Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

04 octubre 2018

Supaidaman, el Spiderman alienígena, motero y japonés, de los años 70. ¡¡¡Espectacular!!!

Todos sabemos que la imaginación japonesa, no tiene límites. Su capacidad para crear escenarios inverosímiles y universos alternativos con algunos de los personajes que ya conocemos, es proverbial. Me encanta Japón, y su manera de creerse y meterse en el papel de sus propias fantasías.

En los años 70, el público japones, pudo disfrutar de su propia versión de Spiderman. Desde luego que no estamos hablando del Spiderman que todos conocemos, ya que en esta ocasión hablamos de un indivíduo con superpoderes, que es mas una mezcla entre Power Ranger, Ultraman, Voltron, y alguno mas.... La extraña mezcla se remata con su frase definitoria: "El mensajero del infierno"
Como podréis comprobar, se trata de algo completamente diferente, con nada que ver del personaje original.

Esta serie no es algo "pirata", ya que procede de un contrato de colaboración entre Marvel y Toei, que les permitía intercambiar franquicias entre sus respectivos países, con total libertad de uso. Eso permitió que Toei pudiera utilizar el personaje como le viniera en gana, y muy adaptado a los gustos japoneses, y lleno de robots, explosiones de humo, artes marciales y monstruos, como es propio del genero conocido como Tokusatsu.


Con todas estas premisas nació Supaidaman, que además de cumplir con todos los requisitos anteriores era un motero de pies a cabeza, llamado Takuya Yamashiro. Este recibió sus poderes de un extraño Alien, que le otorgó sus poderes arácnidos, con la finalidad de librar una batalla intergaláctica contra el Profesor Monstruo, y el grupo de la
Cruz de Hierro.
Bajo el grito de ¡¡¡Soy el mensajero del infierno!!!, ayudado de su pulsera plateada, y de Leopardon, que era un Robot gigante, que pilotado por nuestro héroe, luchaba contra otros Robots y Monstruos procedentes de otras galaxias.

Toei pretendía crear nuevos personajes que escaparan del Copyright de Marvel y que le permitieran lanzar el Marketing de  sus propios personajes . Leopardon, varios robots y monstruos, tuvieron su comercialización en forma de juguetes, e incluso una nueva serie llamada: Super Sentai.

La serie solo disfrutó de una temporada de 41 episodios, además de una película, que por cierto, tuvo un importante éxito, naturalmente en Japón.
Hoy es una serie de culto, muy difícilmente recopilable, ya que fue lanzada en VHS. Si por alguna casualidad la tienes, debes de saber que tienes algo con bastante valor....

La moto que piloto tan diestramente nuestro héroe, que es un consumado piloto de motocross, es una Suzuki muy Trail, con una incalificable cúpula de resistencia.... lo dicho incalificable. Aveces suena como un tetracilíndrica, otras como una 2t, otras como una bicilindrica, y raras veces suena como tiene que sonar. Además, fijaos en que yendo por la tierra, sus frenadas suenan como si lo hiciera un coche por asfalto.

De verdad, no os perdáis ni un minuto de este vídeo, porque es absolutamente sublime.

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.