25 marzo 2018

LOS MUCHOS MOTORES-MOTO. 20- Comprimidos (y parte cuatro)


LOS MUCHOS MOTORES-MOTO. 20- Comprimidos (y parte cuatro)

¿Será Suzuki la siguiente marca en sacar motos comprimidas?
En el futuro... pues seguimos "en silencio". Aparte de algunas patentes de Honda donde se observan turbos y compresores en los planos, sólo de Suzuki se sabe interés en la idea. De hecho fue eso, un concept, lo que presentaron a finales de 2013: la Suzuki Recusion 600 Turbo. Se trataba de un bicilíndrico en paralelo de unos 600cc (588cc según algunas revistas) equipada con un turbocompresor a la altura del cárter (perfecto para ser bien refrigerado y acortar el tiempo de retardo en la respuesta), de la que en una presentación a distribuidores anunciaba 100cv. Tal como indiqué en mi artículo, me llamaba la atención que llevara neumático trasero de 160 (propio de un motor de 60-80cv, no de 100), por lo que podría haberse tratado de un -lógicamente- motor "modular" que pudiera ir con o sin turbo para con la misma
evolución equipar motos de distintas categorías y potencias.



Teníamos que saltar a dos años después, finales de 2015, para que en el salón de Tokio Suzuki presentara un nuevo motor llamado XE-7. Volvíamos a ver un twin paralelo de un aspecto totalmente moderno (embrague elevado para acortar el cárter, doble eje de equilibrado, DOHC, cuatro válvulas...), pero se apreciaban diferencias con el equipado en la Recusion. Y no hablo de las tapas laterales, que son distintas, sino mecánicamente: el turbo (que parece un pequeño Mitsubishi TD0414G o 15G, muy usado en motores coche de pequeña cilindrada) está todavía más alto y cercano a la culata, casi lo máximo posible. También el intercooler (el radiador que refrigera el aire de admisión, calentado al ser comprimido) cambia su ubicación, de un lateral a por encima de la culata (se supone que una toma frontal lo refrigerará). Por último decir que su nomenclatura nos hacía presuponer que la cilindrada podría acercarse a los 700cc y que la rumorología ya habla de 120cv.




¿El problema? Pues que parece ser que la crisis global que hemos (¿estamos?) pasado ha golpeado con dureza a Suzuki. Sólo hay que ver las poquísimas (para el tamaño de la empresa) novedades presentadas estos años. Y en eso están, "dando capotazos", posiblemente para seguir atrayendo la atención sobre la marca. Sí, en el diciembre pasado trascendía una foto robada en una presentación de novedades en Grecia, donde se ve claramente que una de las incorporaciones que se esperan para 2018 es una GSX-700 T... blanco y en botella, la nueva turbo de Suzuki. También hay patentes claras donde se ve una Recusion con variaciones (motor XE-7 con intercooler superior, chasis tubular en acero) y registro de nombre míticos en la marca como Katana y Gamma. Así que esperemos que, por fin, veamos otra nueva turbo en el mundo-moto... treinta y dos años después.


Pero ¿para qué los turbos y compresores en las motos?
Bueno, en coches está claro: buscan poder pasar las cada vez más restrictivas normas anticontaminación mundiales. Con motores comprimidos pueden rebajar la cilindrada, lograr cámaras de combustión más pequeñas y una mejora evidente en la combustión y generación de contaminación.
Imaginad que ese turbo, bien caliente después de un atasco
en ciudad, toca tu pierna... directo al hospital de urgencia
El problema es que en moto no hay sitio para tanto. En el vano de un coche puede, pero colocar como mínimo un compresor, la fontanería necesaria y un intercooler es difícil, muy difícil cuando no hay espacio (como vimos en el Peugeot Satelis 125 C). Además tenemos otro problema muy importante: la generación de calor. En un coche esos focos de alta -muy alta- temperatura los tenemos "encapsulados" en el vano motor, pero en una moto está al aire... y eso puede afectar indirectamente al piloto (calor que le llega) o peor, directamente (contacto con el punto).
Además, volvemos a lo mismo: complejidad mecánica. Si son motores pequeños, con uno grande consigues casi lo mismo con menos piezas y líos. Si son grandes, se vuelven motos muy exclusivas debido a su potencia y precio. En el caso de Kawasaki yo creo que, sencillamente, es para llamar la atención. En el caso de Suzuki, espero que no sea (como vimos en Norton y los motores Wankel) un intento de "salvarse" buscando nuevas tecnologías. La cuestión es que yo, personalmente, no creo que ni los turbos ni los compresores hayan llegado al mundo-moto de nuevo para quedarse... no los veo necesarios. El mundo va a hacia otros derroteros como explicaré en el capítulo siguiente.


Sigue aquí:  

LOS MUCHOS MOTORES-MOTO. 21- Eléctricos (parte uno)






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.