Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

30 abril 2016

Triumph Street Twin Scrambler por Down and Out Café Racers: bella big wheels naranja...

Cuando en octubre pasado os enseñaba la nueva gama Triumph "modern classics" (Street Twin, Bonnie T-120, Thruxton) quedaba claro que son preciosas, relativamente lógicas (prima mucho la estética, pero no descuidan tanto la dinámica como en una custom)... y con un radio de preparación muy muy amplio. Así que no tenían que tardar las preparaciones... y con la primera que se me cae la baba es con esta preciosa Street Twin Scrambler realizada por Down and Out Café Racers, de Barnsley (Yorkshire, Reino Unido) con el beneplácito -y ayuda- de la propia Triumph.



La moto en sí es una colección de piezas que la propia Down and Out tiene en su catálogo de componentes para preparaciones y algunas artesanales. Empecemos por lo que más llama la atención, las llantas de radios calzadas por enormes neumáticos Continental TKC-80 de 180 atrás y ¡150! delante (de serie 150 y 100) con unos llamativos tacos. Para ello no sólo ha habido que modificar el basculante, también crear unas tijas especiales, más anchas.


Algo que no se ve pero se nota ha sido el eliminar el subchasis de serie para soldar el suyo propio, más largo e inclinado. Así cabe perfectamente otro de los artículos de D&O, un precioso asiento de una pieza con un aroma clásico exquisito. Para complementar la parte trasera tenemos un corto guardabarros de aluminio pulido -a juego con el delantero- y un minúsculo y clásico piloto. ¡Ah! Aunque no lo parezca lleva intermitentes, diminutos
y también firmado por ellos.


Una Scrambler que se precie no sólo debe llevar los obligatorios neumáticos de tacos, también un manillar más elevado (sencillo, sin barra de refuerzo... no está hecha esta moto para rodar por montaña, se ve claro), una rejilla en el faro, fuelles en la horquilla y unos bellos escapes en forma de megáfono sin pintar, lacados, para que se vean bien las hermosas soldaduras. El cubrecadenas personalizado de aluminio cepillado o las manetas regulables le acaban de dar un toque sport muy interesante.

Sin duda lo que más llama la atención, además de los enormes neumáticos, es la bella combinación de colores, un llamativo naranja candy orange combinado con negro deep black. Algo que no se aprecia hasta que no la miras bien (y que le da ese atractivo aspecto minimalista) ha sido la reubicación del cableado eléctrico, donde el conductor apenas ve el minúsculo velocímetro y tiene que buscar el interruptor de arranque.




La verdad... una verdadera preciosidad. Quizás las fotos no nos demuestren todo lo que tiene de bello esta moto (apenas hay una foto del lado izquierdo, y no hay ninguna que nos enseñe de lejos lo enorme del neumático delantero)... pero a mí me encanta. Eso sí, yo sin tanto neumático, que seguro más de uno pensará que llevo un Suzuki Van-Van hipervitaminado... :-D




 Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.