Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

04 abril 2020

Algunas motos de los 80 y 90 que marcaron el rumbo. 5- Naked: tetracilíndricas de mas de 750cc (Yamaha V-Max 1200, Triumph Trident 900)

Algunas motos de los 80 y 90 que marcaron el rumbo.
5- Naked: tetracilíndricas de mas de 750cc

Yamaha V-Max 1200 (1984)
Saltemos a Estados Unidos, a octubre de 1984, cuando Yamaha presentó en el Salón de Las Vegas su musculosa "macho-bike" V-Max 1200, una moto que abrió un nicho de mercado de motos poderosas, intimidantes, listas para arrugar el asfalto y derretir el cronómetro que ose medir su bestial aceleración. 


La V-Max 1200 fue una idea de Akira Araki, uno de los mejores diseñadores de Yamaha, al que le encargaron un modelo destinado al mercado USA. Durante un viaje "aprendiendo del pueblo" vio una prueba de aceleración 0-400m en un puente sobre el río Misisipi, que le llevó a imaginar una moto inspirada en los coches hot rod de grandes motores V8 con compresor y enormes ruedas traseras. Comandó el diseño en GK Design, Santa Mónica, California, propiedad de Yamaha USA, junto con su colega el Señor Ashihara (diseño de motores) y el Señor Kurachi (diseño de chasis), sin realmente imaginar que iban a crear historia, pues su producto enfocado a EE.UU. acabó siendo un icono a nivel mundial.

El motor, lo mas grande que tenían en producción, provenía de una touring, la XVZ 1200 Venture, un enorme para la época V4 a 70º de 1.198cc DOHC, 16 válvulas, refrigeración líquida y cardan. En la turismo rendía unos suaves 97cv a apenas 7.000rpm, pero la versión V-Max tope llevaba un sistema que llamaron "V-boost" en el que dos carburadores alimentaban a cada cilindro a partir de las 5.750rpm, subiendo su rendimiento a nada menos que 145cv a 7.800rpm, con lo que por muchos años fue con diferencia la moto mas potente del mercado. El estilo visual enfatizó ese aspecto poderoso, masivo, con un chasis que dejaba el propulsor al aire. Esas famosísimas y muy copiadas tomas de aire en los laterales, el simulado depósito pequeño (el auténtico estaba bajo el asiento), las llantas semilenticulares, los cortos y gordos escapes, el asiento "silla de montar", o el enorme para la época neumático trasero 150/90-15, crearon un estilo que la convirtieron en un icono atemporal... mirad unas actuales Ducati Diavel o Triumph Rocket 3 y os daréis cuenta de donde vienen. La V-Max 1200 se vendió durante 20 años con apenas cambios en frenos, piñas y, por desgracia, perdiendo el V-boost por el camino. Yamaha creó una totalmente nueva V-Max 1700 en 2009.

Yamaha V-Max 1200 "20th Anniversary L.E." de 2005
Yamaha V-Max 1700 de 2009


Triumph Trident 900 (1991)
Aunque este envío teóricamente es para motos de cuatro cilindros, me vais a permitir que ponga una tricilíndrica que además mecánicamente no aportó nada especial, pero sí consolidó una forma de crear motos "modulares". Cuando John Bloor decidió retornar a la vida a la mítica marca Triumph se fijó directamente en cómo lo hizo BMW con su serie K75/K100, inspirados a su vez en el mundo del automóvil: crear una base común en chasis y motores, y con ella una amplia gama de "reinicio", en vez de basarse en un solo modelo... y rezar (como hizo Norton, por ejemplo, y así les va). El chasis era un "espina de pescado", un tubo central por encima del motor que une la pipa de dirección con el soporte trasero del basculante, por lo que podía recibir distintos "anchos" de motor sin ajustes (como sí pasaba con la serie K). También tenía monoamortiguador progresivo, suspensiones correctas para la época y frenos idem. Las ruedas eran ya anchas y de perfil bajo. Depósito, asiento, tapas, relojes eran compartido por todos, por lo que el recambio era relativamente breve y casi todo válido en las diferentes variantes.


La gran diferencia con lo visto en la serie K original de BMW fue la idea de motor, que esta vez era "normal", con los cilindros situados de forma transversal a la marcha. Como se inspiraron en el propulsor Kawasaki GPZ 1000, eran totalmente actuales: cuatro válvulas, doble árbol y refrigerados por líquido. Diseñaron una cámara de combustión común, con un diámetro de 76mm, luego cigüeñales con dos carreras distintas: 55 y 65mm. Y a partir de ahí crearon bloques de tres y cuatro cilindros, como hizo BMW, pero al tener dos carreras disponibles obtuvieron tricilíndricos de 749 y 885cc, y cuatro cilindros de 998 y 1180cc. El cambio y embrague, con ajustes, también tenían un diseño conjunto.

Combinándolo todo en apenas dos años tuvieron a la venta una gama muy amplia, con deportivas (Daytona 750 y 1000), naked (Trident 750 y 900) y turismo (Trophy 900 y 1200) y una semicarenada (Sprint 900) al año. También, con algunas variaciones mas, crearon una trail (Tiger 900). Un concepto, repito, muy automovilístico, que les dio fama de buenas motos en general y una clientela amplia, y que les permitió tener músculo y prestigio suficiente para embarcarse en otros proyectos, llevando a la marca hasta nuestros días con un orgullo bien merecido.

Daytona
Trophy
Sprint
Tiger



También interesantes: Yamaha XJR 1200 (1994), bonita con ganas, con toques modernos sin perder esencia clásica.




Aquí el enlace a Sport-turismo: bicilíndricas de 400 a 750cc






Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La vmax es mi sueño de joven no me importaría tener una

MiguelXR33 dijo...

La verdad es que han desaparecido, pero pasear con una sigue siendo un espectáculo digno de cualquier americana de esas que hacen mucho ruido y son muy caras. ;-D

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: