Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, por su aportación

16 febrero 2015

Uno de esos inventos de seguridad para moto, que se promocionan muy, muy mal. ¡¡¡ La chaqueta paracaídas !!!

Repasando as propuestas que se encuentran en los sites de Crowdfunding, como Indiegogo, Kickstartee, etc, nos podemos topar con algunas que rayan en los absurdo, aunque sus creadores estén convencidos de su éxito. En el caso que os muestro, el propósito es muy loable, pero el procedimiento para conseguirlo, no parece que tenga muchos seguidores....

Coorey Cooper es un inventor de Alabama, que está muy vinculado al motociclismo, y que por desgracia ha tenido muy malas experiencias familiares, con los accidentes. Por ello, se ha dispuesto a buscar una solución eficaz, barata y sencilla.
Su idea es la de crear una chaqueta para motorista, con un elemento de seguridad integrado en ella. Este sistema no es otro que ¡un paracaídas!

Dándole vueltas al invento..... su promotor cree que reduciendo la velocidad del piloto, instantes después del percance, reducirá la posibilidad de mortalidad. Como dije antes, la idea es muy loable, pero también se me ocurren algunos "contras". Por ejemplo, ¿que ocurre si el vehículo que circula tras el accidentado, se enreda con el paracaídas? o ¿no reducirá la visión de esos mismos vehículos? o, la verdad es que se me ocurren tantos inconvenientes....

Además de todo lo citado anteriormente, el vídeo es absolutamente impresentable. Ya la puesta en escena, con un expositor de llantas de coche, no es la ambientación mas adecuada. Pero lo soporífero del vídeo, con mucha palabra pero poca imagen tampoco ayuda precisamente a vender el invento, o simplemente a atraer a subscriptores.
Las continúas referencias a su hermano fallecido, con imágenes de su lápida incluidas, le dan un aspecto siniestro a todo, no hacen mas que repelernos irremediablemente.
Solo en el tercer minuto, podemos visualizar algo sobre el posible aspecto del producto

La campaña, ya finalizada en Indiegogo no ha tenido mucho éxito. Coorey pedía la desorbitada cantidad de 300.000$, sin embargo esta meta ha quedado muy lejos de la realidad, ya que solamente han sido recaudados 159$. Probablemente solo el propio Coorey y su familia hayan creído en este proyecto.

El promotor pensaba que era una gran idea, pero el problema es que el resto del mundo no lo ha visto así.

Si queréis ver la campaña en Indiegogo, pinchad aquí.

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.