Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

21 noviembre 2014

BMW-Simca V8 Rat Cafe por Malcolm Oastler. Hacer una moto V-8 de 2.350cc es fácil... si eres ingeniero de Fórmula 1.

Cuando Malcolm Oastler (director técnico e ingeniero jefe de equipos de Fórmula 1 automovilistica como BAR o Jaguar) decidió regresar a su Australia natal al retirarse, lo que estaba claro es que quieto precisamente no iba a estar. Así que imaginar qué podía pasar si en sus manos cayera un motor de Simca Vedette de 1959, un V-8 de 2.351cc derivado del Ford Flathead... ¿qué podría hacer con él? 
Nosotros lo tendríamos claro ¿no?: ¡¡una moto!!



La mejor forma de empezar era utilizando una buena base, y para un proyecto así lo mejor era una BMW boxer de varillas y balancines. Con ella (posiblemente una R 75/7 de mediados de los 70, visto que lleva dos frenos de disco delanteros) ya tenías dirección, el cambio y la transmisión (recordar, las flat-twin alemanas llevan un motor-cambio "estilo coche", esto es, un conjunto motor-embrague-cambio-transmisión)... ahora había que encajar el inmenso V-8.

El primer paso, como se puede ver en el primer vídeo, era acoplar el embrague y cambio BMW al motor Simca. Para ello realizó una magnífica pieza soldada y mecanizada, una especie de anillo que permitía una correcta unión. Además ya puestos incluyó soportes para poder atornillar la parte trasera del
chasis BMW, utilizando el V-8 como parte resistente del mismo. Por cierto, decir que SÍ es un ocho cilindros aunque veáis tres salidas: los dos cilindros "interiores" desembocan en el mismo colector... Con ello en el Vedette se lograba un conducto de escape con menos soldaduras y riesgo de fugas en la zona del bloque.  La parte delantera del chasis se atornilló directamente al bloque motor, con más bellos soportes artesanales.



Eso era "lo fácil"... ahora tocaba el millón de piezas que había que incluir. Se ve como realiza una salida del cigüeñal en el frontal para poder mover el alternador (de un coche Suzuki por lo que entiendo) recubierto por una bella tapa artesanal. Era necesario un manillar mucho más largo, para poder acceder a él salvando el largo propulsor, por lo que hubo que cambiar cables eléctricos y de transmisión. También complicado fue instalar el radiador (equipado con ventilador) y la bomba eléctrica, aunque la verdad es que quedó todo muy ordenado. Indicar que el -muy largo- depósito de aluminio es artesanal, lo mismo que el colín monoplaza de inspiración cafe-racer y los escapes.



Como podéis ver en el segundo vídeo, la moto se mueve ¡y se oye! muy bien. Acelera con el brío que se le supone a ese pedazo de motor, con un sonido muy particular. Es capaz de circular a apenas 20km/h o arrancar en quinta, y pese a lo larga que es puede cambiar de dirección en una calle sin "cosas raras". Y como es en Australia... se puede circular con ella. En fin, una gozada... no hay nada como saber hacer bien las cosas.


La moto se ve sumamente estrecha



Fuente: The keeeslider




Por si os lo preguntábais, ÉSTE es el Simca Vedette V8 de 1959. ¿A que es bonito?






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.