Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas y Esteve Vinolas, por su aportación.

22 julio 2022

La re-lectura del verano. Motos y coches, compartiendo motores. 3- Las 2.000 cc de Friedel Münch (6-12-12)

Los motores de coche y moto ha estado siempre cerca, pero en pocos momentos se han cruzado realmente. El motivo es que la mayoría de las veces los objetivos, y la forma de conseguirlos, suelen ser distintos. Pero eso no quiere decir que no hayan habido valientes que se hayan atrevido a mezclar ambos mundos... y no sólo han sido las motos las que han equipado motores de coche.

3- Las 2.000 cc de Friedel Münch (1989, 2000)
En el envío anterior nos quedábamos en que el señor Friedel Münch seguía con su fábrica de sueños. Quizá no podía mantener una fábrica, pero sí las motos que había creado. Así que hacía todo tipo de preparaciones con base TTS 1200, y esto hizo que bajo pedido hiciera algunas motos completas a las que, al no tener los derechos de su propio apellido como marca, llamó Titan. Motos que superaban en mucho las Mammoth originales con sus motores NSU Prinz 1200 llevados a 1.600 o 1.800 cc. 

Titan 2000... lo más bestia de Friedel Münch
Ahora, la más bestia de sus creaciones fue la Titan 2000 de 1989, un encargo personal del Príncipe de Leiningen. El motor era de 2.000 cc, equipado con un compresor electro-mecánico que hacía que cuando el piloto considerara pudiera subir la potencia de 108 a más de 150 cv. La refrigeración se aumentaba con un radiador y tres litros de aceite. El chasis derivaba de lo experimentado en la Horex TTS 1400 (con doble tubo superior). La horquilla la fabricaba el propio Münch, al no poder suministrarle nadie una con el diámetro necesario para él (50 mmø). Y luego todo ello iba acompañado de un montón de tubería para mover neumáticamente el caballete central y el cambio (un automático cuatro marchas con marcha atrás...). La marcha atrás era totalmente necesaria para mover en parado un monstruo que llegaba a los 368 kg con el depósito de ¡38 litros! lleno.



Prototipo de la Münch Mammut 2000, 1991
En 1991, con 64 años, Friedel Münch sufre una apoplejía... pero aplicando el lema "el trabajo es la mejor terapia" consigue recuperarse y llevar a cabo su última creación: el prototipo Mammut 2000. Éste equipaba un motor Ford Sierra Cosworth DOHC cuatro válvulas de 1.848 cc y 150 cc que rendía 150 cv y llevaba todo lo que tenía que llevar una Münch: las llantas realizadas a partir de bloques macizos, la cadena carenada y mucho, mucho motor.


Cuando pensaba que no pasaría de la fase de prototipo, en el verano de 1997 Münch recibió la visita de Thomas Petsch. Este había comprado los derechos de la marca Münch y, al ver el prototipo con motor Cosworth, no duda en proponerle revivir la marca y producir 250 Münch Mammut 2000. Al final, sólo quince motocicletas se fabricaron entre 2000 y 2002... pero su belleza se nos quedó en la retina a todos los que la vimos en fotos (¡enorme!) y sigue siendo de las motos más brutas que se han fabricado en cortas series.

La Münch Mammut 2000 definitiva. Bella... pero escasa


                            

Aunque Friedel Münch nos dejó en 2014, la marca Münch no ha desaparecido. Ahora tiene una nueva vida, corriendo en la categoría de motos eléctricas... y ya preparando motos carreras-cliente para TTX. ¿qué veremos de ellos en el futuro? Aquí la página de Münch.



Sigue aquí:



Artículo revisado (ortografía, datos, fotos, maquetación) en julio de 2022.

No hay comentarios:

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: