Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

23 diciembre 2020

Motos nonatas. 15- Norton Nemesis V8 1500 (1998)

   

En la historia del motociclismo han existido (y existirán) muchas motos que, por un motivo u otro, no llegaron a salir a producción. Unas por diseñarse en el momento equivocado, otras por no aceptarse como económicamente viables, incluso ser el último intento de alguna marca para lograr sobrevivir. Pero que no llegaran a venderse no quiere decir que en muchos de los casos no fueran proyectos que ilusionaron a centenares, miles de aficionados, que soñaron poseerlas. Aquí algunas de ellas:

15- Norton Nemesis V8 1500 (1998)
En 1998, en el cien aniversario de Norton, apareció una moto con la que los británicos pensaban relanzar la marca por todo lo alto. Esa moto era una impresionante fast bike con motor V8 de 1500 cc, 235 cv y un peso de 217 kg: la Norton Nemesis V8 1500.


Al Melling, con su motor Lola V10 para la F-1
Vayamos a la década de los 90. Al Melling, un reputado ingeniero británico relacionado con el automovilismo de lujo y la Fórmula 1, recibió un encargo de un inversor norteamericano: crear una motocicleta de alto rendimiento que llevaría la marca March. Con los motores diseñados apareció la familia Aquilini desde Canadá, que poseían los derechos de la marca Norton, con la idea de que esas motocicletas llevaran la legendaria marca británica en el depósito a cambio de una parte de las ganancias. El trato se consumó, se creó Norton Motorcycles International y empezó el proyecto de revivir la marca.

En un principio Melling recibió el encargo de diseñar cuatro motos: una monocilíndrica de 600 cc y distribución Desmo que se llamaría Buffalo; una V2 custom que se llamaría Nirvana; una deportiva de 750 cc y cuatro cilindros que se llamaría Manx y la más llamativa de todas, una fast bike con motor V8 de 1500 cc que se llamaría Nemesis, la diosa de la venganza (contra los japoneses, añadiría). El motor V8 se pensaba también evolucionar a 2.000 cc para equipar coches deportivos. Como en 1998 Norton iba a cumplir su centenario, en la marca no lo dudaron: exhibirían la brutal Nemesis V8.


La Nemesis se presentó en abril de 1998, en el Dorchester Hotel de Londres. Para el motor declaraban 1.496 cc y nada menos que 235 cv, muy por encima de los 165 cv de la Honda Black Bird 1100, la más rápida en producción en ese momento, y de la Suzuki Hayabusa 1300 que se sabía iba a rendir 175 cv cuando saliera al año siguiente. La velocidad anunciada también ensombrecía a las fast bikes japonesas: ¡360 km/h!, setenta km/h por encima de ellas. Si todo ello no era suficiente, de anunciaba una utilización intensiva de magnesio, no solo para llantas o basculante, también para el chasis, con los que lograr un peso en seco de 217... poquísimo comparado con los 227 declarados por Honda para su 1100.

En cuanto al resto de la moto, también pretendía ser sorprendente. No solo hablaban con orgullo del uso ingente de magnesio, también en las suspensiones se buscaba una diferencia notable: serían semiactivas, ajustándose en dureza según la velocidad y en momentos de aceleración y frenado. La horquilla delantera tenía sus inmensas botellas de magnesio unidas por el guardabarros. Los frenos también eran distintos, pues delante llevaba dos inmensos discos de 360 mmø anclados por su parte exterior y con las pinzas mordiendo desde el interior, algo ya visto en las Buell pero con un solo disco. El muy generoso basculante tenía un inmenso soporte excéntrico para ajustar la altura de la moto al gusto. La carrocería de fibra de carbono era muy bulbosa, muy aerodinámica... si no cuentas con el piloto, como luego se vio en la Suzuki Hayabusa 1300. Otra novedad era que no llevaría retrovisores tradicionales, sino dos pantallas que reproducían las imágenes de dos cámaras traseras. Se suponía que iba a costar la friolera de 32.000 £, unos 35.000 euros... en 1998. 


Para entonces Al Melling ya tenía funcionando un motor 750/4 en el banco de pruebas (como se puede ver en el vídeo), llamativo por sus tres bujías por cilindro, pero para el V8 era demasiado pronto. Así que para el prototipo de salón a exhibir se comenta que utilizaron material Kawasaki ZX-7R, uniendo dos bancadas en un solo cárter, con éstas a 60º. Otros dicen que no, que el motor ya era original. triple bujía, pero los datos que leo de diámetro x carrera (73 x 44'7 mm) son similares a la Kawa. Y peor, otros dicen que no pesaba nada... que estaba hecho de madera. Se dice que hubo imágenes de la moto rodando, pero que realmente se lanzó por una bajada para lograrlo.



El problema, a mi modo de ver por lo que leo de entonces, es que la moto se notaba claramente que era un despropósito sin sentido, un intento de atraer miradas de aficionados y, sobre todo, de inversores. Pero la Nemesis no logró nada de ello, se notaba demasiado que era una mentira. Quizás si hubieran presentado la 750 pre-serie hubieran sido más creíbles, pero en aquel tiempo las japonesas dominaban la categoría, pues era la cilindrada con la que corrían las cuatro cilindros en W-SBK. O a lo mejor la Nirvana custom V-2 de 1.538 cc y 95 cv con la que podrían haber atacado a Harley-Davidson y el inmenso -entonces- mercado americano. No fue así y, al año Norton Motorcycles intentó desesperadamente presentar "un algo" a sus inversores, intentando hacer propio un proyecto británico de crear una monocilíndrica sport con aires clásicos llamado International C-652 Combat, pero quebraron antes de que los prototipos tuvieran un poco de evolución. 

Otro proyecto sin culminar, la Norton C-652 Combat


Los derechos y material que fabricó Melling, después de juicios, pasó a su propiedad, y de ello apenas siguió desarrollando el motor V2, aunque no llegó a producción más allá de algunos prototipos. De la Norton Nemesis V8 1500 se fabricó un prototipo y un motor, y están expuestos en el Museo Nacional de Motocicletas cerca de Birmingham, Inglaterra.



Los motores supuestamente terminados por Melling: arriba el 750-4 de la Manx,
abajo el V-2 de 1.538 cc de la Nirvana





Sigue aquí:  

16- Eva Track T 800 Dci (2011)






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

4 comentarios:

Unknown dijo...

Y qué hay de aquel proyecto P86? Recuerdo un artículo de Solicito en que la probaban incluso. Era un bicilindrico desarrollado con Conswhort que por determinados condicionantes impuestos por la arcaica Norton no llegó al fin esperado. Muy ilustrativa su historia de lo que pudo haber sido y no fue por la estrechez de miras de las marcas (os suena?)

Unknown dijo...

Perdón, Solicito no, Solomoto, maldito corrector.....

MiguelXR33 dijo...

Jajaja, a mí a veces me pasa lo mismo. P... corrector.

Buscaré la moto que me dices. I3

MiguelXR33 dijo...

Amigo anónimo, estoy empezando a buscar datos del proyecto P 86. Me gustaría que me dieras un nombre o nick para dedicarte el artículo.

M.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: