02 septiembre 2014

Yamaha SR400 Scrambler por Palhegyi Design. Siguen las bellas preparaciones de la clásica monocilíndrica

Quizá en nuestro país no vaya a triunfar, porque nuestra cultura motociclista es distinta, pero está claro que motos como la Yamaha SR 400 demuestran que hay un público muy interesado en motos "sin plástico", con bello metal moldeado, y que son una base perfecta para realizar todo tipo de preparaciones. Sí, ese espíritu que mueve el mundo Custom... pero en motos "normales", con geometrías y pesos que hagan de pasear en moto un auténtico -y divertido- placer.



Así que aquí os pongo otra transformación más con aire Scrambler (ya sabéis, mis favoritas), siguiendo lo que vimos en motos como la Kit ScramblerDeus SR 400 Lightning. Ahora, yo creo que es, de todas, la más lograda con diferencia, con ese magnífico acercamiento a la Yamaha TT 500 de 1976, es esta Scrambler por los californianos (de los que ya os enseñamos la Bolt Tracker 950Palhegyi Design:


Jeff Palhegyi se propuso el reto de terminarla en sólo ocho días, nada más recibirla. Comenzó modificando el chasis: el basculante de aluminio es de Omega Racer y el subchasis totalmente artesanal, listo para recibir un juego de amortiguadores Race Tech, un asiento hecho a mano por Howard McKee con un hermoso aspecto clásico y un guardabarros de aluminio hecho por Palhegyi.

También artesanales fueron el guardabarros delantero, las tapas laterales (muy bellas y bien integradas), el escape completo y la decoración inspirada en la TT 500 de Benny Flores. Para finalizar, la iluminación es de Dime City Cycles, el velocímetro de Koso, el manillar de Observe Design Innovate y los neumáticos Heidenau K60.

La verdad, una moto preciosa... sólo le cambiaría la llanta delantera de 18" por una de una pulgada más. El resto, que no la toquen. ¿A que apetece tener una?






Fuente: Bike EXIF





Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

2 comentarios:

Vic dijo...

Bueno, yo creo que el principal problema de la SR 400 en España es su precio, totalmente desproporcionado comparado con la simplicidad del modelo y lo amortizada que está su fabricación.
Además compite con las SR 250 de segunda mano que abundan aquí, y que no se ha vendido en otros países.
Saludos!

Nani Durán dijo...

preciosa!

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.