Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia.
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

30 diciembre 2018

Las anécdotas de mis amigotes de las motos -18- Manchi: "Sidehistoria: pasado, presente y futuro en tres ruedas" y "Ural vs. BMW" (y parte dos)

Manchi es otro de estos casos de "amistad virtual", otro amigo de Motostrail.com. El problema es que aunque Zaragoza y Valencia están relativamente cerca, no logramos coincidir... trabajo, estudios, familia, hace que todavía no nos conozcamos cara a cara. Eso sí, tengo claro que más pronto que tarde ocurrirá.
De este simpático maño si os puedo asegurar algo que es bastante evidente: es un enamorado del trail, el rodar, el viajar tanto por campo como por carretera. Y ello le llevó a descubrir los sidecar, sobre todo las Ural, esas bellas ultra-clásicas motos de tres ruedas, que con sus más de setenta años de historia enamoran a todo aquel que entiende su sentido. Si no os habéis planteado nunca un side, leed, leed... igual dejáis de verlos tan lejanos...

Así definí a Manchi en su envío de octubre de 2015... y no puedo cambiar una coma, aunque la verdad es que me apetece todavía más conocerlos en persona a él, a su mujer y a Pistón, su perro que no se pierde una. Me prometió un día que hablaría de la historia de Ural y aquí está... con comparativa incluida entre la suya y una BMW R-75, por no hablar de las muy buenas fotos. A gozar amigos:

18- parte dos: "Ural vs. BMW"
Una vez repasada la historia y posible futuro de la marca rusa, volvamos a aquella buena mañana en la que dos Ural y dos R-75 paseaban juntas por los caminos de Huesca. Recordad que como he dicho las Ural derivan del modelo R-71, y la R-75 es un modelo posterior a ésta que presentó gran cantidad de mejoras y avances tecnológicos, como frenos de tambor hidráulicos, diferencial bloqueable o reductora que duplicaba sus 4 velocidades. En la R-75 cada detalle está pensado para ser funcional y efectivo, como el guardabarros trasero abatible para sacar más fácilmente la rueda o el sistema que transforma el cerco del guardabarros delantero en un caballete para extraer la rueda delantera fácilmente, el filtro de aire por encima del depósito (si, eso que parece un casco sobre el depósito es la tapa del filtro) que le da una capacidad de vadeo extraordinaria, escapes altos, en fin hay infinidad de textos sobre esta moto en los que consultar a detalle sus extraordinarias características.

Lo que viene a partir de ahora es prácticamente una comparativa Ural vs R-75:






Viendo unas junto a otras casi lo primero que destaca es la diferencia en las ruedas: la Ural lleva llantas de 19” por 16” la BMW y la pregunta lógica es ¿Por que un vehículo diseñado para uso todo terreno como la R-75 lleva unas ruedas “pequeñas”? Pues sencillamente para poder montar los mismos neumáticos que los coches que usaba el ejército en la época y así tener rápida disponibilidad en el frente sin tener que recurrir a unas gomas específicas quizá más difíciles de conseguir. El gran balón de los neumáticos de la R-75 reduce la diferencia con las ruedas de 19” de la Ural, aunque la altura y estrechez de las
gomas Ural 4x19 la hace muy útil en campo y terrenos deslizantes en los que hay que “clavar” la rueda para avanzar.



Siguendo con las diferencias la BMW pesa ¡76 kg! Más que la Ural, unos 420 kg en seco frente a los 344 kg. de la Ural, y la diferencia de potencia es notable: 26cv (a 4400 rpm) frente a 41cv (a 5600 rpm) de la rusa, por tanto la relación peso potencia es muy favorable a la Ural. Tened en cuenta que estamos comparando lo incomparable ya que casi 70 años separan ambas motos.


Suspensiones: la Ural lleva amortiguadores “modernos” con unos recorridos cortos de poco más de 100mm pero que se aprovechan bastante y están tarados tirando a “demasiado confortables” (las dos Ural que íbamos los hemos cambiado por unos más firmes, indispensables con dos personas y/o equipaje) y la horquilla delantera es tipo Earles con amortiguadores iguales, mientras que la R/75 lleva ballestas para la parte trasera y horquilla telescópica en la parte delantera. La consecuencia es que la Ural copia mejor el terreno mientras la BMW tiende a rebotar más con las piedras y baches (esto en un uso civil actual, cargada hasta las trancas de munición seguro que las ballestas hacían mejor trabajo), pero por contra en curvas la Ural tiene mucha deriva que la hace más complicada de conducir. 



Hablando de este tema conducción, contrastando opiniones con Óscar, dueño de una de las dos R-75 que también tiene la suerte de tener una Ural, me confirmó que la BMW gracias a su tracción permanente (con diferencial bloqueable) en las dos ruedas (moto y sidecar) se maneja bastante mejor que la Ural. Ya había oído este comentario de propietarios de Ural que han tenido antes Dnepr con tracción a las dos ruedas y es que la Ural al tener que ir la mayoría del tiempo en 1WD (recordemos que el 2WD solo se conecta en casos de suelo deslizante al ser transmisión directa sin diferencial) resulta más difícil y dura de llevar siempre. Por tanto la Ural cansa más que la BMW sin duda. 




Como he comentado más arriba la R-75 solo tiene 26cv, pero por campo le cunden mucho, de hecho casi costaba seguirlas ya que a veces iban a una velocidad endiablada por los caminos de la sierra de Loarre, ahí realmente me sorprendió lo rápido que pueden ir. 
En cambio por carretera la tortilla da la vuelta, lógicamente. Todo hay que verlo en su contexto y en los años 40 del siglo pasado poder circular a 60-70 km/h ya era suficiente para las carreteras de la época, y eso es lo que da la BMW, unos cruceros a esas velocidades y una punta que ronda los 93 km/h. Por contra la Ural alcanza unos 115-120 km/h a tope, pudiendo mantener cruceros entre 95 y 100 km/h sin problemas (personalmente no suelo ir a más de 95 km/h, velocidad a la que ronda las 4300 rpm y si no hay prisa mejor ir a 85 km/h disfrutando del paisaje).


No tuvimos ocasión de hacer algún camino realmente malo con mucha pendiente hacia arriba donde las BMW pudieran engranar su reductora, pero me habría gustado verlo. En el caso de la Ural si que en algunas ocasiones se echa de menos una primera más corta, a pesar de que en la práctica pueden subir prácticamente por cualquier sitio, los giros muy cerrados con fuerte pendiente a veces se le atragantan un poco. Ojo, hablo de pendientes muy considerables, no penséis que la Ural se raja a la primera cuesta porque nada más lejos de la realidad, sube muchísimo pero en ocasiones muy puntuales se agradecería una primera mas corta.




Por supuesto, para acabar una buena mañana nada mejor que una buena comida en un entorno prepirenaico espectacular. 

Y bueno, por hoy ya vale de hablar de Ural, pero ¡volveré! 

Manchi












3 comentarios:

Carluset dijo...

Me encanta! Estos cacharros me parecen muy sexys. Quien sabe su no terminaremos con uno :)

Manchi dijo...

Gracias Miguel por publicar el reportaje. Se nota donde hay pasión y cariño por las dos (y tres) ruedas.

Se que en España los sidecares son anecdóticos,pero siempre despiertan simpatía y curiosidad, quizá con esta publicación haya más gente que se plantee en el futuro el tener uno, además de Carluset, claro ;-)

MiguelXR33 dijo...

Amigo Manchi, tú pon más fotos demostrando que no sólo la pareja puede disfrutar de los side-car, también las mascotas... y seréis muchos más con esos bellos atalajes. Por mi parte, sabes que encantado de publicar cualquier anécdota de vuestro mundo. I3

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.