22 octubre 2018

MotoGP 2018. Márquez, y algunos más, ganan en formato 8 bits... pero otros no llegan ni al cero (valoración de la temporada)

Marc Márquez, pese a correr en ocho bits, ha vuelto a ser campeón del Mundo de MotoGP.Su quinto en la categoría reina, su séptimo en un palmarés que sólo puede que aumentar: tiene un nivel increíble, un equipo de primera y sólo 25 años. Desde luego ahora mismo no creo que haya nadie que dude en la posibilidad clara de alcanzar los nueve títulos del también grande Valentino Rossi.



Pero si la celebración de Márquez fue "en ocho bits", en aquel formato que conocimos los que ahora tenemos muchos más de cuarenta como normal... ¿en qué formato corren los demás? ¿Realmente MotoGP es el mejor campeonato de motos del Mundo? Venga, aquí las opiniones de un simple aficionado:

OCHO BITS
-Marc Márquez. Sin duda Márquez es la referencia: rápido, arriesgado, calculador y valiente, muy valiente. Cuando los demás fallan, él no. Cuando su moto no está a la altura, él pone el resto. Y cuando todo va bien... no le gana nadie.

-Honda Repsol. Para ser el mejor necesitas tener lo mejor... creo que todos tenemos claro que si Marc corriera con, por ejemplo, Aprilia lo tendría "un poco" más difícil. Así que también pongo en el grupo a un equipo que, capitaneado por Alberto Puig, demuestra ser no sólo sólido, también que tienen capacidad de solucionar problemas.


-Andrea Dovizioso. Otra vez el segundo mejor piloto de MotoGP. Está claro que no sólo la Ducati anda bien, muy bien, es que Dovi está a un nivel magnífico. Se merece tener por lo menos un título más (fue campeón de 125cc en 2004) pero la vida le ha llevado a coincidir en el tiempo con Márquez. Pero no podemos negar que, sin duda, Andrea también está a ocho bits.

-Ducati Team. Como comenté antes de Honda, a Dovi también le ayuda tener la que muchos consideran la mejor moto del campeonato: la Ducati GP18. La moto sigue siendo de las más potentes, pero luego es que tiene una electrónica afinadísima y una aerodinámica siempre en
vanguardia. Desde luego hicieron muy bien en fichar a "ceji", el gran Gigi Dall'Igna.


SEIS BITS
-Jorge Lorenzo. Sólo ha habido un piloto capaz de ganar de forma clara tanto a Márquez como a Dovizioso... y ese es Lorenzo. Después de un 2017 fatal en su debut con Ducati y un inicio de 2018 sin acabar de acertar, luego supo demostrar que su bagaje no es de casualidad. El problema que le veo es su falta de regularidad con la marca italiana (bueno, también con Yamaha), algo que contra los dos megacracks es no acabar de poder luchar por el Mundial. A ver si en el Ricardo Tormo se despide de Ducati con honores... antes de entrar en Honda.

-Cal Crutchlow. El cuarto piloto con victoria este año tiene el mérito de ser el único que, aunque cuenta con material oficial, corre en un equipo satélite, ahora denominados "independientes" (¿de qué? ¿del material oficial que le suministra una marca si lo pagan o hacen bien? Pues vaya independencia....). Eso sí, algún podium más (apenas tres este año) lo asentaría definitivamente entre estos grandes "seis bits".


-Valentino Rossi. Creo que nadie puede negarme que Rossi debe estar en esta clasificación. Pese a no haber ganado una carrera desde hace más de un año, "mr. domingo" se crece en el momento de carrera e intenta poner lo que su Yamaha no le deja. Ahora, también hay que tener en cuenta que si se equivocaron de configuración de motor antes de precintarlos a principio de temporada, no fue por la opinión de Viñales... y sí por la de Valentino. Así que grande Rossi como piloto, regular como líder de Yamaha, y desde luego malo muy malo en cuanto a educación. Pero como valoro lo primero, queda en "seis bits".

-Suzuki. Aquí seguro que más de uno piensa ¡eh, que Suzuki corre sin restricciones!. Sí, y KTM, y Aprilia. Está claro que la marca japonesa no es ninguna de las dos europeas mencionadas, su bagaje es "ligeramente" superior en el tiempo, pero hay que reconocer que están aprovechando estas ventajas para lo que Dorna las instauró: subir de nivel y acercarse a las más competitivas Ducati, Honda y Yamaha. Tanto es así que desde luego a Yamaha ya le han alcanzado... y eso con una moto "como la suya", una cuatro cilindros en linea, las dos únicas marcas con esta configuración.


CUATRO BITS
-Álvaro Bautista. Permitidme que barra para casa. La verdad es que Álvaro está haciendo una temporada muy buena. Con diez "top ten", entre ellos dos quintos puestos, es una lástima que no esté el primero entre los "independientes", pero el principio de temporada no fue muy bueno y luego tiene que luchar en esa "clasificación" con los oficiales encubiertos Crutchlow y Petrucci. Y peor que eso es que no tenga silla en MotoGP en 2019. Por suerte le han ofrecido un puente de oro que le llevará a WSBK en el equipo oficial Ducati, pero repito que el bueno de Alvarito debería estar con los grandes... y muchos otros no. A ver si puede quitarse la espinita con la GP18 oficial de Lorenzo en Australia.

-Maverick Viñales. La verdad es que se esperaba más de él... seguro que él mismo esperaba más. Pero una elección errónea de la configuración de motor ha estropeado su temporada. Sí, algunos podiums (cuatro) y sólo un abandono le permite estar delante en la clasificación general... pero desde luego debería estar para ganar carreras, no para intentar entrar entre los diez primeros.


-Alex Rins. Con tres podiums y más puntos que su compañero Iannone, la segunda temporada en MotoGP de Rins se puede decir que está siendo buena. A ver cómo termina... y cómo lleva ser el líder del equipo el año que viene, con un debutante de compañero y con la Suzuki congelada en su evolución.

-Johan Zarco, Jack Miller, Danilo Petrucci, Dani Pedrosa, Andrea Iannone, lo están haciendo bien... pero desde luego se esperaba mucho más de ellos. Zarco por desinflarse junto las Yamaha, Miller por impulsivo, Petrucci por ir a menos desde que se le confirmó como piloto oficial Ducati para la próxima temporada, Pedrosa porque está más pensando en la retirada que en correr y Iannone porque también su impulsividad le lleva demasiado al suelo... cuando está centrado.

-A Yamaha también la voy a poner en este grupo, más que nada porque si no existieran estas restricciones que tanto le gustan a Dorna no estaría aquí. Un fallo de elección en la pretemporada... y atrás. Ahora, también le pasó a Honda el año pasado y Márquez se hizo con el título. Así que cuatro bits... y gracias.


DOS BITS
Aquí los que considero que lo están haciendo bien para lo que tienen. Entre ellos KTM y sus pilotos Pol Espargaró y Bradley Smith; los subidos de Moto2 Hafizh Syahrin (del que nada se esperaba... y que sorprende por sus resultados), Franco Morbidelli y Takaaki Nakagami (peleando con una Honda difícil para los debutantes); Tito Rabat y su resurgir con Ducati; y el luchador Aleix Espargaró con una Aprilia que es un horror. 
También voy a poner a los pilotos probadores Michele Pirro y Mika Kallio, que han sido capaces en más de una aparición de sacarle los colores a muchos fijos... entre ellos algunos pilotos oficiales.


CERO BITS
-Empezaré por la "sexta marca", Aprilia. De acuerdo que el poderío económico del Grupo Piaggio no se puede comparar con la todopoderosa Honda, con la Ducati de AUDI, con Yamaha, con Suzuki o con KTM y su potente apoyo de Red Bull. Pero es que no sólo no avanzan más lento que ellos, es que parece que involucionen. Espargaró está desesperado viendo que cada semana "empiezan de cero" al no conseguir Aprilia una base con la que partir, pero por lo menos algo hace. Peor lo lleva Scott Redding, absolutamente incapaz de hacer nada con ella... tanto que le lleva fuera de MotoGP con varias penalizaciones del equipo por hablar mal, muy mal, del material italiano.

-Karel Abraham. Un piloto que, lo siento, no debería estar en MotoGP. Apenas consiguió una victoria en 250, pasó a MotoGP con Ducati, luego con ART en CRT/Open, luego Honda, luego otra vez Ducati, un año en WSBK donde volvió a demostrar el poco nivel que tiene, regreso imposible de entender a MotoGP... y el año que viene continuará en el equipo Avintia. Y si no tiene nivel ¿por qué sigue ahí? Sencillo: su padre tiene mucho mucho dinero... tanto como para que el circuito de Brno sea suyo. Por lo menos ha logrado puntuar con una Ducati GP16 con dos años a cuestas. El año que viene llevará una puntera GP18. A ver donde llega.


MENOS CERO BITS
Y con un cero bajo cero tenemos a dos debutantes que no han sido capaces de coger por ahora en dieciséis carreras NI UN PUNTO. Ellos son Xavier Simeon, que sólo está haciendo algo decente en estas dos carreras corriendo con la GP17 del lesionado Tito Rabat... y espoleado por un Jordi Torres que es capaz de ir detrás suyo con la GP16 del belga. 
Lo bueno para él es que la temporada que viene no dejará el paddock del Mundial del todo, porque se ha confirmado que correrá el campeonatillo MotoE. Que tenga suerte.

Pero incluso peor que Simeon tenemos a Thomas Lüthi. Lleva una Honda que según todos es la peor moto para debutar en MotoGP, pero la verdad, que en las últimas dos carreras hasta el novato total Jordi Torres haya quedado por delante (MUY por delante, dos décimas en Tailandia y catorce segundazos en Japón) demuestra que sí, que el suizo consiguió el dinero y se ha dado el gusto en participar en MotoGP, pero la categoría reina le queda grande... grandísima. El año que viene volverá a la nueva Moto2 con motores Triumph, espero que tenga suerte en la categoría que no debía haber abandonado. 


Recordad, mi simple opinión como aficionado, tan buena o mala como la de cualquiera.








Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

1 comentario:

Gabriel C dijo...

Excepto en lo de Rossi y lo de Abraham, opino igual.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.