03 junio 2014

Harley-Davidson y su famosa XR 1000 Lucifer's Hammer (Martillo de Lucifer) de la "Batalla de las Bicilíndricas" americana


En la década de los ochenta y para los circuitos de asfalto se creó una categoría en EE.UU. que llegaría a eclipsar las carreras de Superbikes y a tener repercusión mundial: las BoTT o "Battle of the Twins"... "batalla de bicilíndricas" en la lengua de Cervantes. Se creó como complemento en las famosas 200 Millas de Daytona y fue un éxito inmediato. ¿El motivo? simple: en las carreras de motos de serie dominaban con mano de hierro las cuatro cilindros japonesas, por lo que las europeas y americanas twin no tenían nada que hacer. Pero si les creabas un campeonato para ellas... Viejas Norton o Triumph, o más modernas BMW, Ducati, Harley-Davidson, Laverda, MotoGuzzi, incluso algunas japonesas con motores custom (Yamaha XV 950 y Honda VT 750) podían participar. ¿El límite? Sólo uno: 1000cc. A partir de ahí... a inventar.



Una de ellas fue la famosa Harley-Davidson XR 1000 TT "Martillo de Lucifer" (Lucifer's Hammer) que ganó durante 1983-84-85 una durísima pugna contra las mejores Ducati. La primera L'sH era una mezcla de piezas de competición, casi todas de dirt-track. El chasis "de asfalto" ya había participado el año anterior en Daytona... y acabó en caída. Así que se reforzó considerablemente y se le añadieron los mejores componentes de la época: Horquilla Forcella Italia de 40mmø. Amortiguadores Fox. Dos frenos de disco Brembo flotantes de 300mm delanteros mordidos por pinzas "serie oro", y un disco de 250mm atrás. Llantas Campagnolo de magnesio de 16" delante y 18"
atrás. Neumáticos Goodyear.



El motor no se quedó atrás. Basado en el XR 750 TT de su ganadora en dirt-track, se le subió la cilindrada hasta los 1000cc con un aumento de carrera. Las culatas eran de aluminio, algo novedoso en la marca. Los carburadores eran unos enormes Mikuni de 40mmø que absorbían combustible de aviación de 110 octanos. Siendo de varillas y balancines y de carrera tan larga, su desarrollador Don Tilley limitó las rpm a 7.000 (104cv) pese a llegar a dar 106cv a 7.500rpm. El cambio era de cuatro marchas... suficiente con tanto par para alcanzar los 254km/h en el "infield" del óvalo de Daytona, sobre todo gracias a su inmenso carenado que cubría perfectamente tanto al piloto como al ancho motor de carburadores laterales. En cuanto a los 130kg que declaraban... vamos a dejarlo.



Gene Church y su Martillo de Lucifer, esta ya con chasis Buell

La moto debutó en 1983 ganando en Daytona con Jay Springsteen a los mandos, derrotando a la Ducati de Jimmy Adamo. El campeonato BoTT fue ganado durante tres años consecutivos (83-84-85) por el otro piloto oficial de la marca, Gene Church. Como podéis imaginar, era una cuestión de honor que en EE.UU. ganara un norteamericano con una moto genuinamente made in USA... y eso que el "enemigo" no era japonés, sino italiano...

La moto, como podéis imaginar, fue evolucionando intentando parar a las Ducati SS 950 de Reno Leoni. El chasis llegó a ser un multitubular con monoamortiguador inferior diseñado por Eric Buell... sí, sí, el mismo de Buell y ahora EBR; y los neumáticos pasaron a unos más competitivos Dunlop. Al final, la llegada de las Ducati 851 de agua, cuatro válvulas Desmo e inyección pilotadas por el campeón del Mundo de 500 Marco Lucchinelli acabaron con la participación de Harley-Davidson... ya había demasiada diferencia. Deberían esperar unos cuantos años (demasiados, el proyecto empezó en 1988) para que llegara la innovadora -para la marca- y "de estética particular" VR 1000 de 1993, pero esa es otra historia de otra época...
La Harley-Davidson VR 1000, debía haber sido la continuación de la Lucifer's Hammer...
pero su debut tardó demasiado desde que se diseñó

¿A cuanto sube tu Ducati Marco? La mía sólo a 7.000...


Fuente: Javispeed, Clubmoto y Motorpasión Moto.






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.