Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia.
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

13 noviembre 2015

Harley-Davidson American Scrambler por Benjie's Cafe Racers. Belleza clásica... ¡y utilizable!

Los norteamericanos (Edison, New Jersey) de Benjie's Cafe Racers tenían una Harley-Davidson Sportster 883 '99 tirada en el taller -literal... cinco años en un rincón- sin saber qué hacer con ella. Habían hecho varias preparaciones con Triumph, Ducati, Norton, BMW, Guzzi, o pluricilíndricas de aire japonesas, pero todavía no habían "tocado" una H-D. Benjie Flipprboi, patrón de BCR, miraba la moto imaginando qué hacer con ella (¿una Cafe-Racer? ¿una Bobber?) hasta que, por fin, se le encendió la bombilla. Nada de Custom, nada de Sport... tenía que ser una moto capaz de ser utilizable todos los días, cómoda y bonita: ¡¡sería una Scrambler!!



Lo primero fue, claro, eliminar ese culo caído tan custom para darle una postura bastante mas plana. Se bajó la parte delantera con una poderosa horquilla invertida proveniente de una Suzuki GSX-R 1100 de 1990, mientras que detrás los amortiguadores fueron sustituidos por otros bastante más largos. También ayudó incluir nuevas llantas de radios Borriani a los mismos bujes, 19" delante y 18" atrás (antes 21"/15"). Ahora la moto ya tenía un aspecto bastante más "convencional".



Comenzaba la preparación estética, y nada mejor que con el depósito. No quisieron apartarse de la clásica imagen "gota", simplemente lo intentaron adaptar por debajo lo máximo posible a la forma del motor. Para embellecerlo nada mejor que un ladeado tapón tipo Monza, una original parrilla superior y apenas un poco de decoración negra con ribete dorado sobre el aluminio pulido.


Una vez solucionado el depósito, había que dar continuidad con el asiento. Se realizó una base de fibra de vidrio que, como premisa, debía de tapar los tubos del chasis. Luego espuma de alta densidad y una bella funda de cuero cosido para darle ese aspecto tan bello. Para completar la zona, rediseñaron el depósito de aceite para incluir una más pequeña batería de gel, y lo decoraron con un par de portanúmeros ovalados (negros con borde dorado, a juego con 
el depósito), "casi obligatorios" en una Scrambler.



La cosa iba cogiendo forma... pero todavía faltaba mucha artesanía. En aluminio hicieron los dos guardabarros, sujeto el delantero con una bella araña de acero inoxidable. También hubo aluminio para el cubre-cárter, con rejilla para refrigerar el regulador y acabado en negro mate. Como no encontraban por catálogo ningún faro ni luz trasera que les agradara, no dudaron en realizarlo ellos mismos, siendo precioso el bloque de aluminio mecanizado trasero. 
Luego vinieron multitud de soportes: faro, velocímetro -de serie-, estriberas (sin dentado... un mal aporte a la estética en cuanto haya un poco de humedad), palancas de freno y cambio, o un protector para el piñón de ataque, para que se vea toda la dorada cadena (que sustituye la correa dentada de serie).


El motor, por descontado, también sufrió modificaciones. El más normal en estas motos es acoplar un kit cilindros/pistones de 1200cc. La caja de filtro de aire en aluminio es artesanal, para que acople con la estética de la moto, y lleva una malla que cubre la entrada inferior. También propio es todo el sistema de escape -por supuesto elevado y con doble salida lateral, como mandan los estándares scrambler-, que ha sido pulido y barnizado sin pintura, solo detallado con protectores de aluminio bruñidos a mate. Para mantener la estética, al motor se le ha quitado todo rastro de cromado y brillo.


La moto ya estaba terminada, pero... aun añadieron un detalle más. La moto iba a ser una doble-propósito, y ello significaba que no sólo iba a valer para caminos sencillos, también para hacer mucha ciudad y carretera, por lo que había que aumentar un poco su capacidad de carga. Así que ordenaron hacer una maleta del mismo cuero que el asiento, que encaja en un soporte de aluminio para ella. Dicho soporte está diseñado para evitar que el barro y agua le alcancen en días intempestivos. 


Así es esta Harley-Davidson American Scrambler de Benji's Cafe Racers. De una simple custom han realizado una hermosa Scrambler, con todo el aroma H-D, pero que sirve para muchísimo más: más cómoda para carretera, más lógica para ciudad, más bella... y que además permite suaves incursiones por pistas sencillas. Bellísima. No es la única H-D scramblerizada que he puesto (ejemplos uno, dos, tres y cuatro)... ¿a qué esperan en Milwakuee a hacer algo así?  









Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.