Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, por su aportación

16 noviembre 2017

Novedades 2018. Aprilia RSV4 FW-GP, o como pilotar una auténtica réplica de MotoGP

Álvaro Bautista hizo debutar la primera Aprilia RS-GP,
una ART con motor MotoGP
Algunos de los que escuchabais mis audios sobre MotoGP sonreiréis al recordaros una palabra, "hipervitaminada", que usaba cuando me refería a la Aprilia RS-GP que pilotó Álvaro Bautista y Stefan Bradl. 
Haré un poco de historia: en el año 2012 Dorna, aprovechando que volvían a subir la cilindrada de la categoría a 1000cc, admitió en una subcategoría llamada CRT (después Open) la utilización de motores de calle. Aprilia aprovechó la oportunidad para regresar "por la puerta de atrás" a la categoría reina creando las ART: motores de SBK todavía más apretados, chasis con las mismas medidas pero creados "a mano" para "que fueran prototipos", llantas de 16'5", frenos de carbono... Un híbrido que funcionó muy bien (ganó los dos primeros años de la subcategoría) y que sirvió de base para el regreso definitivo de la marca en 2015 de la mano del equipo Gresini. Ese año se siguió utilizando la ART con motor de calle muy preparado, tanto que incluyeron cierre de válvulas neumático, cambio seamless, diámetro de 81mm y otros muchos trucos.


Aprilia RSV4 FW Misano.
Lo más cercano a una auténtica W-SBK
Mientras, en la fábrica, ese mismo 2015 decidieron crear una serie de RSV4 sólo para circuito: las FW (Factory Works). Dependiendo del nivel de preparación que se deseara (o se pudiera pagar) tenías hasta tres variantes: FW-SSTK1 (preparación de suspensiones, frenos, aligeramiento general); FW-SSTK2 (lo mismo pero motor preparado con especificaciones SuperStock hasta 204cv); y FW-SBK (con motor preparado hasta 215cv y adaptada al reglamento de W-SBK). El año pasado Aprilia presentó una cuarta, la FW Misano, donde los componentes eran lo mejor que puedes encontrar para competición y el motor ya iba a 230cv, prácticamente un motor de fábrica para SBK.

Pues bien.... ahora hay una quinta opción. Preparaos los machos porque a estas FW se le incorpora el motor de MotoGP que os comentaba antes: válvulas con cierre neumático, diámetro de 81mm, cárteres especiales, tren interno totalmente de carreras, escape Akrapovic full titanium sin silencioso, cambio extraible tipo cassette... para superar en mucho a las SBK: 250cv de potencia bestia, pura y totalmente real. Aquí la Aprilia RSV4 FW-GP:



¿En cuanto se aparta de una RSV4 "de calle"? Pues aquí un pequeño listado:

-Motor con diámetro de 81mm (lo máximo admitido en MotoGP, 78mmø en la RSV4 de calle).
-Cierre de válvulas neumático.
-Distribución por cascada de engranajes (cadena de serie).
-Escape artesanal Akrapovic réplica del usado en MotoGP.
-Centralita APX con especificaciones W-SBK. El piloto podrá personalizar todos los parámetros y adecuarlos para cada circuito.
-250cv certificados al cigüeñal.
-Suspensiones Öhlins FGR 300 delante y TTX detrás.
-Frenos con discos T-drive de 330mmø y pinzas monobloque GP4 RR de Brembo.
-Basculante artesanal con anclaje regulable en altura +-25mm.
-Kit de pipa de dirección ajustable para variar el ángulo a voluntad, siguiendo la homologación para W-SBK.
-Tija de dirección artesanal.
-Llantas de magnesio forjado Marchesini de competición.
-Electrónica de competición (cuadro, piñas, batería...).
-Depósito de aluminio de 22'5 litros.
-Carenado y fibras de carbono, así como la caja de admisión y otros componentes.
-Profusión de piezas de titanio y aluminio artesanales.
-Opción de alerones aerodinámicos al estilo MotoGP.

Y hay más en esta bestia de 250cv y apenas 160kg: con la compra de una el afortunado podrá visitar la fábrica con categoría vip y comprobar cómo crean su moto. Además habrá una jornada de "ajuste" en circuito, el que participará un mecánico de fábrica para ayudar al piloto a conocerla y adaptarse a ella. Y también cada vez que se quiera rodar -en circuito únicamente, claro- se podrá solicitar a un mecánico de fábrica para que ayude a la puesta a punto.




Como podéis imaginar, todo esto no es para nada barato... unos 160.000 euros. Sí, la Honda RCV 1000 S era más cara para "apenas" 200cv y no tenía cierre neumático de válvulas, pero es que aquella estaba homologada para poder rodar por la calle con ella, y en la Aprilia RSV4 FW-GP "de calle" apenas tiene las pegatinas que imitan los faros (que, por cierto, no sé qué hacen ahí). Pero es cierto que el motor no sólo es mucho más potente, es que sí está muy cerca de MotoGP... de MotoGP Open. ¿Dispuesto a abrir la hucha?







Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.