemado", y no por el incendio, sino por el pobre rendimiento que estaban dando en pista... y luego todo, absolutamente todo, perdido ¿para que pagara el seguro y "cerrar" el invento? Bueno, en Dorna se movieron muy rápido para espolear a Energica a fabricar más motos, a Ölhins y Brembo a suministrar más material... y que el campeonato empezara con la menor demora posible para callar muchas bocas. Y así a sido. Por ello mi felicitación al organizador y los implicados.

El problema es que esta "Copa Mundial" (no tiene status de Campeonato del Mundo) es que desde sus inicios nace coja, muy coja... o así lo veo yo. Primero y más importante es que tecnológicamente esta copa NO APORTA NADA. Siendo un campeonato monomarca y con prohibición de hacer mejoras los equipos, Energica (fabricante de las motos) apenas va a aprender poco. Sí, surgirán problemas de software, de hardware, pero la solución apenas será cambiar una pieza standard por otra similar. Excepto fallos graves que obliguen a soluciones drásticas, creo que apenas habrá evolución de la
primera carrera a la última.


Y ahí es donde más me quejo. El vehículo eléctrico es una realidad, pero las motos se están quedando absolutamente atrás. Sí, si vives en una ciudad un poco grande habrás observado que coches eléctricos se ven muy pocos, lo que más "eléctrico" hay son muchos scooters de "alquiler por minutos". Pero ¿y motos "grandes" que sean para más del A1? Nada, alguna de forma muy testimonial. Alguna Zero o Volta, algún scooter Vectrix o BMW, con suerte una Brammo y, si tienes mucha suerte, una Energica. Y eso en ciudad, porque en carretera, en tu bar de pueblo en tu zona de curvas favorita... nada de nada. Sí, tiene que llegar la Harley-Davidson Livewire y la Lightning "económica", las marcas japonesas han firmado un acuerdo para compartir tecnología de baterías extraíbles (y de sus "zonas de cambio"), parece ser que sí llegará la Kymco SuperNexKTM también prueba cosas... pero lo que está clarísimo es que los fabricantes de coches están aplicando sus impresionantes presupuestos en I+D en "lo eléctrico"... y las motos "moto" a verlas venir. Ni autonomía ni velocidad de carga. Nada. La moto eléctrica sigue siendo una quimera más allá de una ciudad o unos escasos cien kilómetros ida y vuelta.


Yo tengo una teoría y es que la evolución sólo se produce de tres modos: o porque lo demanda el público (aunque a veces "se les enseña a demandarlo", vease los últimos avances tecnológicos que "nos obligan a desear"), o por evolución militar o política, o por competición. Y creo que, para nosotros, lo mejor es la competición, la que motiva de forma civil a desarrollar ideas, conceptos, a inventar... para luego aplicarlo a la calle y convertir en dinero lo aprendido.


Competiciones de motos eléctricas han intentado crearse dos a nivel mundial, pero daba la impresión que una mano oculta les paraba, una vocecita les susurraba que en eso era mejor no invertir tanto dinero... que ese presupuesto podía ser más visible en otros lados. La FIM e-Power International Series nació muerta en 2010, pues escasamente llegaban a doce motos en parrilla con unas diferencias tecnológicas enormes, tanto que apenas hubieran corrido dos o tres si se hubiera aplicado la normativa del 107% del tiempo de vuelta rápida. En cuatro años desapareció, pues cuando intentaron unirse a la TTXGP era tarde. 
TTXGP fue un intento de crear un campeonato de motos eléctricas basándose en una primera prueba en la semana de carreras del TT de la Isla de Man en 2009. Los reglamentos los presentaron a la FIM para poder homologar las carreras que se iban a realizar en varios circuitos del mundo  y acabaron discutiendo por ello... lo que hizo que la FIM presentara las e-Power Series y TTXGP fueran a su aire, aunque curiosamente sin los organizadores del TT de Man, que decidieron aplicar sus propios criterios para su carrera. De ahí surge el TT Zero, la única carrera de motos eléctricas que sobrevive a todo aquello, que se evaporó en 2014. 


El problema del TT Zero es que el año que más participantes ha habido apenas eran ocho. Pero para que veáis la evolución tan grande que han tenido las motos, en 2010, primera carrera "no TTXGP", el ganador fue Mark Miller con una MotoCzysz E1pc, con un tiempo de 23m22'890s (96'820millas/h, 155'817km/h). En 2014 John McGuinness, con una Mugen ya daba una vuelta salida parada en 19m17'300s (117'366m/h, 188'88km/h). Y este 2019 Michael Rutter ha vuelto a batir el récord con otra Mugen en 18m34'172s (121'91m/h, 196'19km/h). Creo que la diferencia es evidente ¿no?


Bueno, volvamos a la FIM, a Dorna y a 2018. El promotor de MotoGP propone un campeonato de motos eléctricas a los fabricantes implicados: MotoE. El problema al parecer estuvo en que, para que las carreras fueran igualadas, se propuso algún tipo de "moto básica" en la que empezar todos y de ahí llevar un desarrollo bastante limitado... y no atrajo a nadie de los del Mundial el participar en una suerte de copa monomarca donde tú mismo te haces la moto sin salirte de unos planos impuestos. Visto que no había respuesta de los grandes fabricantes de MotoGP, Dorna lo intentó con otros desarrolladores de motos eléctricas. Pero ahí lo mismo ¿espectáculo o desarrollo? Los fabricantes quieren desarrollo, lo que implica dinero que ya no va a "la reina MotoGP", Dorna espectáculo. Ganó el espectáculo y, para garantizar la igualdad, solo podía ser una competición monomarca. Se aceptaron propuestas, se probaron prototipos y al final ganó Energica, que suministraría sus Ego en versiones "corsa", con suspensiones, frenos y neumáticos de competición, luces y demás zarandajas de calle eliminadas, y un poco de fibra de carbono para intentar bajar el elevado peso -sobre los 260kg- y con ello convertirlas en unas motos que puedan rodar con mínimas condiciones en circuito. 


Ya estamos en 2019, con el inicio de MotoE. De entrada los pilotos descubren en los primeros entrenamientos pretemporada que las motos pesan una barbaridad... como si en una Moto2 llevaran pasajero. Van sin cambio y con el freno de atrás en la mano izquierda, como si llevaras un scooter. Hay que llevar mucho paso por curva pese a sus 160cv. También que apenas se pueden ajustar y los pilotos pequeños tienen problemas de ergonomía. Luego lo peor: con tan poca autonomía (entre seis y diez vueltas dependiendo del circuito) apenas se pueden poner las motos a punto. Y como tardan tanto en cargarse, es lo máximo que se puede hacer... imposible probar reglajes, ajustes de geometrías. Nada. Así que acaban siendo más lentos que las Moto3.


Llegamos al Gran Premio de Alemania. El viernes se hacen dos jornadas de entrenamientos de media hora, uno por la mañana, otro por la tarde. El sábado otra novedad, la E-Pole: salen de uno en uno desde el pit lane, con una vuelta de acomodarse, una lanzada que te cronometran (sí, una, sólo una) y luego sin cortar mucho (para no molestar a otros) a boxes. De ahí sale la parrilla para el domingo.

El siete de julio (San Fermín) comienza la primera carrera de MotoE. A las 10'00h, después del warm-up, sin vuelta de calentamiento, directamente de parrilla a carrera. Siete vueltas, una menos de las previstas para que a alguno no le baje la capacidad de las baterías y el software "cape" el suministro. Dieciocho pilotos, doce equipos, de apenas 20 años a los 46 de Sete Gibernau. Pilotos probadores, pilotos de resistencia, pilotos de campeonatos nacionales y, lo más curioso, pilotos retirados. Todos juntos con las mismas motos.


Comienza la primera carrera de MotoE, la primera de seis. Parrilla en absoluto silencio. El safety-car es... eléctrico, por supuesto, un BMW i8. Se declara carrera en mojado, aunque el circuito apenas tiene parches y todos los pilotos salen con slicks. Salida. Un sonido... a scalextric invade el circuito, un ruido extraño, donde descubrimos que los neumáticos silban, los frenos chirrían, las deslizaderas crujen, los pianos del circuito tamborilean... Los pilotos a cuchillo desde el primer momento, con tan pocas vueltas no te puedes dormir. Las coladas y el entrar largo en las curvas es lo normal, el altísimo peso no perdona... y este circuito no es rápido. Esperad a ver las MotoE a los 270km/h que se espera hagan en algún GP. Los pilotos delanteros van bastante juntos, más motivados por las dificultades de llevar las motos por donde desean. El sonido... anodino al máximo, los micrófonos integrados en las cámaras no aportan nada divertido. Los Michelin de carcasa dura y goma blanda comienzan a soltar pedazos claros de goma en apenas dos vueltas. Tumbadas pronunciadas intentando conseguir el máximo paso por curva. Faltan tres vueltas y una caída con la que comienza el protocolo especial de MotoE: guantes especiales para los banderas, extintores, comprobar la temperatura de la batería... Al momento la verdad, el excesivo peso ha llevado la moto al airfence, destrozándolo, y la carrera se para. Clasificación según la vuelta cinco, apenas siete minutos y medio de "espectáculo". 1m27'456s como vuelta rápida en entrenamientos, 1m28'322s en carrera... un segundo y cuatro décimas más lentos que Moto3.


Niki Tuuli, Bradley Smith y Mike Di Meglio han formado el primer podium la historia de MotoE


Así ha empezado MotoE. Un gran cubrimiento por parte de Dorna (DAZN emitió la E-Pole y la carrera), entrevistas a los protagonistas antes y después, las motos muy lucidas para que los patrocinadores se vean bien... un espectáculo corto, soso y que no aporta nada tecnológicamente. A este paso lo eléctrico no será rival para las MotoGP en más de quince años. Muchos con los cambios "a lo eléctrico" que se avecinan. Y mientras los coches superando records con los Formula E año tras año ¿será porque el promotor es distinto al de la F1? No lo sé, pero la evolución está controlada pero es constante. Eso debería ser MotoE. Eso espero que sea. Pero por ahora... una copa de promoción sin gracia. A ver la siguiente.

Miguel


3 comentarios:

Luis dijo...

Gran comentario, Miguel.

Esta claro que moto-e hoy por hoy es un rollo. Y en general las motos eléctricas (salvo los scooter de alquiler) no acaban de cuajar. Están muy lastrados por las baterias: pesadas, caras y de poca capacidad...por ahora...

Pero son el futuro. No me imagino que se vendan motos de explosión dentro de 20 años. Todas serán eléctricas para combatir el cambio climático.

Por ahora las grandes marcas (Honda, Yamaha...) no se han tomado en serio las eléctricas, pero es cuestión de tiempo. En cuanto lo hagan el panorama cambiará.

Tengamos paciencia con moto-e y entendamos que no podemos exigir a esta categoría lo mismo que a otras categorías más consolidadas.

amigo dijo...

Si se quiere evolución, ha de haber competición.
Si la competición es todos con la misma moto, eso no servirá de nada, salvo para aburrir y molestar a los demás.
Si es algo nuevo, tienen que dar pista libre a la inventiva, desarrollos, pruebas, nuevos materiales, ideas, el genio de algún iluminado que descubra o invente algo que haga avanzar a otro nivel superior, etc...
Así no sirve para nada.

MiguelXR33 dijo...

Luis, considero que tienes razón, hay que entender que una categoría nueva necesita adaptarse. El problema es que los que se adaptarán serán los pilotos y equipos, que conocerán en cada carrera y entrenamiento un poco más de la moto. Pero hasta ahí. No habrá evolución, solo puesta a punto y adaptación. Así que ¿para qué vale MotoE excepto de ser una copa de carreras sin ruido, lenta y muy corta?

Por ello estoy, personalmente, más próximo a la opinión de "amigo". Sin evolución tecnológica no puede llegar la revolución. Por ahora los avances sobre baterías y software de control está llegando del mundo-coche que, sí, de acuerdo, tienen presupuestos mucho más grandes.

Pero otra forma de buscar un salto tecnológico es la competición. Y con este MotoE Dorna, a mi entender, está haciendo justo lo contrario que vende: están frenando la evolución de las motos eléctricas. ¿Que ahora son "visibles"? ¿y qué? ¿en serio esto que enseñaron el domingo es "vendible"? Desde luego nadie va a invertir en ello, pues está bloqueado por ser monomarca. Entonces ¿qué? ¿donde correrán "los cerebros", los que quieren probar cosas? Si MotoE fuera en "abierto" está claro que pasaría como pasó en la E-Power y en el TTXGP: motos rápidas junto con verdaderos trastos. Pero había distinción, había evolución... solo hay que ver los números que aporto del Zero TT para verlo ¡cuarenta km/h más de media en diez años! ¡cuarenta! Eso es evolucionar. Aunque corran cuatro. Lo de MotoE... solo alegra a los patrocinadores.

O eso pienso yo.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.