Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, Pedro Hedo y José Luis Cuevas, por su aportación.

19 junio 2012

Toma de contacto: Honda Integra 700

El domingo acudí a ver jugar a mi hijo Rubén a Football Flag cuando la vi aparcada al lado del campo. Unos días antes Rafa y yo habíamos estado hablando de ella y de la Yamaha T-Max 530. Yo tenía claro que para él, que lleva años moviéndose en ciclomotor y que acaba de sacarse el A-2, la Honda Integra 670 iba a ser una moto casi perfecta: suave, económica, cómoda, bonita... y mucho más barata que el Max. Sí, quizá el 530 sea en conjunto mejor moto-scooter... pero no 2000 y muchos euros mejor. Total, que en cuanto nos vimos enseguida me la enseñó... y de ahí a dar una vuelta... :-D
Las conclusiones que he tomado en esta breve toma de contacto son varias, algunas las imaginaréis y otras... bueno, tened en cuenta que yo no soy hombre-scooter. Así que como todo, esta es mi apreciación particular.

Nada más subirme veo que el peso no es elevado y está bastante bajo... mucho más bajo que mi Suzuki Big 750 o la BMW R 1150 RT que he llevado hasta hace unos años. Claro, como es normal Rafa, que repito llega de un ciclomotor, no lo ve igual. Un pequeño repaso a como funciona el selector de marchas automático (el "cambio manual" lo dejaré para una prueba más larga) y veo dos detalles que me gustan: Lleva una posición de "punto muerto", muy bueno para calentarlo mientras te abrochas el equipamiento, o para no abusar del embrague automático en largas paradas. Y también lleva freno de estacionamiento... algo que debería ser obligatorio en toda moto o scooter "sin marchas".

El motor arranca rozando el botón (con un sonido que me ha sorprendido al ser algo más alto del que me esperaba... nada preocupante) y salgo en "D" -cambio suave, entran las marchas pronto- con un tacto un tanto raro, al que te tienes que acostumbrar en unas pocas salidas. Lo que sí no me gusta es que busco donde poner los pies... ¡y no encuentro nada! Hay que desplazarlos hacia delante, en las plataformas que lleva el carenado. Ummm... me siento como si llevara una Custom... o un Scooter. No me gusta ir con todo el peso en mi culo.


Mi primer tramo es un camino estrecho, con un asfalto justo, que discurre entre campos de naranjos y alguna granja. Las suspensiones las noto algo secas en pequeñas irregularidades, pero me temo que debe ser un exceso de aire en las ruedas por la forma en que "cae" en las curvas. Por ahora el Integra se comporta muy bien, confirmando lo que es: una Moto con aspecto de Scooter. No tiene vicios en las curvas, pasa bien sobre baches, frena con tacto y estable. Lo único que la separa de, digamos, una Kawasaki Er-6 F es que llevas los pies muy adelantados... y que no tienes que tocar la inexistente palanca de cambios.


La verdad, pensaba que me costaría, pero en apenas unos kilómetros ya freno con la maneta izquierda sin complejos y no pienso para nada en el juego embrague-palanca. En modo D, el más aconsejable por ahora, las marchas entran sin notarlas, sin tirones, y unido al suave tacto del bicilíndrico de carrera muy larga tienes una unión acelerador-rueda trasera muy correcta. Quizá peque de ir muy largo de desarrollo, pero el motor puede con ellas.
Ahora toca probar el modo S de Sport. La diferencia se nota. Antes iba en cuarta y apenas metía tercera para alguna curva, pero ahora la segunda y tercera se estiran con -relativa... ese motor...- alegría. Incluso en alguna curva de 90º llega a dar "primerazos", lo que la hace un poco brusca al gas. Llego a un enlace de autovía y ahí que le doy un poco... poco, que apenas tiene 110kms en el diminuto marcador digital (que ganas tengo que se pase la "moda Casio" y pongan cuadros más grandes y legibles). La verdad es que el Integra acelera con dignidad. No es una 1000 deportiva, ni siquiera una 600 Sport, pero para ir al ritmo que se está imponiendo en España para consumir poco y no ser víctima de los muchísimos radares es suficiente. Incluso adelanto en dos curvas de enlace a una Honda CrossRunner que tiene pinta de ir en rodaje tanto la moto como el conductor... je, je... 

Ahora me salgo en un bonito puente con acceso por rotondas. El Integra se comporta sin más problemas que unas suspensiones económicas y que no puedo cargar peso hacia delante como me gustaría ¿porqué no ponen unas estriberas plegables, como las del pasajero, en su "posición natural"? Para ciudad no molestarían al echar el pie al suelo, y en carretera llevarías (si quieres) una posición más "de ataque". Primera modificación que le haría.


Dentro de El Barrio, con sus calles estrechas y resbaladizas, vuelvo al modo D. En seguida está en 3ª, 4ª incluso 5ª, con un tacto suave. Las rotondas sin problemas. Las alcantarillas sí machacan un poco mi espalda: normal, peso 110kg y la regulación de precarga de muelle parece totalmente inaccesible. ¿porqué no una regulación con pomo remoto? No encarecería mucho el producto, pero se notaría en el día a día. Otra modificación que apunto. ¡Ah! y ya puestos... ¿porqué no una correa dentada de transmisión en vez de cadena? Sería un problema menos y lo acercaría más a los Scooter "auténticos".


He llegado por fin (sólo había que ver la cara de alivio de Rafa) al campo de deportes. Aparco, neutral -N- y un par de golpes de gas. Muy bien, muy correcto para un muy amplio espectro de usuarios. Quizá no para mí, pero tampoco le haría ascos si me tocara en un sorteo. Ahora, tercer fallo: le devuelvo el casco y se queda con él en la mano ¿un Scooter que no tiene hueco para el calvo?  Hombre, podría aceptarlo si decimos que es un Scooter "rueda alta" y por ello apenas tiene espacio para un antirrobo, guantes y documentación. Pero lo más sangrante es que con el minúsculo espacio entre asiento y manillar por ahí no pasas la pierna... no te vas a subir al Integra como en un Scooter, sino con la pierna por detrás, como en una moto. Y ese minúsculo hueco SÍ está utilizado en las versiones NC 700 S y NC 700 X para tener un espacio donde guardar con seguridad el casco. Algo que deberían haber hecho, y es fácil (recordad, las tres comparten la misma base de motor, chasis, suspensiones y ruedas) en el Integra. Ese es el cuarto defecto que modificaría... y para muchos seguro que el más importante.



La conclusión es que el aparato no me ha decepcionado, para nada. Es lo que es, y para quien es. Tiene el típico tacto Honda, todo es suave, todo está en su sitio. Tiene unas prestaciones correctas para la gran mayoría. Frena bien, se aguanta bien, protege bien. Sólo tiene el fallo grande del hueco para el casco...  que puedes compensar con una maleta trasera.

¿Yo me lo compraría? No, yo no. A mí me convence mucho más la versión NC-X, la SUV con aspecto Trail. Pero por desgracia, este modelo no viene con opción de adquirirla en automático... no entiendo porqué, la Naked NC-S sí puedes comprarla con el DCT. Además, es una moto de manillar alto con aspecto Trail, pero de campo -lo que a mí me gusta- nada de nada. Así que tendré que esperar que los hombres de Honda hayan visto mi montaje NC 700 TransAlp. No sería muy difícil de llevar a producción...


Gracias Rafa por estar un rato angustiado. Dedicado a ti.
MiguelXR33

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego,TODAS las motos deberían de tener freno de estacionamiento.00-

MiguelXR33 dijo...

La verdad es que sí... no en todos sitios se puede aparcar en plano: pueden haber cuestas, caminos de tierra, con piedras... así no se puede dejar la moto por un momento sin padecer :-D

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: