Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

09 mayo 2020

Algunas trail de los 80 y 90 que marcaron el rumbo. 5- Monocilíndricas +400cc: Honda XL 500 R

Algunas trail de los 80 y 90 que marcaron el rumbo.
5- Monocilíndricas +400cc: Honda XL 500 R

Honda XL 500 R (1982)

Honda XL 500 S, 1979
La Yamaha XT 500 de 1976 pilló a todos los fabricantes japoneses a contrapié, pero Honda fue la primera en responder. En 1979 sacaba la XL 500 S, su primera monocilíndrica de medio litro, un motor de carrera mas corta que el Yamaha (89x80mm vs 87x84mm), cuatro válvulas, doble salida de escape, descompresor automático que facilitaba el arranque a palanca, cárter húmedo y eje de equilibrado que eliminaba vibraciones... aunque declaraba los mismos 32cv. a 6.500rpm. El chasis derivaba de la XR 500 de ese año, donde llamaba la atención su enorme llanta delantera de 23" y su estética, bastante mas moderna que la de la XT 500, con mas plástico y con un depósito "joroba" mas llamativo.



Honda XL 500 R, 1982
Pero la interesante hoy fue la XL 500 R de 1982. El motor era prácticamente el mismo porque Honda estaba preparando uno nuevo que no llegó a tiempo, pero no dudaron en sacar una parte ciclo que, de pronto, dejó obsoletos a sus rivales, la Suzuki DR 500 S de 1981 y la Yamaha XT 550 de 1982. El chasis de nuevo se inspiraba directamente en lo aprendido en sus CR de cross y XR de enduro, por lo que equipaba como gran novedad suspensión Pro-Link. Hasta entonces lo máximo que había era el cantilever de Yamaha (no progresivo) y el Uni-Track de Kawasaki (en sus KX de cross), pero en una trail "de calle" la Honda XL 500 R fue la primera "progresiva". Además veíamos material de primera en frenos (tambor, pero de doble leva delante), horquilla (de 37mmø y regulable con aire) y llantas 21/17". El depósito era de poliuretano con una gran boca de llenado, copiado de lo necesario en carreras tipo Baja y además, como iniciadora del estilo "enduro réplica" llevaba tres grandes y cuadrados portanúmeros.



Honda XL 600 R, 1983
La moto fue una pequeña conmoción, muy superior en parte ciclo a sus rivales, pero en apenas un año quedó eclipsada... por otra Honda, la XL 600 R. En ella se estrenaba el propulsor que luego veríamos en las XR, XBR, Dominator, Vigor o FMX, un 589cc de carrera corta (100x75mm) con la novedosa disposición radial de válvulas (RFVC), dos carburadores y cárter seco (el aceite iba en el chasis), que saltaba de apenas 32 a nada menos que 43cv a 6.500rpm. Pero no eran las únicas novedades: delante veíamos también como novedad entre las trail mono de un freno de disco mordido por pinza de doble pistón, equipaba instalación eléctrica de 12v con bombilla halógena delantera (otra novedad), relojes mas compactos y suspensiones de 230/210mm (regulable en muelle e hidráulico atrás, de 39mmø delante). Una moto que con sus 135kg declarados no era rival para las enduro, pero sí contra las de carretera, donde la relación peso-potencia la hacía una rival terrible en curvas y contra sus coetáneas trail en tierra gracias a su parte ciclo y potencia.


Honda XL 500 R "Paris-Dakar", 1982: la primera moto "repli-Dakar"
De la XR 500 R y XR 600 R Honda sacó un "kit Paris-Dakar" para celebrar sus buenos resultados en la prueba. Equipaba un depósito que saltaba de apenas 12 litros a nada menos que 25, un asiento mas corto adaptado que sentaba mas atrás al piloto y ampliación de guardabarros. 

En 1986 salió la XL 600 L-M en versión limitada... y cara. Equipaba un depósito de 25 litros, arranque eléctrico, un nuevo chasis de tubo rectangular, llantas de radios que permitían neumáticos sin cámara y, según el país, faro doble o simple. Decorada con colores HRC, la verdad es que era una preciosidad. 
Honda XL 600 L-M


Honda XL 600 R-M, 1987
En 1987 salió a la venta la última de la serie, la XL 600 R-M basada directamente de la L-M, por lo que equipaba el chasis de tubo rectangular, arranque eléctrico, llantas tubeless, suspensiones cortas de 220-200mm y, eso sí, un nuevo conjunto asiento-tapas-depósito (de 12 litros). Una moto que vista hoy resultó muy interesante, pero que quedó eclipsada entre la XR 600 R y la nueva y superventas NX 650 Dominator, fabricándose apenas un par de años.  



También interesantes:

Suzuki DR 650 SE 1996. La última representante de aquellas sencillas trail monocilíndricas refrigeradas por aire ¡y todavía se fabrica!




Aquí el enlace a Trail mono +400: Kawasaki KLR 650





Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

4 comentarios:

Jose dijo...

Tendria unos 14 años y era poseedor de una Gilera GR2 con la cual me desplazaba al colegio... durante algun tiempo aparcaba la Gilera al lado de una XL600R preciosa, tal cual aparece en la foto. Me encantaba su aspecto y su ruido las pocas veces que la vi en marcha.

ESA moto fue la que me atrapo en el mundo Trail y del todo terreno. Nunca he tenido una moto 100% de carretera.

Fantastico trabajo.

MiguelXR33 dijo...

Gracias Jose. Yo también me enamoré locamente de aquellas XL 600 R cuando las veía aparcar en el Corte Inglés de Valencia, con sus matrículas italianas, alemanas o francesas, de camino a África. De hecho cuando con 18 fui a comprarme moto, soñé con hacerme con una humilde pero igual en imagen XL 200 R... y no la Paris-Dakar, que era la que querían todos. Yo, para mí, la hermosa roja con asiento negro.

Hará unos diez años en el taller de motos de mi pueblo había una XL 600 R, siempre con los cables eléctricos colgando. Insistí e insistí al mecánico de que me pusiera en contacto con el dueño, y él siempre me decía que no, que la moto era muy difícil de arrancar a palanca. Yo insistía porque la quería y, además, porque él sabía que yo había tenido una XR 600 de la que nunca me quejé de su arranque. Al final me reconoció lo evidente: ¿no te das cuenta que lleva años aquí? No tengo OO a ponerla en marcha. Todo está bien, pero no arranca, no hay forma. Así no te la vendo ni a ti ni a nadie.

Una vez pasé por ahí y aquella roja XL 600 R no estaba. No entré a preguntar. A saber. Pero de vez en cuando me vuelve a la cabeza, acoplando un motor Dominator con arranque eléctrico y añadir una mucho mas potente para su tamaño batería de litio. Pero ahí está la idea, flotando... Otro sueño mas.

Plasur dijo...

Hola, aquí la tenéis https://powersports.honda.com/off-road/adventure/xr650l

MiguelXR33 dijo...

Sí pero no, amigo Plasur. Desde luego que me haría muy gustoso con una de esas Honda XR 650 L, que es mi XR 600 con motor Domi... y todo hecho por Honda. Pero aunque sea mucho mejor, la estética de las XL 600 R de 1983 para mí son casi perfectas. Es cuestión de gustos.

Pero vamos, una XR 650 L, o también una Suzuki DR 650 SE, o incluso una Yamaha TTR 600 E... ninguna me importaría que durmieran en mi garaje.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: