Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

15 abril 2011

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 1- La manía del casco personalizado... (y parte 3)

Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más de unos larguísimos veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando?... no lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta...


1- LA MANÍA DEL CASCO PERSONALIZADO... (y parte 3)
Ya sabéis que los cascos no son eternos aunque no los estampemos. Se van deteriorando por fuera y, sobre todo, por dentro. Así que en 2005 llegó el Mk-3, un Shoei X-8 que me pintó un afamado artista local. Eso sí, no solo algunos detalles tuvo que rehacerlos porque los pintó "a su bola", sino que además me costó una buena pasta...
Rodando en el futuro Circuit Ricardo Tormo... (foto de Voro... ¿te acuerdas?)



En 1999 mi amigo Lionheart me regaló su Bultaco Frontera y la montaña (por fin) entró en mi... y con ello la competición. Así que necesitaba un casco off-road. El Mk-4 es un FM cross algo veterano ya entonces, que tuve que pintar de blanco (después de quitar medio millón de pegatinas) y que decoré con vulgar iron-fix pensando que cada dos por tres debería estar arreglando "mataduras". Pues como lo hice lo tengo guardado, fíjate... 
Albaida 2000, mi primer paso por meta... posible gracias a un montón de amigos.

En 2004 llegó el momento del paso definitivo a la montaña, adiós motos de asfalto, hola XR 600... con la que lo más que hice fue kms "en lo negro". Pero había que cambiar el trasnochado casco anterior, y qué mejor para el Mk-5 que un moderno HJC CL cross, esta vez decorado con vinilo de calidad. Unos años después aproveché para quitarle unas rayas y le puse las cintas doradas que le faltaban... por lo que ahora es el Mk-5 evo :-D
El Mk-5 y la XR... buenas migas.

En el 2008 cada vez hacía más asfalto, y el viejo Mk-3 ya estaba muy mal por dentro... necesitaba un integral. Así que llegó otro HJC, un S-Max abatible y con "gafas" interiores. Decoración "a medias" entre David de AutoAldaia (pintura roja y barniz) y yo (desmontaje, diseño, vinilo negro y dorado, montaje). Es el Mk-6.
Una moto Trail (de verdad) y dos cascos, uno campero, otro asfáltico...


Así que como los cuido mucho, por ahora no hay mas... Pero por supuesto espero tener muchos años y otros muchos Mk con los que ampliar la "colección". Por ello, aquí termina esta historia de cascos... por ahora.



2- Algunas sendas no van a ninguna parte...   





1 comentario:

Anónimo dijo...

Pedazo de historia Miguel, eso es amor a tu diseño, envidia de verte con una Bultaco, ese es mi sueño frustrado.

Enhorabuena buen reportaje sobre tu diseño de casco, que se enteren los pilotos que también podemos hacerlo los mortales...

Mianca.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.