Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

20 noviembre 2014

BMW K-Agusta 1200 por Larry Romestant: el "ladrillo volador" retrocede en el tiempo

Cuando comenzó la comercialización de la BMW K 100 en el año 1982, no pude evitar el convencer a mi padre para ir a Valencia a verla. El conjunto "moto" (chasis, suspensiones, frenos, diseño de depósito y asiento...) eran normales, hasta un poco anticuados comparados con los chasis de tubos rectangulares, horquillas con anti-dive, monoamortiguadores con bieletas o pinzas de freno de varios pistones de las japonesas que arrasaban por entonces. Pero lo verdaderamente llamativo, sin duda, era el motor.
Aquel "bloque" no podías entenderlo al primer vistazo... suponías un cárter inmenso que no llevaba cilindros arriba. Tenías que cambiar tu forma de ver la disposición de un motor, de la posición de su cigüeñal, de su culata. Pese a que yo tenía 16 años y "poco mundo motero" he de reconocer que me costó.
Larry Romestant con su BMW K-Agusta 1200
Por eso cuando vi las fotos de la BMW K-Agusta 1200 de Larry Romestant, no pude sino sorprenderme positivamente al ver la valentía del preparador, que se planteó sin miedo el llevar el "ladrillo volador" 
-como le llamaban en otros países- a una estética propia de los años 60 y 70. Claro, cuando uno es ingeniero mecánico y diseñador de componentes para moto, ya tienes mucho ganado... pero hay que tener imaginación y buen gusto. Y ha demostrado que tiene mucho de ambos.

Si empezamos por el motor, éste proviene de una K 1200 RS de 2004, con la admisión modificada (toberas y mariposas, inyectores, filtros K&N, centralita Bosch Motronic 2.2...) y escapes 4en2en4 con silenciosos de clara inspiración Magni-MV. En la parte lateral derecha lleva un radiador de aceite. La caja de cambios es de seis velocidades. La transmisión secundaria pasa a ser de dos brazos
reforzados, provenientes de las BMW boxer de los 70, así que el cardán no es articulado.


La parte ciclo es de una K 1100 LT '97 convenientemente modificada (refuerzos delanteros, cojinetes esféricos para apoyar el basculante, subchasis reformado...). La suspensión delantera proviene de una K 75, con un robusto puente de horquilla Tarozzi. Detrás lleva dos amortiguadores Velocette ajustados para el conjunto, con un soporte que permite variar su ángulo de ataque.

Llama mucho la atención dos puntos: 
-Uno son las llantas de radios de 18", equipadas con finos neumáticos 100-90 delante y 130-60 atrás Bridgestone Spitfire II
-La otra es los frenos de tambor en ambas ruedas. El delantero es un 200mmø de cuatro levas que proviene de una Suzuki GT 750. Como podéis imaginar al estar diseñado para una ligera dos tiempos que pesaba casi cincuenta kilos menos de los 230kg que 
declaran para esta K-Agusta, se queda bastante justo, pese a llevar forros de última generación, tener reforzada su refrigeración y tirantes de leva remodelados para que no flexen. De hecho Romestant está pensando en instalar 4Ls Grimeca o Fontana "60's replica" mientras crea su propio tambor de 250 o incluso 300mmø. Eso sí, el tacto es "de un dedo" con un sistema pendiente de patente con un multiplicador hidráulico bajo el depósito. Atrás lleva el original BMW, lo que ha obligado a crear un cubo de rueda mecanizado a partir de un bloque de aluminio 7075.

Y ahora pasemos a lo más bello: la estética, inspirada en las café-racers europeas de finales de los 60. Ya he comentado sobre los escapes Magni réplica, los amortiguadores cromados, las llantas finas de radios o los tambores, pero el resto también bebe de ideas italianas: El depósito se 
inspira (menos cuadrado y más estrecho) en el de la MV-Agusta Latina del 74. De la Ducati SS 750 tenemos la forma del colín. También la luz trasera viene de una SS. Luego se nota claro ese aroma europeo en faro, manillares, retrovisores o los bellos -y modernos- relojes ampliados con elegantes indicadores. Y para acabar de rematarlo la combinación de los brillos pulidos en tapas de motor, depósito, colín, llantas, tambores; con el negro mate del interior del cárter, colectores o silenciosos; el bello verde Imola del chasis y soporte del faro; o el marrón del forro del asiento o los puños.

"Mi objetivo era construir una moto que pareciera estar construido todo para ella. Quería que pareciese como si hubiera sido producida por BMW y haber sido encontrada en la sala de exposición de cualquier distribuidor... aunque el motor fuera de una década siguiente"

Pues por mi parte, señor Romestant, lo ha logrado plenamente.















Fuentes: Return of the Café Racers y Pipeburn





Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Joder que moto más bonita. Se me cae la baba. Es increible que de una moto tan rara como las K hayan hecho ese bellezón. Ahora, miedo me da pensar en frenar.

Muy bueno el blog.

Anónimo dijo...

Una pasada de transformación. No había visto nada igual.Detalle tras detalle, una pasada, imaginación,buen gusto y poder.. mucho poder !!!

MiguelXR33 dijo...

Tienes toda la razón... es una auténtica pasada. Debe ser bonito disponer del gusto, de los contactos y del capital para llegar a esta maravilla.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.