Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, por su aportación

26 septiembre 2010

Montaje de disco de freno delantero en llanta de enduro. Honda XR 600 R.

.
Ahora vamos a poner un disco de freno delantero nuevo a una llanta de enduro, en concreto de una Honda XR 600 R.


Inspeccionando el disco antiguo y midiendo su grosor, desigual en algunos puntos, da 0.35 mm de espesor. ¿Un poquito desgastado, no? El "notas" que me vendio la moto decia que estaba en buen uso aún. El protector de disco lo tapaba todo.....
No olvideís de verficar el valor del grosor, pues un disco mal desgastado o con un grosor fuera de su tolerancia de uso, puede ocasionar roturas con consecuencias muy desagradables. El valor límite de desgaste está inscrito en en el propio disco, fijaos bien.


Bueno, ahora a desmontar el disco viejo. Hacedlo con cuidado, porque hacerlo forzando demasiado los tornillos, puede ocasionar que deshagamos el alojamiento de la llave allen, con el consiguiente trastorno. Si se resisten mucho, hay herramientas especificas como el destor-golpe, aunque con ayuda de otra persona, también se puede improvisar uno casero. Pero esto será contado en otra ocasión....





Ahora a limpiar los apoyos del disco en la llanta, para que quede perfectamente paralelo a la misma. Un poquito de lija suave, para las incrustaciones mas resistentes, y un trapito impregnado en alcohol isopropílico, u otro tipo disolvente suave para eliminar posibles restos de origen grasiento, acabarán de eliminar todo rastro de suciedad.



Aprovechamos para realizar un exámen "digital" de los rodamientos de las ruedas, por uno y otro lado. Metemos el dedito, solo el dedito, eh. Comprobamos que giran suavemente y sin "atranques". Si es así, a falta de una inspección mas exaustiva, están mas o menos bien.. Los retenes-guardapolvos deben estar sin muescas y sin desprendimientos, conservando la elasticidad.




Planteamos el disco en su alojamiento y en este caso no ponemos la tapa protectora de plástico que lleva el original, porque no entra bien con este disco. Solo sirve para que no se amontone barro en el hueco que queda en el buje. Puede ser prescindible. ¡¡¡ Fuera !!!
Una gotita de fijador (ese gran desconocido), en las roscas de todos los tornillos.




Procedemos a apretarlo todo, siguiendo un orden en cruz, repetiendo el procedimiento hasta llegar al apriete correcto progresivamente. El par correcto es aquel en que "el apretador" emite un gruñido de cerdo, de mediana edad, cuando busca trufas, pero ya está casi satisfecho..... Es decir, 15 Nm ó 1'5 Kgm.






El disco, ya montado y limpiado con un trapito limpio de algodón, humedecido con alcohol isopropílico para limpiar los rastros de grasa de manos y herramienta.




¡¡¡ LISTO !!!

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.