Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia.
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

24 mayo 2014

Muy Recomendable: BULTACO VUELVE CON DOS ELÉCTRICAS ¿ES LA HORA DE LA REVOLUCIÓN? (por Carlos Domínguez en Motorpasión Moto)

Ya he contado más de una vez que a veces me inspiro en artículos que leo por internet. Y muchos de esos trabajos están tan bien hechos, me parecen tan buenos... que, la verdad, me gustaría hacerles publicidad. Así que aquí tenéis, yo os pongo el principio y si, como creo, os gusta, podéis continuar su lectura en el propio envío. Espero que no les moleste a los autores.           Miguel


BULTACO VUELVE CON DOS ELÉCTRICAS ¿ES LA HORA DE LA REVOLUCIÓN?

Por CARLOS DOMÍNGUEZ en  Motorpasión Moto.
Hace pocos días Bultaco volvió al escaparate mundial. La compañía nacida un 17 de mayo de 1958 de la mano de Don Paco Bultó –y desaparecida en los 80– ve ahora una gran oportunidad de regresar a sus mejores momentos aprovechando una situación mundial única e irrepetible. La marca presentó sus dos primeros modelos; dos motos 100% eléctricas que buscan ser la referencia del sector desde el mismo día de su presentación en Londres.
Utilizando una misma base nos encontramos con la Bultaco Rapitán y la Rapitán Sport. Se construyen entorno a su motor PowerCORE de 40 kw (unos 53 cv) y 125 Nmw con un peso de 189 kg. Para hacernos una idea, por ejemplo, el par de la Ducati Diavel es de 130,5Nm. Todo el sistema electrónico (regeneración de energía de frenada, gestión de energía etc…) es controlado por la BCU, Bultaco Control Unit, gracias al cuál disfrutamos de hasta 200km de autonomía y una punta limitada a 145 km/h. La Rapitán, por aspecto y dinámica, es una moto más urbana mientras la Rapitán Sport sería la moto destinada a una conducción con sensaciones más fuertes. Pero, quizás os hayáis preguntado como yo, ¿era, de verdad, la hora de levantar una marca de sus cenizas con motos eléctricas? Sí, os contamos por qué.
La primera de las razones que no sólo justifica sino que hace necesaria la entrada de un proyecto como el de Bultaco es meramente social. Histórica. Nos encontramos en un mundo donde ya hay más coches híbridos en el mundo que pelirrojos en Irlanda. Donde las ciudades grandes se hacen más grandes. En ciudades europeas como Bruselas o Londres, un ciudadano pierde una media de más de 80 horas al año en atascos. La polución y contaminación acústica derivada de los medios de transporte actuales es inevitable y nuestras ciudades son...


1 comentario:

MiguelXR33 dijo...

Yo estuve aguantando el (horrible) streaming de la presentación. La verdad es que cuando las vi, esperaba otra cosa... pero claro, había que leer, y leer mucho.
.
.
Lo que he podido ir averiguando poco a poco sobre motos eléctricas (aleccionado por mi amigo Paco Blasco, el líder del proyecto BGR X60 de cross/enduro/supermoto http://www.voromv.com/2014/04/bgr-xes60-la-revolucionaria-moto.html) es algo similar a lo que Carlos muy bien nos ha explicado: el mercado eléctrico es el futuro... y dentro de nada eclosionará.
.
.
Ahora está el tema del "miedo a lo nuevo", buscamos "problemas" para no fijarnos en las motos eléctricas, hablamos de precio muy alto, de baja autonomía, de dificultad de recarga, de alto peso... todo ello cierto. Pero Carlos ya se ha "cargado un mito" explicándonos que prácticamente en 40.000kms no habrá más gasto que neumáticos, pastillas de freno, cargar las baterías y, quizá, alguna bombilla que no sea led.

La autonomía... depende de el uso que le des, claro, pero por ahora queda claro que una moto eléctrica (lo mismo pasa con los coches) NO son vehículos para viajar. Hay que olvidarse de ellos para largas salidas matinales, o grandes distancias, excepto que no te importe parar más de dos o tres horas para cargar. Pero es que si nos fijamos bien, la mayoría de nosotros apenas hace un viaje de más de 200kms al mes... muchos ni eso. Sí, ya sé que alguno de vosotros sale todos los fines de semana y "eso" es lo que haces antes de almorzar, pero lo normal, en el día a día, es no hacer más de 70kms para ir a trabajar/buscar trabajo/estudiar... incluso esos que tienen majestuosas Gran Turismo o Adventures con sus gigantescas maletas y que las aparcan en las calles céntricas de la ciudad.
Además, hay que tener en cuenta que parte de la gran evolución en la autonomía no está viniendo de las baterías... sino del software que controla su carga y descarga. Y es ahí donde realmente está la diferencia en estos últimos años. Mi amigo Paco me explicó lo que ellos estaban desarrollando... y me quedé en "la segunda página del libro", la verdad ¡vaya trabajo!

En cuanto al alto peso, es directamente proporcional a la cantidad de baterías... y al diseño que tenga el conjunto. La gran mayoría de de las motos eléctricas son caras en su motor y baterías... y mediocres en el resto: mucho acero en vez de aluminio, plásticos gruesos y toscos, diseño "industrial" más que armonioso... y casi todas son scooter, que en las de gasolina normalmente siempre suelen ser más pesadas a igualdad de cilindrada que una motos normal. Así que aquí lo que nos propone Bultaco es "una moto", de medidas normales... y si comparáis la Rapitan con una Kawasaki Versys o una Honda NC 750 X (para mí tienen un concepto parecido y unas prestaciones en su conjunto similares) veréis que son perfectamente equiparables. Incluso "en papeles" son más pesadas las de motor de combustión.

Yo espero que estas Bultaco, sobre todo la Rapitan (para mí la más vendible) se conviertan en el punto de inflexión en el mundo de la moto eléctrica. Lo que está claro es que el equipo humano que tienen detrás es líder en este campo, y el nombre Bultaco ha hecho que de pronto sean conocidos en todo el mundo. Buena suerte.
.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.