Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

26 diciembre 2010

Sueños de adolescente: Maico 490 Alpha 1

Ponte en situación: nací en 1967, por lo que cuando compré mi primera revista de motos en 1981 yo tenía catorce años. Cuando compré mi primera moto “de verdad”, una Suzuki GS 500 E (después de un Vespino y una Vespa), ya tenía veintidós. Y durante esos años hubieron una serie de motos que por un motivo u otro marcaron mis sueños de adolescente, unos realizables, otros totalmente inalcanzables. Y esta es una de ellas:


Maico Mx 490 Alpha Control 1 (82) (Inalcanzable)

El primer MotoVerde que compré fue un número de principios de 1982. En él, aparecían dos artículos que me cambiarían para siempre: el Paris-Dakar... y la Maico Mx 490.

En la revista hicieron una prueba 125-250-500cc de cross. La primera era una Gilera que se iniciaba en la refrigeración líquida. La segunda era una blanca y azul KTM, que estrenaba amortiguación trasera mono-shock. Y en la tercera, su título me envenenó para los restos: “El poder de una 500”, donde probaban la salvaje Maico, con sus frenos de tambor simple leva, su monoamortiguador trasero (Alpha 1), y su salvaje monocilíndrico refrigerado por aire y sin admisión por láminas.











Como os podéis imaginar, con los ejemplos de Augusto Moreno de Carlos con su versión Enduro poniendo en aprietos a Carlos Mas, y a mi desaparecido amigo Juan Pons destrozando los tacos de su Bultaco 370 por las calles de mi barrio, yo soñaba con conducir una Maico Enduro 500, imponiendo su ley y la mía a todo aquel que osara retarnos.











Eso era en el 82… aun me faltaban unos buenos cuatro años para intentarlo con mi Vespa 200… no fue lo mismo pero…


4 comentarios:

Voro dijo...

También fue un sueño de juventud. Uno de los mas fuertes.
Como ya he reconocido en alguna ocasión, me parece una de las motos mas bonitas que se han fabricado. Y si las miramos en la época en que "vivieron", realmente eran deslumbrantes.

A todo lo anterior hay que añadir a Augusto Moreno de Carlos, intentando despuntar en el Enduro a nivel internacional, y consiguiendolo.
Muy buenos recuerdos, y una máquina muy apetecible, incluso ahora.

Manolo mk10 dijo...

A mi estas motos me encantan, pero justo este modelo no.
Ya que este modelo fue el culpable de que Maico se fuese a la quiebra, por culpa de su mono amortiguador que partían y dejó a mas de uno en silla de ruedas.
PD;Desde que tenemos al madrileño de inquilino del bajo puedo ver todos los días 3 preciosas mega 1.

Voro dijo...

No jodas, que tenían esos efectos secundarios......

mianca dijo...

Guau, Guau, gran moto, mí padre tuvo un piloto americano corriendo para él con una Maico MC250, era sobrebia, ¡¡buen gusto tienes!!

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: