Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

13 febrero 2021

Motos nonatas. 19- Yamaha GL 750 2T (1971)

  

En la historia del motociclismo han existido (y existirán) muchas motos que, por un motivo u otro, no llegaron a salir a producción. Unas por diseñarse en el momento equivocado, otras por no aceptarse como económicamente viables, incluso ser el último intento de alguna marca para lograr sobrevivir. Pero que no llegaran a venderse no quiere decir que en muchos de los casos no fueran proyectos que ilusionaron a centenares, miles de aficionados, que soñaron poseerlas. Aquí algunas de ellas:

19- Yamaha GL 750 2T (1971)

Yamaha, que desde 1955 era conocida por el buen rendimiento de sus motores dos tiempos, en el principio de los 70 era superada por las Suzuki y Kawasaki de tres cilindros en las tiendas. Así que la marca de los diapasones no lo dudó: en el Salón de Tokio de 1971 presentaron la Yamaha GL 750 con motor dos tiempos y cuatro cilindros en linea alimentados por inyección.


Noviembre de 1971. Yamaha sorprende con una moto de dos tiempos que iba mucho mas allá que sus rivales japoneses. Sí, ya estaban produciendo motos 4T con la XS 650 twin, pero la marca de los diapasones lo que dominaba en aquel entonces era el 2T y, ante la avalancha de motos dos tiempos de Kawasaki (H1 500 y H2 750) y Suzuki (GT 500 y 750), mas las cuatro tiempos y cuatro cilindros de Honda (CB 750 de 1969) y las esperadas de Kawasaki (Z1 900 de 1972), en Yamaha decidieron enviar un globo sonda en forma de prototipo... y desde luego llamaron la atención, primero en el Salón de Japón 1971 y al año siguiente en el de París ante la insistencia de Sonauto, el distribuidor de Yamaha en Francia, de que se luciera el prototipo en Europa.


La GL 750 (código interno YZ 401) vista de lejos tenía aspecto de estar lista para salir a la venta, en parte porque muchos de sus componentes sí los veríamos en las calles al año siguiente con la TX 750 bicilíndrica. Pero lo que sí llamaba la atención y mucho era su motor: dos tiempos, refrigerado por agua, 743 cc, cuatro cilindros (65x56 mm), cinco velocidades, arranque eléctrico y la novedosa inyección electrónica. Tened en cuenta que por aquel momento lo mas grande en 2T eran las Suzuki GT 750 (tres cilindros, 738 cc, 67 cv) y las deportivas Kawasaki H2 750 (tres cilindros, 748 cc, 74 cv), por lo que la Yamaha iba un paso mas allá. La potencia declarada en el salón fue de 70 cv, una cifra bastante comedida viendo su potencial, aunque el peso declarado de 205 kg le daban buenas perspectivas. Llamaba mucho la atención su estrechez al llevar el encendido y el alternador detrás del cigüeñal y no en sus puntas. 


Yamaha GL 800, primer prototipo en arcilla para definir la estética, sobre 1970


Visto con perspectiva, aquel motor sí podía haber salido a producción, pues se sabía que estaban probando en circuito unos prototipos con esta configuración, y apenas dos años después Yamaha lanzó sus TZ 700 de competición para la categoría F750, fruto de la unión de dos propulsores TZ 350, de la que esta GL 750 hubiera sido una buena "réplica de calle". También viendo lo que rindió la TZ 750 de 1975 (105 cv), era muy probable que la GL 750 hubiera podido dar mas de 80 cv, lo que la hubiera puesto como la número uno en potencia entre las motos de producción (la Kawasaki Z1 de 903 cc presentada en 1972 declaraba 82 cv). 


La inyección que lucía el prototipo GL 750 era, en realidad, de mentira
Pero el problema de la GL 750 llegaba de EE.UU.: en ese 1971 la Agencia de Protección Ambiental comenzó a aplicar severas normativas en los vehículos para bajar los altos índices de contaminación... y en ello contribuían mucho los motores de dos tiempos. Sí, la moto del Salón de Tokio llevaba inyección electrónica, pero como reconoció años después Masayasu Misoguchi, director del departamento de carreras durante aquellos años, realmente eran de pega, cogidas de un modelo de motonieve. Al parecer habían problemas de sobrecalentamiento del combustible, lo que daba un mal tacto al acelerador... algo seguro que no muy aconsejable con tanta potencia y tan poca parte ciclo. 


Retrovisores, relojes, guardabarros de chapa, escapes de calle... no, no era una TZ, era una GL

La idea de preparar antemano una réplica de las TZ 750 continuó unos años mas, donde se probaron prototipos con chasis doble cuna cerrada muy parecidos a la exitosa moto de carreras. De hecho, la idea era repetir el éxito de las 250, donde primero triunfaron las TZ en pista y luego las RD en las calles. Pero los problemas a solucionar en emisiones eran dificilmente salvables y el mercado norteamericano era el mas jugoso para los japoneses, así que al final Yamaha tuvo que ceder y comenzar a diseñar motores de cuatro tiempos de gran cilindrada, dejando olvidado aquella atractiva idea.




Fuente: Moto-CollectionMotorcycle.comWikipedia


Sigue aquí: 

20- Aprilia Leonardo 500 Di-Tech (2003)





Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: