Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

24 noviembre 2021

Novedades 2022. MV Agusta Lucky Explorer project 9.5: la mítica marca italiana atacará el mercado trail 50/50


Rondaba 1985 cuando los hermanos Castiglioni, Claudio y Gianfranco, creadores de la marca Cagiva, decidieron comprar Ducati y, con ello, crear una gama de motos trail con el famoso bicilíndrico Desmo italiano. Con ello nacían las Elefant, primero en 350-650 y después, al amparo de sus éxitos en el Rally Paris-Dakar, llegaron las 750 y 900, con aquella bella librea Lucky Explorer que disimulaba sin mucho tapujo el nombre de una marca de cigarrillos. En 1991 Cagiva compró el nombre MV Agusta y, con ello, las tres marcas quedaron íntimamente relacionadas durante unos años. 

Hoy en día Ducati pertenece al Grupo Volkswagen, Cagiva está en el limbo de los fabricantes y MV Agusta volvió a manos de la familia Castiglioni, por lo que podríamos decir que la estética de aquella Cagiva Elefant dakariana 'es de todos ellos', y así se vio en aquel prototipo Ducati Desert X 1100 presentado hace ahora dos años, del que se espera la versión definitiva (con el motor de la Multistrada 950) antes de que acabe 2021. Ahora ha sido MV Agusta la que ha presentado otra 'heredera' en EICMA 2021, con Edi Orioli -ganador del Dakar con las Elefant- como padrino, una moto de aspecto muy terminado pero sin fecha de lanzamiento.

Con vosotros la MV Agusta Lucky Explorer project 9.5:



Motor: una nueva subida de talla
El propulsor es el conocido tre pistoni -tres cilindros- DOHC doce válvulas, que vuelve a crecer en su interior. Si del original 674 cc (79x49'5 mm) pasaron al 798 cc a base de subir carrera (79x54'3 mm), la versión para la Lucky Explorer project llega a los 930'6 cc a base de más carrera y un poco más de diámetro (81x60'2 mm). Con ello han buscado llenar al máximo toda la gama de revoluciones, perdiendo algo de potencia por el camino, pero ganando mucho en par motor y una banda mucho más amplia: 148 cv a 13.000 rpm con 88 Nm a 10.600 rpm en el 800 en la F3, 123 cv a 10.000 rpm con 102 Nm a 7.000 rpm en el nuevo 9.5. Un gran cambio que seguro se agradece cuando vas bien cargado por carretera o necesitas tacto en campo. 

Para llegar a ello ha habido que hacer numerosos cambios por el camino, como culata, pistones (compresión 12'5:1), válvulas (ahora todo acero), cigüeñal, bielas, rodamientos, conductos de aceite, sistema de refrigeración, alternador, arranque, cambio o embrague. Eso sí, sigue siendo igual de compacto por fuera y de ligero en general, apenas 57 kg. Tampoco pierde el característico en la marca cigüeñal contrarrotante, que minimiza las levantadas de rueda en fuertes aceleraciones y reduce el efecto giroscópico del conjunto motor-ruedas. El orden de encendido es 1-2-3 con las muñequillas caladas a 120º.

Otra de las diferencias con respecto a sus rivales la vemos en la transmisión. El embrague podrá ser convencional o un Rekluse automático sin maneta. El cambio -extraible- también podrá ser de accionamiento normal -con quickshifter de doble sentido- y opcionalmente uno electroasistido para convertirlo en automático. En electrónica estará al día, con distintos mapas, niveles de control de tracción y lanzamiento, todo ello controlable con una gran pantalla TFT a color de 7" totalmente conectable y que se maneja de forma táctil o por las piñas de nuevo diseño.


Parte ciclo: todo nuevo y muy off-road
Donde realmente se separa la Lucky Explorer project 9.5 del resto de la producción de MV Agusta es, sin duda, en la parte ciclo. A falta de más datos se puede ver que el chasis es un doble cuna en acero, con la parte inferior desmontable para poder sacar el motor... y que permitirá anclar el cubre-cárter a los tubos inferiores, lo que mejora la protección y resistencia. El motor irá ligeramente inclinado hacia adelante para mejorar el reparto de pesos. El subchasis es un tubular en acero y desmontable, cosa también muy interesante ante caídas o excesos con la carga. 

El basculante es en aluminio, con bieletas para accionar el amortiguador trasero que, como la horquilla delantera de 50 mmø. están firmadas por Sachs y tienen regulación electrónica. Anuncian 220 mm de recorrido en la rueda delantera y 210 mm en la trasera. Junto a ello la Lucky Explorer project equipa llantas de 21 y 18", medidas que, sin duda, le otorgarán un buen comportamiento off-road. Monta neumáticos Pirelli Scorpion Rally 90/90-21 y 150/70-18. Los frenos van firmados por Brembo, con pinzas Stylema delante mordiendo discos de 320 mmø y un 265 mmø trasero con pinza de dos pistones, todo controlado por un ABS Continental Mk100 con actuación en curva y anti-invertidos. El peso declarado es de 220 kg en vacío. Por cierto, el mismísimo Edi Orioli, cinco veces ganador del Paris-Dakar, está involucrado en la puesta a punto...


Estética y funcionalidad: se nota la mano del CRC
En cuanto a la estética es mejor que la veáis en algunos vídeos del prototipo en vivo, es 100% italiana sin duda, de lo mucho bueno que sale del CRC, el departamento de diseño de MV Agusta. Parece totalmente terminada y, desde luego, recuerda a las Cagiva Elefant oficiales del Dakar. El frontal es sencillo y elegante, con dos faros que de lejos parecen unos clásicos redondos, pero son realmente angulosos y con DRL y LED. La parte superior es translúcida para mejorar la visibilidad en montaña y por encima va una pantalla regulable de dimensiones correctas. El conjunto carenado-depósito (de 20 litros) está bellamente terminado, sin grandes alardes pero muy elegante y, de nuevo, con ligeros toques noventeros. La trasera es similar a la competencia, carente de fibras, con anclaje integrado para maletas y acabado en una correcta parrilla trasera, mientras que los asientos (regulable en altura el del conductor a 850-870 mm) tienen un logrado diseño. También destacan los cubre-manetas, el guardabarros delantero, los cubre-discos (¡cuanto tiempo sin verlos!) o el cubre-cárter, que sin excesos de diseño logran darle al conjunto un aspecto ligero y armonioso, sin olvidar un toque deportivo con esos colores tan, tan... tan Lucky.


La MV Agusta Lucky Explorer project 9.5 es todavía un prototipo que, como poco por lo que oigo en el vídeo que os pongo abajo, tardará un año, año y medio en llegar a las tiendas. Pero desde luego tiene todo lo necesario para ser una bella, suficientemente potente y deportiva trail de verdad 50/50. Esperemos verla muy pronto...









Voro, amigo, esta es la tuya y lo sabes... ¡a guardar cacaos!




2 comentarios:

Manchi dijo...

Una propuesta muy interesante que esperemos que a lo largo de 2024 esté en los concesionarios. Cada marca busca su nicho y esta MV Augusta con su enfoque off/on y su tricilindrico podría situarse (a pesar de su menor cilindrada) entre la Africa Twin y la KTM1290, diferenciandose claramente por su motor tricilindrico y su diseño italiano. Con la nueva Tiger Explorer 1200, más ligera y con un enfoque mas "campero" el segmento de las maxis de 21" se está animando bastante.

Anónimo dijo...

Amén a todo lo dicho.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: