Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

16 febrero 2021

Ya no podrás rellenar ni manipular el ácido de la batería de tu moto, ni la de ningún vehículo. Desde el 1 de febrero, dejó de estar disponible para el público en general.

 Las baterías químicas, con su típico ácido para activarlas, está llamadas a su fin, desde ya mismo. Por afinar mas desde el 1 de Febrero pasado. Además de ser una tecnología mas que superada, también se ha utilizado para otros usos menos prácticos y mas destructores, como los atentados terroristas de Londres. Si, como lees.... era un componente principal de estos artefactos explosivos.

Evidentemente lo primero que viene a la cabeza es si podrás adquirir una batería tradicional. la respuesta es si, pero con algunas condiciones importantes. De hecho estas baterías deberán entregártelas ya cargadas y selladas, para que no puedas manipularlas bajo ningún concepto.

Inmediatamente viene a la cabeza que cualquiera podría adquirir una batería convencional y romperla para extraer el ácido. Es cierto, pero también es evidente que esto tendría un coste mayor, y que en todo caso se dificulta la acción de obtener este elemento.

Su manipulación nunca fue fácil para los menos hábiles, y de hecho entrañaba algunos peligros importantes, además de los puramente estéticos en la ropa. Su contacto con la piel, ojos, etc, suponía un problema que en ocasiones podría ser hasta muy grave.

En la práctica, esto condena a este tipo de baterías a desaparecer de la circulación, ya que obliga a las tiendas a vender estas baterías cargadas y rellenadas. Obviamente, tendremos que fiarnos de la palabra de los vendedores, en cuanto al tiempo que han estado conservadas



en estanterías. El problema es que no tenemos manera de comprobar cuando se han activado. La mayoría de comercios son honestos y lo habrán hecho recientemente o a instancias del comprador, pero insisto que no hay forma de verificarlo por nosotros mismos. ¿Y si esas baterías llevan un montón de meses almacenadas?

A partir de la obligatoriedad de cumplir esta norma, es lógico pensar que son las baterías de Gel o de Litio, las que van a dominar el mercado. Eso si, a un coste mayor, aunque también es cierto que con un rendimiento claramente mayor, mas fiable y menos peligroso. Las ventajas son muy superiores a los inconvenientes. Los mas tradicionales tendrán que cambiar el "chip".

No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: