Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo, por su aportación

06 noviembre 2016

Novedades 2018. Scomandi prepara una "Lambretta 400" para dentro de un año

Sí, sí... voy a hablar de un scooter. Y no, no es uno "casi moto" como el Yamaha T-Max 530 o el próximo Kymco AK 550, ni una "moto vestida de Scooter" como el Honda Integra 750. No. Voy a hablar de un scooter que mezcla lo actual con su chasis tubular cubierto de carrocería plástica, su motor 4T automático con funciones de basculante; con un aspecto de hace más de treinta años... ¡y de cincuenta también! Un scooter que van a presentar en estado de prototipo (venta prevista para 2018) y que no promete hueco para el casco ni una protección ante las inclemencias generosas... pero sí el circular con un aspecto de lo más cool vintage con el poderío de un motor de 31cv: el Scomandi TL 400.

Cuando el año pasado vi los Scomandi en la Feria Dos Rodes de Valencia la verdad, me gustaron por lo que para mi pasado representa: mi tío Jose fue mecánico y miembro del Club Lambretta Valencia y mi padre tuvo una Lambretta 150 LI con la que no sólo se desplazaba para ir al trabajo, también hicieron decenas de viajes mi madre (con pañuelo en la cabeza para no despeinarse y sentada de lado) y él con dos maletas cogidas al porta-bultos trasero. Una mala caída al pisar las vías mojadas del tranvía le hicieron coger miedo, pero no dudó años después en moverse con soltura con mi Vespa DN 200 (o la Yamaha TDM 850 :-D ). Así que como entenderéis para mí las Lambretta tienen algo muy especial.

El problema de las Scomandi lo tuve no por ser "modernas" (no lleva chapa estampada como chasis sino un tubular recubierto de piezas plásticas como carrocería, motor 4T automático, frenos de disco, fabricación en China...) sino en su cilindrada: 50 y 125cc. Yo vivo a las afueras de la ciudad y sé por haberlo probado un par de veces que recorrer los escasos doce kms que tengo de autovía en una "octavo de litro", más cuando es un
motor económico de 2 válvulas y refrigerado por aire... pues como que se me queda muy muy corta (mi 1'88m de altura y 110kg de peso también influye). Así que pregunté al que llevaba el stand y me dijo que se esperaba un TL 200 para finales de 2016 "y algo todavía más grande y llamativo para 2018".

Ahora sé que ese "llamativo" es un intento de añadir un motor 250cc ¡¡¡con cambio de marchas!!! (que sería un puntazo por lo clásico y bello que quedaría volver a tener el accionador al puño "como toda la vida en un scooter")... pero más todavía que eso es que Scomandi se ha hecho con los derechos del motor FM 400 de Franco Morini. Este 383cc de cuatro válvulas rendía 31cv y un buen par motor de 34Nm, llevaba variador automático, y movió scooters como los Benelli Velvet o Malaguti Madison. Deben de "reciclarlo" a Euro4 con inyección electrónica y alguna cosa más, pero en su día -y hoy- sorprendió por su tamaño compacto. 


Como podéis ver en las fotos, ese motor 400 ya ha sido encajado en un prototipo que recibe toda la carrocería original de los TL 50 y 125, modificada en el lateral izquierdo para que no le golpee el embrague, mucho más grande. No os perdáis el escape, con una salida que recuerda los clásicos tubarros 2T y con su graciosa forma enrroscada que me recuerda a las Honda RCV de MotoGP... o la cola de un cerdo :-D
 Supongo que el chasis será distinto, más robusto, y que las suspensiones también habrán sufrido modificaciones para seguir con la buena estabilidad de la que presumen los TL "pequeños". Los frenos también deberán ser sobredimensionados y, sobre todo, equipados con ABS, obligatorio a partir de 2017 en motos de más de 125cc. Además han tenido que buscarle acomodo al radiador de agua, que ha sido disimulado en la quilla que han puesto bajo el escudo frontal. 
Aparte de eso, tenemos el mismo Scomandi que podemos comprar actualmente, con su falta de hueco para el casco pero con guantera delantera (como echo de menos la de mi Vespa... bueno, y a la compañía de entonces), con sus llantas de 12" -neumáticos de 110/70 en las actuales- que la elevan bastante con respecto a la Lambretta original (lo que viene muy bien para subir y bajar bordillos en ciudad), su parrilla trasera, y su bella estampa de mitad del Siglo XX. Eso sí, sin tenerle miedo a las actuales autovías con un motor que le permitirá llanear a velocidades ilegales sin problemas. 


La verdad, un aparato que me llama la atención. Si tuviera una ¿la llamaría Mari Pepi? Ojalá...






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.