03 junio 2016

Otro de los nuestros, otro de los grandes, nos ha dejado. Descanse en paz Luis Salom

Lo empezaba a escuchar en la radio y he dejado lo que estaba haciendo para llamar a Voro... Luis Salom, el duro y correoso mallorquín que tantas alegrías nos dio en 125 y Moto2, nos ha dejado en un mal accidente durante los segundos entrenamientos del viernes para el Gran Premio de Cataluña. Pena al otro lado de la linea. La misma que he notado minutos después en los whatsapp de mi hija Ruth. Y los que llegarán.

No, no voy a hablaros de Luis, apenas hablé unos minutos hace muchos años en las cercanías del Circuito Ricardo Tormo, cuando apenas era un crío. También he de reconocer que llevo dos años que apenas sigo Moto2, así que no estoy capacitado para escribir más allá de lo que podemos encontrar sobre él por la red.

Lo que sí quiero volver a recalcar es algo que ya dije hace unas semanas: todos los pilotos, TODOS, merecen nuestra admiración. Da igual que corran en MotoGP o en 50 automáticas. Da igual velocidad que cross, que raids, trial o dirt-track. DA IGUAL. El que está encima, por muy bueno o malo que sea SE JUEGA LA VIDA POR AMOR AL MOTOCICLISMO. Así que hoy, mañana, cuando volváis a ver a pilotos compitiendo, tenerles respeto, tener orgullo por lo que hacen. Son de los nuestros. De los mejores.

Descansa en Paz Luis. Nuestro más sentido pésame a la familia. Una pena.  

2 comentarios:

Voro dijo...

Que pena, de verdad que pena....

Mis condolencias a familiares y amigos, y que descanse en paz.

Albert FR dijo...

Estoy muy conmocionado. Después de unas semanas duras de trabajo y de no encontrar el tiempo y las ganas para poder escribir, me encuentro con esto. Ayer estuve todo el día viajando desde Londres a Badajoz y cuando llego a casa a medianoche no esperaba encontrarme con esto. Yo tampoco era fiel a la categoría de moto2 pero como dices Miguel, yo también he recalcado que TODOS los que compiten son HEROES. Aunque veas que alguno va girando en última posición, es la última posición de los MEJORES, de los pocos privilegiados que han conseguido llegar a lo más alto demostrando todo su potencial a través de las distintas categorías. Así que por favor disfrutemos del deporte y de la belleza de la competición de manera sana, porque no sabemos cuando se acabará. La vida es una y no la podemos dar por garantizada. Me duele la gran pérdida que sufre este deporte como aficionado pero sobre todo como persona. No hay colores cuando un piloto se cae y menos cuando pierde la vida. Al menos me consolará que se fue intentando demostrar, como cada gran premio, que era el mejor. Y ciertamente lo era. TODOS los que os jugáis la vida en esas bestias, sois los MEJORES y sois UNICOS, así que por favor tened cuidado cuando vayáis en moto.

Mi pésame a la familia y amigos. Un abrazo en la distancia.

Alberto.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.