Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

09 septiembre 2020

Motos nonatas. 1- Sanglas 750 mono (1978)

En la historia del motociclismo han existido (y existirán) muchas motos que, por un motivo u otro, no llegaron a salir a producción. Unas por diseñarse en el momento equivocado, otras por no aceptarse como económicamente viables, incluso ser el último intento de alguna marca para lograr sobrevivir. Pero que no llegaran a venderse no quiere decir que en muchos de los casos no fueran proyectos que ilusionaron a centenares, miles de aficionados, que soñaron poseerlas. Aquí algunas de ellas:

1- Sanglas 750 mono (1978)

Viajemos a la España de principios de los setenta. Las marcas japonesas tenían prohibida la venta debido al proteccionismo de la Dictadura, por lo que las motos "gordas" de mas de 400cc venían de Europa o Norteamérica y las "pequeñas" eran casi todo producto nacional, donde imperaban las dos tiempos de Bultaco, Derbi, Montesa, Ossa... y las diferentes Sanglas monocilíndricas de ciclo 4T. El problema de las Sanglas estaba en que sus propulsores, derivados de los DKW de finales de los cuarenta, estaban claramente obsoletos comparado con la producción europea... y no digamos la japonesa. Sus varillas y balancines, carrera larga, engrase por barboteo, encendido por magneto o cuatro velocidades no hacían mas que envejecer unas motos que, por lo demás, no eran malas. Así que los hermanos Javier y Martín Sanglas decidieron crear un nuevo propulsor que les permitiera plantar cara a la invasión que tenían claro llegaría al acabar el proteccionismo. Y no lo hicieron de una forma normal, pues se atrevieron a diseñar el motor monocilíndrico mas grande del motociclismo mundial: el Sanglas 750 mono.



El proyecto, después de unos años de diseño y rediseño, se plasmó en 1976, con un propulsor totalmente novedoso, incluso comparado con los japoneses. Como buena Sanglas, era de un cilindro y 4T, pero hasta ahí las similitudes. Lo mas llamativo era, sin duda, su cilindrada de 746cc lograda con unas sorprendentes (incluso hoy) medidas de 120x66mm. Tenía cuatro válvulas, de 48mmø las de admisión y 38mmø las de escape, que las movían dos árboles de levas, que a su vez eran accionados por correa dentada, otra gran novedad en el mundo del motociclismo (hubo que esperar al inicio de los 80 con las Ducati Pantah 500 para verlas). El engrase era a presión y el robusto cigüeñal se apoyaba en casquillos antifricción. El dimensionado embrague era en seco y el cambio de cinco velocidades (lo que aprendieron con este diseño se aplicó luego a las 500 S2 V5). La alimentación era por dos carburadores de 32mmø (otra novedad, antes se probó un inmenso 60mmø) y el encendido por platinos, aunque la energía salía de un alternador y batería. 


Con una alta compresión para la época y combustible de 9:1, en Sanglas afirmaban conseguir nada menos que 60cv y un régimen de giro también sorprendente de 9.000rpm. (velocidad lineal del pistón de 19m/s). No he logrado saber que llevara un eje de equilibrado, pero comentaban que la moto de pruebas vibraba menos que las 500 de producción. 


Este propulsor era lo mas adelantado de la época, incluso comparado con lo que iba a llegar posteriormente desde Japón. Tened en cuenta que en 1974 Yamaha sacó la primera monocilíndrica moderna, la SR 500 y era dos válvulas y sin eje de equilibrado. Para ver algo parecido a aquella Sanglas del 76 habría que buscar tres años después, 1979, cuando Honda saca la XL 500, ya con cuatro válvulas y eje de equilibrado, pero con 497cc y apenas 32cv. Habría que mirar mas lejos, doce años mas, para ver en 1988 el único motor que se acercó a la idea del Sanglas: la Suzuki DR 750 Big, que aun así tenía menos cilindrada, diámetro de pistón y potencia (727cc, 105x84mm y 50cv a 7.000rpm).


¿Realmente hubiera sido viable ese, por otra parte magnífico, radical motor?* No sé, creo que demasiado pistón y poquísima carrera, además de muchas revoluciones... algo que seguro provocaría vibraciones solo eliminables con dos ejes de equilibrado que posiblemente no llevaba. Ahora, también se hablaba que estaba diseñado como motor modular, donde esa alta cilindrada sería la máxima, pero que también habrían otras entre 350 y 750cc. Una lástima que no hubieran llegado a producirlo, porque en 1980 comenzó el boom de las trail monocilíndricas y Sanglas hubiera tenido un propulsor -o mejor propulsores- con el que haber podido entrar en la lucha... y quizás, solo quizás, haber sobrevivido. 




Fuente Solo Moto



*P.S.: Técnica: porqué creo que el motor Sanglas 750 de 1978 no hubiera funcionado bien



Motos nonatas sigue aquí: 

2- Gilera SuperSport 600 (2001)






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

5 comentarios:

Jorge RS dijo...

Visto con perspectiva, es cierto que con ese motor y la llegada de las trail, Sanglas podía haber sobrevivido. Una lastima.

Buen artículo ��

A. Nónimo dijo...

¡San Glas nos guarde! ¡Vaya motorazo!

Anónimo dijo...

Miguel ¿Porqué insistes tanto en que no hubiera sido viable con tanto pistón? Cuanto más diámetro y menos carrera mejor ¿no?

ABB

MiguelXR33 dijo...

Hola ABB. Comencé a contestar pero cada vez me quedaba mas largo... así que he cogido el texto, unas fotos y he hecho este artículo:

https://www.voromv.com/2020/09/opiniones-subjetivas-tecnica-porque.html

Anónimo dijo...

Gracias. No entiendo mucho de mecánica pero leyendo sobre los ejemplos modernos veo que incluso ahora el Sanglas era muy extremo. Siempre es bueno mirar con perspectiva.

ABB

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: