Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales y Pedro Hedo, por su aportación

26 junio 2013

Kawasaki W 650 Scrambler por Skuddesign: retorno a los sesenta

¿Qué es para ti una moto? Para algunos, un aparato que te lleva rápido por el terreno por el que más te gusta rodar. Para otros la máquina que te hace sentir la libertad mientras viajas. También puede ser un modo de desplazamiento simple, básico, económico y dinámico. Y, por supuesto, para muchos es esa sensación que te llena el alma. Hay veces que un fabricante hace "tu" moto, la que reúne en una sola todo lo que tu necesitas, lo que anhelas. Y otras veces... debes hacerla tú.

Este es el caso de hoy. Nicolas Barthelemy es un diseñador gráfico francés que tenía claro qué debía de tener su moto. Simplicidad, elegancia, y con una mezcla de estilos -bobber, brat, street tracker- con los que se siente plenamente identificado. Así que compró una neo-vintage Kawasaki W 650 y decidió modificarla por completo en su estudio Skuddesign

Como podéis ver, la moto tiene un aspecto que se acerca a aquellas todo-camino de los sesenta, que por supuesto no eran sino motos de carretera ligeramente modificadas, lo que luego conoceríamos como Scrambler. La rueda delantera pequeña mezcla el aspecto Dirt-Track y el Bobber con su mucho neumático a la vista. Por supuesto, el minimalismo es la nota predominante. Para ello un pequeño faro Bates sin instrumentación que le acompañe se incrusta entre las barras de una horquilla de Kawa KZ 400 con fuelles. Detrás unos amortiguadores Hagon con especificaciones para esta moto y unos neumáticos Mitas ET-01 de tacos con imagen antigua (pero de construcción moderna) le dan al conjunto un aire off-road. 

Para aligerarla más visualmente prescinde de guardabarros delantero, atrás lleva uno corto de aluminio pulido sin ningún accesorio, no lleva tapas laterales y el pequeño depósito proviene de una Honda CB 125 S. Este fue pintado con un discreto gris brillante por Ateliers Ruby que combina con el negro del chasis, basculante y botellas de horquilla; y se completa con un asiento rediseñado y tapizado con cuero negro ceniza por Automobile Sellerie. El aspecto del motor también mejora su aspecto mezcla de aluminio y negro (cilindro y tapas de balancines) con dos sobresalientes filtros de aire K&N y unos cortos y altos escapes elaborados por Mecatig-Vattier

Para mí una moto bella, muy bella. Ahora, no sé si me equivoco, pero creo que la venden como moto particular... pero yo la veo más para lucirla en el recibidor o el salón de casa, como una obra de arte más. El que no lleve matrícula y luz trasera, esos escapes sin silenciador... no sé. De todos modos, a mí no me cabe por el hueco de la escalera ¡¡pero no me importaría tenerla en el comedor!!


Fuente: Bike Exif






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: