Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas y Esteve Vinolas, por su aportación.

27 noviembre 2022

Novedades 2023. Honda CL 500 Scrambler: vuelve lo sencillo

Honda CL72 250 twin, 1962
Si miramos al pasado, veremos que hasta más o menos los años cuarenta las motos eran, sencillamente, motos. No habían categorías, no habían especialidades. Con la misma unidad podías viajar, correr en asfalto, en tierra o usarla como transporte diario. Pero llegaron los cincuenta y, con ellos, la especialización. Primero llegaron las motos deportivas para asfalto, luego las adaptadas a montaña. Y de ahí surgieron las Scrambler, motos de carretera con especificaciones especiales para poder rodar por cualquier tipo de camino, tanto de asfalto como de tierra: unas suspensiones un poco más altas, un escape elevado, un motor protegido, un manillar más alto... y a la montaña, a la carretera, donde quisieras. En los sesenta estas Dual Purpose (Doble Uso) se pusieron de moda y sólo la extrema especialización que llegó unos años después, cuando aparecieron las Enduro, acabó con ellas... por un tiempo.

Honda SL 350 twin, 1970
Hace una década las Scrambler regresaron y, por ahora, parece que no quieren dejarnos. Nosotros, los aficionados, no queremos. Las marcas las diseñan y fabrican, los preparadores las adoran y muchos motoristas adaptan sus motos de carretera, sus trail o sus custom a este doble propósito que pide poco y da un rango de posibilidades muy amplio. En muchos casos su sencillez extrema, su facilidad de conducir en cualquier circunstancia y su estética de aventurera de corto recorrido hace que veamos muchas en concentraciones, reuniones y lugares moteros varios. 

Uno de los impulsores de la categoría en los sesenta, Honda, vuelve a ofrecernos su idea del concepto. Usando la base de una custom ligera, la CMX 500 Rebel, ahora llega una moto sencilla y clásica que aspira a hacerlo todo con poco esfuerzo. Con vosotros la Honda CL 500 Scrambler:

Honda CL 500 Scrambler, 2023


Esa base conocida...
La nueva CL 500 Scrambler tiene, sin duda, una clara base: la CMX 500 Rebel. De ella recibe multitud de componentes, empezando por su motor bicilíndrico de 471 cc que debutó en la saga CB 500. Con sus 34 kW/46 cv a 8.500 rpm es válida para los motoristas A2, y su par motor de 43,3 Nm a 6.000 rpm, alto gracias a tener cotas 'cuadradas' (67 x 66,8 mm), le otorga un tacto al gas siempre lleno. El cambio es de seis velocidades, el embrague anti-rebote y, en general, es un motor duro, sencillo y de bajo consumo.


La parte ciclo también proviene, en gran parte, de la custom. Toda la estructura principal tipo diamante tiene unas formas similares, lo mismo que el sencillo basculante de tubo redondo. Donde hay cambios claros en el subchasis, bastante más elevado para poder equipar un asiento doble plano. También cambian los anclajes de los dos amortiguadores clásicos, que ahora son más largos y tienen regulación de muelle en cinco posiciones. Delante vemos una horquilla convencional sin reglajes de 41 mmø. Ambas dan un recorrido a las ruedas de 150 mm. 

Donde también hay diferencias es en las llantas, heredadas esta vez de la trail-asfalto CB 500 X, unas multibrazo de aleación que equipan neumáticos tubeless 110/90 en llanta de 19" delante, y un 150/70 en llanta de 17" atrás. Los frenos son un disco sencillo delante de 310 mmø mordido por pinza de doble pistón flotante, mientras que atrás vemos un disco de 240 mmø mordido por pinza monopistón. El ABS está calibrado para aceptar un eventual uso por pistas de tierra.


Estética, mucha estética

Pasando a la estética, también vemos muchos 'toques' de la Rebel 500, como pueden ser el faro delantero con su original disposición redonda con cuatro focos led encastrados. También repite el reloj lcd monocromo redondo. El depósito tiene forma de lágrima, pero es bastante más plano que el original custom, además de cubicar algo más, ahora 12 litros. Tiene almoadillas a ambos lados. El asiento es un clásico dos plazas plano situado a unos muy correctos 790 mm de altura. Como toques scrambler podemos ver el (exagerado) silencioso a gran altura por el lateral derecho, los fuelles de horquilla, el manillar alto y ancho o los bellos indicadores redondos, también led. El peso, con depósito lleno y en orden de marcha, se anuncia en 192 kg, dos más que la Rebel.



La Honda CL 500 Scrambler comenzará su venta en España el año próximo, pero la marca todavía no ha anunciado ni fecha ni precio. Llegará en colores negro mate metalizado, naranja caramelo, verde mate metalizado y azul mar caramelo. Honda ofrecerá dos packs de personalización: Adventure, con cubre manos, guardabarros elevado, reposapiés rally y tapa para el amortiguador derecho; Travel, con alforja blanda, puños calefactables, protector de depósito, maneta de freno ajustable y cargador ACC; y Style, con cubre-faro tipo portanúmero, tapas laterales portanúmero, asiento alto y más plano, y adhesivos varios.











No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: