Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

10 enero 2022

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 83- "La V": su primer año (en vídeo)

Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más -mucho más- de veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando? No lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta.

83- "La V": su primer año (en vídeo)
La "V", nuestra flamante Suzuki V-Strom 1050 XT ha cumplido su primer año con nosotros. Así que para celebrarlo volvimos a hacer el mismo recorrido, aunque esta vez al contrario: Valencia-Liria-Olocau-Altura (por la CV-25), una carretera que entre Gátova y Altura tiene el siempre divertido e intenso Puerto de la Chirivilla, donde te empachas a gusto de curvas. Luego otro clásico de los motoristas valencianos, Altura-Cueva Santa-Alcublas (por la CV-245), con algo de obras a la llegada de la Cueva Santa (están, por fin, ensanchando el retorcido tramo de subida) y sin nada de la nieve que encontramos en varios puntos ¡justo lo contrario con casi 25º en enero!. 
De Alcublas más CV-245 hasta la para muchos motoristas conocida Rotonda del Pi, desde donde enfilamos hacia Casinos, y de ahí cuarenta kilómetros de aburrida autovía hasta casa.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     En Alcublas volvimos a parar para grabar este vídeo, en el que contamos Mari Luz y yo las sensaciones que nos ha dejado 'la V' en este su primer año juntos:






 

5 comentarios:

Anónimo dijo...


Entiendo que la valoración de la moto sea muy positiva... es una gran moto.
Pero que le produzca tanto dolor en la rabadilla... y que con un asiento de gel sólo se haya mitigado levemente...
Me pregunto cómo sería la valoración de una moto de pruebas que produce ese dolor en el piloto tras probarla durante un fin de semana... ¿recomendaría su compra? ¿o sería un defecto grave a solventar antes de recomendarla?

MiguelXR33 dijo...

Bueno, recomendar es algo siempre muy subjetivo, pues las necesidades y gustos de una persona nunca son iguales a las de otros. Incluso no lo son con la misma persona en distintos momentos de su vida.

Yo, por ejemplo, hace diez años no hubiera comprado una V-Strom, ni la 650 ni la 1000. No tenía una serie de necesidades como un buen lugar para el pasajero o una alta seguridad en carretera, y sí otras como un buen comportamiento en montaña y, por ende, ligereza, suspensiones largas y ruedas grandes. Entonces hacía montaña y rodaba solo, en breves lapsos de tiempo (tres o cuatro horas). Ahora viajo con mi mujer, lo hacemos por asfalto y el tiempo no es un impedimento más allá de volver a dormir a casa.

En 2018 y 2019 estuvimos haciendo 'tomas de contacto' (considero que todo lo que no sea hacer 300-400 kms mínimo no son 'pruebas') con motos demo de los concesionarios:
https://www.voromv.com/search/label/Pruebas
En ellas, a nivel aficionado, que es lo que soy, no soy periodista ni vivo del motociclismo, expliqué las sensaciones que nos dieron. Algunas personalmente me gustaron más que otras, cosa lógica. Pero luego viene el para qué la vas a utilizar realmente.

Yo, ahora acompañado, tuve que descartar la KTM 790 Adventure y BMW R 1250 GS por demasiado nerviosas, abruptas, y la Moto Guzzi V85 TT por vibraciones, debido a los comentarios de mi mujer. La Triumph Tiger 900 GT la eliminamos ambos porque no probamos la que queríamos, la Rally, y por el trato un tanto 'disperso' (lo voy a dejar ahí) del vendedor. Y yo tuve que prescindir de la Kawa Versys 1000 por ser demasiado 'blanda' y creo que aparatosa en ciudad (hago bastante para ir a trabajar); y tristemente de mi sueño, la Africa Twin al ser la versión 1100 básica 'demasiado básica' y la Adventure Sports, de la que me sobraba tanto depósito, tener problemas aerodinámicos (se me hinchaba la chaqueta y me ahogaba con el cuello). De hecho, la probamos dos veces con el mismo resultado. Además, por aquel entonces en el foro AT España hablaban muy mal de eso, de problemas con el tablet y la calidad del acabado interno del depósito.

De la V-Strom 1050 XT que probamos ya lo puedes leer, quedamos contentos al ser grande (yo mido 1'88 y cada vez estoy mas orondo, es algo a tener en cuenta), potente sin brusquedades, muy estable en curvas, segura gracias a su electrónica y con una protección suficiente.
https://www.voromv.com/2020/11/toma-de-contacto-61-kms-con-la-suzuki-v.html
Eso sí, en aquellos 61 kms en apenas una hora no noté nada en la rabadilla. Tampoco en el cambio, que tiene un paso de primera a segunda desagradable. Ni con su iluminación, pues estaba muy baja. Todo eso no puedes saberlo en un ratito. Ahora, ya te digo también que si en aquella prueba el asiento hubiera sido insufrible, o la hubiera probado más tiempo, probablemente no hubiera entrado entre las elegidas como compra.

Así que sí, como conté en mis especiales 5.000 kms con la Suzuki V-Strom 1050 XT: Lo bueno y 5.000 kms con la Suzuki V-Strom 1050 XT: Lo MENOS bueno, la Suzuki V-Strom 1050 XT tiene defectos. Como todas. Otra cosa, es que los quieras asumir. El asiento ha mejorado con el gel, la luz en caso de viajar de noche ya buscaríamos unos largo alcance, y alguna cosilla más, son aceptables. ¿Si la recomendaría? Pues sí, pero con matices, como todo. Si es a un bajito, no. A un novato tampoco. Para hacer campo, menos. Para el que busca ir todo el día a cuchillo, tampoco. Incluso a lo mejor tampoco a una persona con sobrepeso, como es mi caso actual, y que quizás cause mi problema (es lo que opina mi mujer). Pero para los que buscan algo parecido a lo que nosotros buscábamos, confianza, sí, sin duda. Hay mejores, lo tengo claro. Pero ésta, a nosotros, nos vale. A otros... se la puedo recomendar, pero siempre con matices.

M.

Anónimo dijo...


Sin duda, el proceso de selección fue concienzudo y meticuloso...
Coincido en que con un paseo no se prueba de verdad una moto... que menos que tenerla un fin de semana, para usarla en distintas ocasiones (igual con los coches... que a mi me ha pasado).

Manchi dijo...

Un año ya ¡Como pasa el tiempo! Yo creo que en general la valoración es bastante buena y elegiste bien. El tema del asiento si es por excesivo peso se solucionaría poniendo un compuesto mas duro de espuma, aunque puede ser también un tema postural, especialmente tentiendo en cuenta que es una molestia o dolor concretos en un punto y nunca antes habías tenido ese problema. Igual recolocando el manillar a otra altura y distancia (ahí habría que hacer pruebas) con unas alzas cambia la inclinación de tu tronco y ya no haces el apoyo en ese punto.
Por lo demás solo queda disfrutar de esa Big Twin y sacarle todo su jugo durante muchos años.

Anónimo dijo...


Si parece que sea muy posible un tema de postura... sobre todo si no le ha pasado antes, y no le pasa ahora con otras motos...
Tal vez un fisioterapeuta ayudaría.

Espero que encuentre pronto una respuesta, para seguir disfrutando de una gran moto

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: