24 octubre 2013

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 38- Una semana-moto intensa (que realmente fueron diez días)

Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más de veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando?... no lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta...


38- Una semana-moto intensa (que realmente fueron diez días)

La verdad es que este año, si hablamos de montar en moto, está siendo muy malo para mí. De la crisis económica no os voy a nombrar nada, ya sabemos cómo va. A mí, muy mal. Y encima tener en cuenta que lo poco de que he dispuesto lo he invertido en transformar la Suzuki DR 750 Big en mi Garbí 750. Así que hasta el verano sólo puedo nombrar dos salidas por montaña con los amigos del Foro DR-Big (SalvaBRH, Javier G. y Sergiete1974) y dos viajecitos por aburrida autovía con Voro a Betxí y Xátiva. ¡¡Ah!! Y no me olvido que gracias a Paxau probé las SuperMoto de Eric Bougelet y Jose Manuel Esteve.


Pero hay veces que, sin esperarlo, la suerte viene a tu encuentro y, de pronto, en septiembre, tienes la oportunidad en apenas diez días de salir cuatro veces en moto ¡¡¡y dos de ellas invitado!!! Os cuento:

-Día 10, martes. Junto con mi amigo ManoloMk10, cargamos sus GasGas EC 300 y Bultaco Frontera Mk11 370 y nos fuimos a hacer la comparativa “el Túnel del Tiempo” que conté hace unos días en mi especial nº 1000. La verdad es que literalmente Manolo lo puso todo (desde el transporte a las motos) y yo sólo me dediqué a disfrutar de las enduro –sobre todo la Bultaco… tuve una igual- y de su charla en la furgo. Bueno, y él de mis rollos sobre la Freeride 250 que tanto me gusta.

-Día 14, viernes. El día anterior fui a coger la Garbí… y estaba sin batería (“sólo” cuatro semanas sin moverla). Así que con esto como excusa, estaba claro que tenía que rodar con ella para cargar… ;-D No podía ser muy lejos (gasolina) pero tenía que ser un buen rato ¡¡¡nada como hacer montaña para eso!!! Así que me ayudó a empujar mi hijo Rubén, traje de romano y a disfrutar de mi querida Sierra Calderona. Despacio, sin jugármela ni en bajadas ni en curvas, disfrutando de su par motor y el poco ruido que hace su escape de serie, parando a beber en
las fuentes… La verdad, bello y gozoso. ¡Ah, un mes después, no ha dado problemas de batería!

-Día 16, lunes. Otro regalo inesperado. Joselu es un amiguete del pueblo que, después de una Custom super-preparada, decidió saltar a una RR… y encima compró una Ducati 749. Como no se aclaraba con ella, decidió cambiarla por una Yamaha R6 de las actuales… y, por supuesto, tampoco es que atinara mucho con la radical 600. Un día antes de verano estuvimos comentando sobre ello y él me pidió que le diera algunos consejos y lecciones, pero ahí quedó la cosa.
...Ahí quedó hasta que ese lunes por la mañana (yo seguía de vacaciones) lo veo con una negra Ducati 749: “es de un amigo que me la ha dejado para que la ruede”. Un flash pasó por mi mente y le solté: “¿entonces ahora tienes dos motos para salir?” …y claro, tragó el anzuelo: “sí, las tengo ¡si no tienes nada que hacer podíamos salir esta tarde y me enseñas a trazar!”
Y claro, como no ayudar a un amigo… :-D    :-D    :-D
No fuimos muy lejos, pues a unos 20kms tenemos el puerto del Oronet (al lado del Garbí), suficiente para lo que necesitábamos. Así estuvimos media tarde dando pasadas subiendo y bajando la montaña. Lo importante es que cuando volvimos Joselu se encontró mucho más suelto, hacía las curvas un poco menos “cuadradas” y volviendo por la autovía se le vio mucho más por el sitio.
¡Ah!. Y le demostré que estas motos, de marcador, pueden hacer mucho más de XXXkms/h (no, no lo pondré hasta que prescriba, no sea que a alguno se le ocurra escribir “de una forma más oficial”)

-Día 18, miércoles. Y para acabar, más asfalto, y más el típicamente valenciano pensado y hecho (pensat i fet). A las dos me encuentro un compañero de trabajo: “¿Tú también vienes a la salida?” "¿¡Salida!?" (Mierda de redes sociales, como no tengo de eso estoy fuera de cualquier grupo). Cuando me dijo que íbamos a ser siete y todos buenos, pues no pude evitar el comer rápido, equiparme y acudir a las cuatro en el punto de encuentro. Gasolina, café rápido ¡¡y curvas mucho más rápidas!! Una vuelta por nuestra conocida Alcublas, luego Viver, Jérica y una parada en Montanejos a fumar, fotos y algo de charla. Otro retorno a “buen ritmo” a Jérica, autovía tranquila hasta Altura, Cueva Santa, Alcublas, y cervecita en Casinos en el bar El Surtidor, donde siempre Amador, Luci y Pili nos tratan tan bien. Aunque no pude seguir a los de delante (Parrita y su R1 crossplane, GassAttack con su KTM SM 690, Jorge S. y su T-Max) si pude aguantar los envites de Ruiz con su Honda NC 700 X, mientras Vicocus –CBF 600- y Fran –KLE 500- iban a su ritmo. La verdad, no estuvo mal para un oxidado cuarentón de 105kg que lleva una Suzuki de veintidós años… ¡si hasta mi neumático trasero, con ocho años, es más viejo que sus motos!!



Ahora, claro, llevo otra vez semanas de secano, pero no desespero: dentro de nada comenzará el fresco de verdad aquí en la zona Mediterránea y con ello volverá la temperatura ideal para no sudar en carretera… y mucho menos en montaña, donde la verdad es que me apetece “regresar” y disfrutar de la cinturita que se le ha quedado a mi Garbí…




"A de Plata" sigue aquí: 39- "El arranque, a palanca, como Dios manda"
.



No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.