Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

04 junio 2018

MotoGP: El día que El Martillo le hizo la cobra al Señor Burns...

Ayer Jorge Lorenzo ganó el Gran Premio de Italia con Ducati. Si esta situación hubiera ocurrido hace un año todos los implicados, directivos, técnicos e incluso pilotos, todos, estarían ahora en otra situación. Pero al final las cosas son como son, algunas se ven y otras no, pero han llegado a este punto. Estaba claro que alguien en Ducati, sencillamente, no quería que Jorge Lorenzo ganara con la marca italiana. Yo siempre pensé que era Gigi Dall'Igna, creador desde cero de las actuales GP18 y con una idea clara de cómo considera que debe ser una moto de MotoGP.... como él dice, no como pilota Lorenzo. Lorenzo pidió el año pasado una moto más baja y larga, y en el equipo le dijeron, después de unas pruebas "es lo que hay". Pidió más apoyo delante y al final lo suplió con unos alerones. Pidió un motor más suave para poder conducir a su estilo, con un paso por curva fluido y rapidísimo, y le llegó hace apenas un par de carreras. Y en el anterior simplemente un mayor apoyo en el depósito. Vamos, cosas que debe darle el ingeniero jefe, Dall'Igna. Por eso siempre pensé que era el "culpable" de la situación.


Pero claro, eso fue hasta que el CEO de Ducati, Claudio Domenicali, hace unos días soltó unas cuantas perlas, entre las que voy a destacar: "El compañero de Dovi hará que el equipo trabaje de forma conjunta" y "Andrea es sin duda el piloto con el que jugaremos todas nuestras cartas". Vamos, que iban a competir a partir de 2019 con Dovizioso de punta de lanza y con un compañero que iba a ir por donde éste dijera... Danilo Petrucci. Y por si faltaba poco "Lorenzo es un buen piloto que no ha sido capaz de ser competitivo con nuestra moto" Con lo cual el sr. Burns
dejaba claro que no iba a ser Lorenzo el elegido, un Lorenzo que incluso se ofreció con el mismo contrato que Dovi ahora: un sueldo bajo (de tres a cinco millones) pero con suplementos por resultados. O lo hago bien o no gano apenas. Pero ni por esas. Lorenzo no se ocultó y lo dejó bien claro en otras declaraciones: "yo no soy un buen piloto, soy un campeón".


Palabras grandilocuentes... si no fuera Jorge Lorenzo el que las pronuncia. Porque de los pocos pilotos que hay en MotoGP, Lorenzo es uno de los que sí puede refrendar lo que dice en pista, y lo hizo este domingo. No sólo ganó rodando el primero de principio a fin, además es que aplastó a su compañero que no amigo Andrea Dovizioso sacandole más de seis segundos... un mundo. En la vuelta de honor, eufórico, no dudó en colocar su bandera Lorenzo's land enfrente mismo de la grada Ducati... antes era su circuito (ganador en seis ocasiones con Yamaha), ahora es también en concreto ese pedazo.

Pero lo mejor llegaría en el parque cerrado: aplausos, vítores, gestos de campeón y abrazos, muchos abrazos. Pero hay que ver BIEN el vídeo. Están todos: desde amigos, mecánicos y técnicos varios, a Dall'Igna (ingeniero jefe), Paolo Ciabatti (director deportivo), Davide Tardozzi (Team manager) y, de un llamativo blanco entre tanto rojo, Claudio Domenicali. Lorenzo se dirige a la valla, saluda a la gente de la derecha del sr Burns, le hace una cobra digna de una actriz de renombre, y se pone a saludar a los de su izquierda. Domenicali acabó con una amarga sonrisa en un rincón, supongo que pensando en el día que llevaba, con su gran protegido sombrío tras ser humillado en pista y con el nuevo elegido serio al fondo de su box después de un triste séptimo puesto.








Lo triste es que después de la carrera tanto Dall'Igna ("es algo que veremos a lo largo de los próximos días, creo que todavía las puertas están un poco abiertas, así que habrá que pensar todos juntos qué se puede hacer") como Paolo Ciabatti (“hasta Montmeló no está previsto tomar una decisión”). hicieron declaraciones en las que dejaban entrever que aun había posibilidades de retener a Lorenzo en sus filas, el mallorquín lo ha dejado clarísimo: "Cuando pedía a los ingenieros cambiar cosas de la moto, del motor y de la ergonomía, tenía razón. Ahora lo he demostrado, pero ya es demasiado tarde, tardaron demasiado tiempo en hacerme caso. No hay vuelta atrás, los próximos dos años correré con otra marca. No puedo decir más".



Sr Burns, espero que esta noche pasada haya dormido bien. Lo que tengo claro que hay un campeón de MotoGP, uno de los únicos seis que ha ganado con Ducati, que sí lo ha hecho...







Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

1 comentario:

alguien dijo...

Ha sido un zasss... en toda la boca.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.