Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

14 noviembre 2016

MotoGP 2016. Opinión de un aficionado: Después de un año de "revolución mecánica" llega el 2017 con la "revolución de los pilotos" (parte 1)

El Mundial de MotoGP 2016 ha acabado en el magnífico (por calidad humana, por clima y por afición) circuito Ricardo Tormo de la Comunidad Valenciana. Un ambiente perfecto para un "fin de fiesta" en el que prácticamente todo estaba decidido. Ahora toca analizar un poco lo que hemos visto los aficionados.... y lo que puede que veamos el año que viene.

2016: Marcado por el software único y los Michelin
En un año en el que la parrilla era de 21 pilotos (el que menos después de las últimas temporadas "CRT-Open") y con apenas un piloto nuevo ("salieron" Nicky Hayden, Karel Abraham y Mike Di Meglio para "entrar" Tito Rabat desde Moto2) estaba claro que la continuidad en ese aspecto era la norma, máxime cuando casi todos -sólo Redding dejaba MarkVDS-Honda para pasar a Pramac-Ducati y Hernández seguía en Ducati pero pasando de Pramac al Team Aspar- repetían equipo y moto.
La gran diferencia entonces residía en tres cosas: el fin de las Open y sus privilegios; la implantación del software único; y la llegada de los neumáticos Michelin.

El software único y con ello la desaparción de la categoría Open y sus privilegios (más motores, más gasolina, neumáticos más blandos a cambio de "ser utilizadas" como beta-testers de los primeros programas) ha logrado que, en eso, por fin la parrilla de salida esté igualada y, más importante, que las marcas no gasten en ello fortunas. Algunas motos desde luego han notado que este software único es peor que el propio anterior -o por lo menos se adapta peor a su hardware incluido motor- como bien se ha notado en Honda, por ejemplo. Las que han salido beneficiadas han sido las motos satélite, sobre todo las que el año pasado corrían como Open, que en ese aspecto han mejorado y mucho, como no se han cansado de repetir algunos pilotos como Héctor Barberá, el cual repetía con una Ducati GP14.2 estos dos años con una clara mejoría de rendimiento.


El problema, como siempre, es que algunos aficionados pensábamos que con esto ya todos estaban igual... y de eso nada. Es imposible que un equipo privado tenga la misma moto que el equipo oficial. Puede que esté cerca, incluso muy cerca, pero no te preocupes que ya le cortarán las alas como amenacen a los oficiales con ganarles. Sí, me vais a decir que Cal Crutchlow ha ganado dos carreras con una moto satélite... y no es así. Satélite puede que fuera el equipo, pero el británico tiene status de piloto oficial y su moto apenas está un paso por
detrás de la de Márquez y Pedrosa. Otra cosa es cómo le habrá sentado a Repsol que una Honda con colores Castrol le haya pasado la mano por la cara...
Donde realmente hemos visto unas grandes diferencias es en la moto que llevan los satélite... y en el número de motores. En Ducati sí han sido claros -también se notaba a simple vista- y han dicho desde el principio que un satélite -Pramac- llevaba motos 2015 y los otros -Aspar y Avintia- ¡¡2014!! En las Honda de MarcVDS no he averiguado nada, pero en las Yamaha de Tech3 se sabía que tenían hasta casi ¡1.500rpm menos! porque no disponían sus pilotos de los cinco motores como máximo que podían haber tenido. Por ello tenían que hacer más kms cada propulsor... y fueron limitados. Menos rpm no sólo significa menos potencia arriba, también el tener que llevar desarrollos más largos, lo que lastra la aceleración. Además, que tanto Bradley Smith -desde ¡la primera carrera!- como Pol Espargaró tuvieran claro que se iban a KTM en 2017 seguro que no les ha beneficiado en absoluto a la hora de conseguir alguna pieza buena de evolución.

Los neumáticos ha sido la otra pieza -fundamental- que ha variado con el cambio de suministrador. Michelin entraba en MotoGP con ganas de demostrar que eran capaces de hacer gomas tan competitivas y rápidas como Brigdestone. Desde luego lo han logrado... pero con matices. Hubieron una serie de problemas de fiabilidad a principio de temporada -los famosos reventones de los entrenamientos de febrero o la pérdida de la banda de rodadura en el GP de Argentina- que obligaron a la marca francesa a realizar un neumático trasero bastante más rígido del que se pensaba en un principio, Eso y el concepto distinto que utilizaron con la rueda delantera (más ancho, además de pasar de 16'5 a 17") hizo que a unos pilotos se les atragantaran desde el principio al final -Pol Espargaró, Bradley Smith, Yonny Hernández o Tito Rabat- y otros en algunas carreras -Dani Pedrosa o Jorge Lorenzo como los más llamativos-. Por ello no hemos visto un dominador claro de la temporada pero sí una gran cantidad de caídas. Sólo Marc Márquez supo mantenerse en pie lo suficiente para carrera tras carrera ver revolcarse a sus enemigos... aunque hasta él ha tenido sus incidentes. En general ningún piloto puede decir que le hayan maravillado durante toda la temporada, pero hay que reconocer que desde luego el piloto que se ha encontrado cómodo en el GP de turno ha ido rápido... incluso muy rápido. 


Nueve ganadores distintos en MotoGP 2016
¡más del doble que otros años!
Esa falta de "comodidad durante toda la temporada" ha hecho que se haya roto en pedazos un extraño fenómeno que había en MotoGP, en el que sólo cuatro pilotos eran capaces de ganar año tras año (Lorenzo, Pedrosa, Rossi y Stoner; luego Márquez, Lorenzo, Pedrosa y Rossi) para llegar a ¡¡¡nueve!!! este 2016, uniéndose Crutchlow -por partida doble-, Dovizioso, Iannone, Miller y Viñales. Toda una demostración que, la verdad, no creo que volvamos a ver... aunque me encantaría equivocarme. De todos modos, este año de "revolución mecánica" será menos acusado el que viene, ya con unos Michelin más rodados, con una electrónica más afinada y con unas motos más acopladas a ello. El 2017 no contarán al principio tanto como sí la "revolución de los pilotos" que creo se producirá... y que os cuento en el siguiente envío.


Sigue aquí: 

Opinión de un aficionado: Después de un año de "revolución mecánica" llega el 2017 con la "revolución de los pilotos" (y parte 2)








Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.