Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

15 diciembre 2021

Novedades 2022. BSA Gold Star 650: el retorno del pulso

Una de las sensaciones que tiene que disfrutar un motorista es el conducir una monocilíndrica 'gorda' clásica de más de 400 cc. Notar las pulsaciones del motor, ese puño de gas lleno, dispuesto, a cualquier régimen y, sobre todo, escuchar su bramido cuando sube de vueltas. Sí, con más cilindros hay más suavidad, más régimen y, reconozcámoslo, un tacto más refinado en general. Pero un bello monocilíndrico bajo tu depósito te hará sentir distinto, te informará, te enseñará, te hará mejor. Por lo menos, a mí me hicieron mejor y me dejaron momentos grabados en mi mente para siempre.

Pues para 2022 vuelve el monocilíndrico clásico, el de carrera larga y bajas revoluciones. En una moto con aspecto de hace muchas décadas, pero con tecnología de este tiempo. Con la que sentir, gozar, notar. Y, encima, con un nombre mítico y una marca más mítica. Con vosotros la nueva BSA Gold Star 650.



Motor: el retorno del gran mono
Cuando la empresa india Mahindra se hizo con los derechos de BSA hace cuatro años, algunos imaginamos que adaptarían alguna de sus motocicletas y le añadirían la decana marca en el depósito. Pero de entrada dejaron claro que la producción tendría mucho, mucho de británico... que no eran chinos comprando marcas italianas. Y cumplieron, pues el nuevo modelo se ha diseñado y desarrollado en el centro técnico que crearon en Banbury, Oxfordshire; y las motos se montarán en una fábrica cerca de Coventry. Con ello podían haber hecho algo absolutamente moderno, como algunas de las fábricas de supercoches de la zona, o mirar a su glorioso pasado y empezar por conquistar el corazón de los entusiastas de lo clásico moderno. Y han decidido lo segundo, siguiendo su historia como si estos últimos cincuenta años hubieran sido un paréntesis. 

Por ello, en el tema motor han seguido con un clásico y bello monocilíndrico. Pero no un 350-400 como suelen verse en algunas 'modern-classic' tipo las Royal Enfield MeteorHonda H'ness o la Benelli Imperiale. En BSA han pensado atacar a la Royal Enfield Enfield 650 twin, por lo que necesitaban una potencia similar de su rival. Y para ello han desarrollado en Austria un nuevo motor monocilíndrico de 652 cc, refrigerado por agua , doble árbol de levas en cabeza y cuatro válvulas. Vamos, de clásico nada, solo por fuera. Eroga 45 cv a 6.000 rpm y un par máximo de 55 Nm a 4.000 rpm. No han dado todavía los datos del diámetro y la carrera, pero viendo que la actual Voge DSX 650, con la misma cilindrada (con 100 x 83 mm) y configuración mecánica, rinde una potencia similar a un régimen maryor (47'5 cv a 6.750, 60 Nm a 5.500 rpm), la BSA estará en un 95 x 92 o un 96 x 90 mm para enfatizar su estilo 'carrera larga' pero sin pérdida de prestaciones... parecerá una abuelita, pero está muy en forma. 

En el cárter motor vemos de nuevo modernidad con toques clásicos. Las tapas laterales imitan las de las 350-500 de hace sesenta años, pero el cárter incluye el cambio, que es de cinco relaciones. El escape es un bello pea-shoot (lanza guisantes) pero él, junto la inyección electrónica disimulada, le hacen superar la Euro5. Se supone que llevará, como poco, un eje de equilibrado anti-vibraciones. El consumo anunciado es un muy interesante 3'3 litros a los 100 kms.


Ciclo: sigue el clasicismo
En la parte ciclo, sin duda, han vuelto a mirar a su pasado... y cómo lo ha hecho Royal Enfield. El chasis es un clásico doble cuna en tubo de acero, con un basculante doble brazo en el mismo material. Delante equipa una sencilla horquilla convencional de 41 mm de diámetro y sin reglajes. Atrás dos amortiguadores con precarga de muelle en cinco posiciones. En materia de frenos vemos un sólo disco en el frontal de 320 mmø mordido por una pinza flotante de dos pistones firmada por Brembo. Atrás el disco es de 255 mmø y la pinza flotante de un pistón, todo controlado por un ABS de doble canal. Las llantas son de 36 radios, y equipan neumáticos Pirelli Phantom Sportscomp en medidas 100/90-18 y 150/70-17. Vamos, una parte ciclo correcta para el enfoque de la moto y la potencia de su motor. El peso se declara en 198 kg en seco y 213 kg con todos los llenos, mientras que la altura del asiento queda en 780 mm.


Estética: la tradición bien entendida
BSA Gold Star 1950
En cuanto a su aspecto, ya lo podéis ver: totalmente clásico, una auténtica recreación actual de la estética de sus modelos de los 40. El faro delantero redondo se complementa con dos relojes con agujas, como está mandado, que curiosamente giran en sentido contrario al habitual. Los guardabarros son, lógicamente, metálicos, como las bulbosas tapas laterales. Para disimular la inyección electrónica, vemos unos botes agujereados inspirados en los filtros de aire de aquellos carburadores Amal de mediados del siglo pasado. El asiento es totalmente plano y con un buen espacio para dos. Y el depósito, de doce litros, con forma de lágrima, incorpora en sus laterales la Gold Starla medalla que recibió el piloto BSA Wal Handley en 1937 al recorrer el circuito de Brooklands a más de 107 millas/hora. Los colores serán Insignia Red (rojo), Dawn Silver (gris), Midnight Black (negro), Highland Green (verde), y Silver Sheen (Legacy Edition).



La disponibilidad todavía no está clara. Hablan de primavera 2022 porque el Covid-19 trastocó sus planes de construcción de la fábrica, aunque a España es de suponer que, si llega, tarde algo más. Estaremos pendientes de una modern-classic que, sin duda, quiere plantar cara a su otrora rival Royal Enfield con un concepto general similar, evocando su pasado, pero con el toque diferenciador del motor monocilíndrico. Me quedo con ganas de verla y, sobre todo, oírla ¡que no tarde!






1 comentario:

federico dijo...

Fenomenal esa es mi nueva moto, igual a las que veía en la tienda BSA-Triumph, cerca de mi casa, y por las que me "babeaba" a mis 18 años, ahora con 68, me sigo "babeando" por esta, es Hermosa y una fiel replica como aquellas de los 60s y comienzo de los 70s, han sido totalmente fieles al nostálgico recuerdo de esas hermosas y poderosas maquinas, que nos hacían soñar de jóvenes, BELLA, BALLA, BELLA....!!!

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: