Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo, por su aportación

23 octubre 2019

Novedades 2020. Ducati Streetfighter V4 y Streetfighter V4 S: la Panigale, sin pudor (datos, vídeo y megagalería de fotos)

La Ducati Streetfighter V4 era una de esas novedades que estaba clara. Ya había habido una "guerrera urbana" con el motor V2 derivada de las 1098. Ya la habíamos visto "camuflada de moto de carreras" en Pikes Peak. Lo único que hacía falta saber era cuánto se iba a parecer a la Panigale V4. Pues bien, ya tenemos fotos y datos oficiales. Y sí, es casi casi casi una Panigale V4 sin carenado. Desnuda sin pudor.



Motor de récord entre las naked
El motor es el de la Panigale "a secas", el Desmoseidici Stradale, un 1.103cc V4 a 90º, orden de encendido cerrado a 70º, con distribución por cadena y Desmo para cerrar las válvulas. De aquellos 214cv del 2017 apenas se pierde un poco, pues la Streetfighter V4 se va a 208cv a 12.750rpm y 123Nm de par. A falta de ver lo que se presenta durante los próximos días sus rivales, estamos en un récord entre las motos sin carenado, pues la Kawasaki Z H2 comprimida se ha quedado en los 200cv. El mantenimiento sigue siendo muy amplio, revisiones de válvulas cada 24.000rpm.


Electrónica al máximo nivel
Cornering ABS, control de tracción DTC, control de deslizamiento DSC, anti-caballito DWC, Quick Shifter en los dos sentidos, control de freno motor (EBC), control de salida Power Launch... Pues sí, todo lo que puedes encontrar en la Panigale V4 lo tienes en la Streetfighter V4. Por supuesto está equipada con una pantalla TFT a color para controlar todos los parámetros ajustables.


Parte ciclo: sin recortes
El chasis es similar a lo visto en la Panigale V4, el "Ducati Front Chassis". Se trata de una estructura de aluminio que une la pipa de dirección hacia atrás con las culatas posteriores, y por delante al cárter; complementado con otra estructura que hace de subchasis. El basculante (monobrazo, claro) y su amortiguador también se anclan al propulsor. Vamos, que el motor hace de funciones portantes. Las suspensiones son delante horquilla invertida Showa BPF de 43mmø y atrás un amortiguador Sachs, ambos multiregulables. En los frenos destaca el material Brembo, con pinzas M50 delante, todo similar a lo instalado en la Panigale V4 2017. Los neumáticos son Pirelli Diablo Rosso Corsa II montados en llantas de aluminio.

¿Entonces no hay cambios? Pues sí, lógicamente, viendo que el piloto va en una postura de conducción totalmente distinta. El manillar es ahora ancho y alto, el asiento está a 845mm de altura (antes 830mm) y las estriberas más adelantadas y bajas. El depósito sigue siendo de 16 litros, pero ligeramente modificado para que el rediseñado asiento, más mullido, se adapte mejor. El subchasis pasa a acero, pues la Streetfighter V4 pretende aceptar más tiempo a un posible pasajero.


Estética: los alerones, a escena
¿Recordáis cuando el año pasado nos sorprendíamos con los dos alerones que lleva la Ducati Panigale V4 R? Pues bien, en esta Streetfighter V4 no tenemos dos ¡tenemos cuatro! Están anclados a los protectores de radiador y chasis, prometiendo una carga de 28kg (20kg delante, 8kg atrás) a 270km/h. Desde luego no va de broma...

En cuanto a la estética ya la veis. La zona trasera recuerda claramente a la Panigale V4, solo que con asientos más mullidos. El depósito también se asemeja. Donde, claro, está la diferencia es el frontal, con una horquilla a la vista y un faro doble (todo LED) que, la verdad, cada vez es más difícil diferenciarlo con los rivales, pues imita esa forma aplastada y adelantada que ya instauró la Kawasaki Z1000 hace unos años. Los radiadores están cubiertos de una forma elegante y también lleva cubierta el voluminoso silencioso que se encuentra entre el motor y la rueda trasera, bajo el basculante. Por cierto, se declaran 178kg en seco y 199kg en orden de marcha.


¿Quieres más? Pues toma Streetfighter V4 S...
Como suele ser habitual en Ducati, habrán de salida dos versiones, la "standard" de la que os he escrito, y una mucho más preparada -y cara, claro- versión S. En ella vemos delicatessen como suspensiones Ölhins (Nix-30 delante, TTX-36 atrás, amortiguador de dirección) con regulación electrónica Smart EC 2.0, y llantas de aluminio forjado de Marchesini (tres radios en vez de cinco). 



Por supuesto, para ambas estará disponible material accesorio con el que poner a prueba el bolsillo más preparado. Destaca el material Akrapovic de titanio, con un silencioso slip-on que promete subir el motor a 216cv recortando 4kg. Pero más todavía se puede conseguir con la linea completa, que permite al motor alcanzar los ¡220cv!, perdiendo por el camino 6kg... vamos, 220 para apenas 193 en orden de marcha. Vamos, que hasta la Panigale V4 puede temblar.




No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.