Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo, por su aportación

10 noviembre 2019

Novedades 2020. Harley-Davidson y su nuevo -y actual- motor Revolution Max: Pan-American 1250, los norteamericanos entran en el big-trail

Harley-Davidson, como el péndulo que es la misma vida, está pasando una fase difícil. No fue como la de los ochenta (que os conté aquí), porque hoy en día tienen motores y calidad de fabricación correctos para el mundo custom. El problema grave es que hace cuarenta años sus principales rivales eran japoneses, por lo que Ronald Reagan pudo aplicar proteccionismo -ITC recommendation- a toda moto que no fuera norteamericana. Ahora el problema "lo tienen en casa", con una marca como Indian, tan yankee como ellos, que les quita el bocadillo, por no hablar de un Donald Trump que no les hace muchos guiños.  Lo bueno es que, como han demostrado en los 116 años que llevan de vida, Harley-Davidson no se rinde. No solo tienen una gama atractiva y bien hecha, no solo buscan abrir mercado en el mundo de las motos eléctricas, también han preparado un nuevo motor que les permita atacar otros nichos de mercado: el Revolution Max.



Revolution Max: recordando lo aprendido en las carreras
Motor de la H-D VR 1000 de 1994
En 1988, una vez encauzada la crisis del 81, en Harley-Davidson decidieron volver a las carreras de asfalto. Así que, una vez olvidada la alternativa Pinehurst de motores V4, desarrollaron el proyecto VR 1000 diseñando una Superbike que rivalizara con las deportivas japonesas de cuatro cilindros y 750cc y la bicilíndrica Ducati 888. De ahí surgió un propulsor que se parecía a su producción habitual apenas en que eran V-2: refrigerado por líquido, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas en cabeza, carrera corta (88x66mm, 998cc), inyección electrónica, cilindros a 60º, cárter común para cigüeñal y cambio, embrague en seco, 150cv... Con él fabricaron una de las motos mas feas de la historia, la H-D VR 1000 racing, que incluso llegó a tener una breve serie matriculable para poder competir en el AMA-SBK. Llegaron a vencer carreras, un par, pero como siempre la parte directiva ultraconservadora de H-D ganó el pulso y la moto acabó en los museos. El motor sí llegó a ser aprovechado en la espectacular por distinta gama V-Rod, con nombre Revolution y cilindradas entre los 1.131 y los 1.247cc, gama que estuvo en producción de 2001 al 2017.

De lo aprendido con aquel motor llega este nuevo Revolution Max, copiando sus características principales. Ahora lleva embrague en baño de aceite (lógico) y un eje de equilibrado que mitiga las vibraciones que produce su ángulo entre cilindros de 60º (45º en las H-D de varillas y balancines "de toda la vida"). Cubicará entre 975 y 1250cc con potencias de 115 y 145cv. 


Pan-American 1250: bienvenidos americanos al mundo big-trail

Con el motor grande 1250 (145 CV y par de 12,42 Kgm) presentaron hace año y medio dos modelos, pero estos días ha trascendido uno: la big-trail Pan-American. Se trata de una trail enfocada al asfalto, que luce un robusto chasis de acero usando el motor como parte resistente, subchasis multitubular desmontable (lo mismo que las estriberas del pasajero), suspensiones de largo recorrido -supongo que entre los 160 y 180mm, lo normal en este tipo de motos- con regulación electrónica, llantas de radios aptas para neumáticos radiales (Anakee Wild suministrados por Michelin, que ha colaborado en el proyecto, con 19" la frontal) y frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones y anclaje radial delante. 


Foto: JaumeV de traildreamer


En el puesto de conducción vemos un "tablet" TFT rectangular que puede ser controlado desde la piña izquierda y una pantalla regulable en altura de forma manual. El asiento parece cómodo, el depósito es curiosamente -para una trail- en forma de lágrima y el frontal... joer, el frontal me parece muy feo. Lo digo yo... y en los foros por donde me muevo todavía no he leído a nadie decir que le parece bonita. Supongo que el diseñador vendrá de alguna empresa de tanques militares o algo así. Habrá que esperar a verla en vivo, igual nos sorprende gratamente. Por lo menos MUY original sí es... desde decenas de metros se verá con facilidad que es una Harley-Davidson Pan-American 1250. Se espera que entre en producción a lo largo del 2020.











Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

2 comentarios:

Juan dijo...

Normal que te parezca feo el frontal. A mi me recuerda al de la Morbidelli V8

MiguelXR33 dijo...

jajajaja... es posible. Tendré que ponerla en la lista de motos feas, motos muy feas.

https://www.voromv.com/2017/01/motos-feas-motos-muy-feas-3-morbidelli.html

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.