16 junio 2018

MIS VÍDEOS-MOTO FAVORITOS: 56- Cuando te podías llevar la casa a cuestas (¡y más!) con una valiente Lambretta...

Un día hablaba con un amigo sobre los vídeos que he ido colocando en estos más de seis años. Le comentaba sobre uno, sobre otro... y a la mañana siguiente me llamó comentando que era difícil encontrarlos entre mis más de dos mil cuatrocientos envíos. Así que voy a enseñarlos con un enlace inferior para que podáis verlos seguidos.

56- Cuando te podías llevar la casa a cuestas (¡y más!) con una valiente Lambretta...
A principios de los sesenta mis padres se movían con una valiente Lambretta Li 150. No sólo "hacían recados" por Valencia con aquel valeroso scooter padre de los actuales (motor central, dos brazos frontales de suspensión), también viajaban varias veces al año a ver a mi parte de familia materna a la provincia de Alicante. La estampa debía de ser maravillosa, lo habitual por entonces: chaqueta, corbata y gafas mi padre; falda, tacones, pañuelo en el pelo y de lado mi madre; y una gran maleta sujeta detrás. Apenas eran 200 kms... pero estamos en los sesenta amigo, con puertos de montaña, un estrecho carril sin arcén por cada sentido, cambios de rasante, curvas cerradas, travesías de pueblos, lineas continuas y discontinuas... 


La lástima es que no hay ninguna foto de aquellos viajes de mis padres en Lambretta, pero en cuanto he visto este vídeo, me ha venido a la cabeza aquellos tiempos. Sí, en este caso es una bella familia británica de clase media viviendo en un bonito adosado, con unas bucólicas imágenes tomadas en el único día del año que debió salir el sol. Vamos, la versión UK del "american way of life". Pero si en Estados Unidos hubieran usado un poderoso V8 americano de cinco metros de largo, aquí la cosa es más modesta... y motera. Una Lambretta donde viaja el matrimonio (con su jersey de punto y esos cascos-chichonera), la niña en un sidecar (sin casco, no le debía hacer falta), un remolque que se transforma en caravana y ¡una canoa!. Vamos, lo lógico para irse de camping... en aquellos años. Venga, disfrutad del vídeo: otros años, otra forma de ver la vida.







Sigue aquí: 




Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Preciosos recuerdos! Mís tíos también tenían una Lambretta con sidecar en la que viajaban con sus dos hijos. Mí tía con mí primo pequeño en brazos. Una maravillosa locura...sín casco, un niño en brazos, otro detrás de mí tío con los pies colgando. Eso sí...mí tía con su pañuelo en la cabeza y varias bolsas para todo lo necesario, pese a los gritos de mí tío porque decía que iba a reventar el sidecar con tanto paquete. Mís tíos siempre contaron que esa fue la época más bonita de su vida...la época de la Lambretta con sidecar, tuvieron varios coches en los que hicieron grandes viajes y con más comodidades, sin embargo....ya nunca fueron los mismos. Yo siempre tuve la ilusión de viajar en uno pero fueron pasando los años y no pudo ser.

MiguelXR33 dijo...

Bellos recuerdos, sin duda. Era una época más simple... quizás más humana, donde la gente discutía pero no te enviaba sus abogados, donde te curabas con agua y jabón las heridas, donde viajar era siempre incierto.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.