13 febrero 2018

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 58- Montesa 648 evolution (1): la pantalla con deflector "ML screen"

Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más de veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando?... no lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta...

58- Montesa 648 evolution (1): la pantalla con deflector "ML screen"
Pantalla Puig... y su spolier "ML screen" 😆

XR 600: del 2003 al 2009... la reina de las pegatinas
Cuando me planteé comprar moto el año pasado, una de las cosas que tenía claro es que no iba a "trastearla" como las dos últimas. La Honda XR 600 la compré hace catorce años pensando en gastarla mucho y tocarla poco, pero el camping en el que nos metimos apenas dos años después me hizo tener poco dinero y mucho tiempo... que invertí en ella: probar mil ajustes de suspensión, centenares de combinaciones de presiones de ruedas, decenas de decoraciones distintas que hacía con vinilo y tijeras... Siempre había un momento para darle un par de "clicks" al amortiguador, o recortar el guardabarros delantero, o limpiarle el (limpio) filtro de aire, o diseñar unos nuevos logotipos. Como encima todos los días que iba y venía del trabajo al camping eran casi cuarenta kms, tenía capacidad de probar los cambios... y al día siguiente más. Durante el año íbamos TODOS los fines de semana, empalmábamos Fallas con Pascua y el verano era desde el último día de colegio de los niños hasta el día de antes de empezar el nuevo curso. Vamos, que "perdí" muchísimas horas con la XR por puro aburrimiento. Sergio, el que me la compró, seguro que agradeció mucho tanta atención... 😊


DR 750 Big: del 2009 al 2017... la base de mil inventos
Con la Suzuki DR Big 750 no fue muy diferente. Llegó en 2009, por lo que sin saberlo tenía todavía tres años más de camping pendientes... en los que también puse mi tiempo en seguir leyendo libros, hacer algún dibujo y tocar muy mucho la moto: ahora subo las barras de horquilla buscando que funcione mejor con el depósito lleno, ahora más aire en la rueda trasera, un poco más de precarga, una bombilla de más luminosidad... o reparando algún golpe en el depósito, pegatinas incluidas. En 2012 dijimos adiós a ocho años de camping y yo tenía tiempo para otras cosas, como éste blog... y la moto, que un año después estaba transformada en Garbí 750. Ahí comenzaron los cambios de status matrimonial, obligaciones y el empeoramiento de mi madre. La moto quedó relegada a un segundo plano, dejé de tener ilusión de acercarme a ella con las herramientas en la mano... y la vendí. La siguiente, sin duda, vería
poco "mecaniqueo" por mi parte.


La negra Transalp de Mauri tiene una grande -y eficaz- pantalla Givi
La pantalla original... muy breve
Pero "poco" no quería decir "nada". Cuando la "Montesa 648" (Honda Transalp 650 2007) entró en casa y la probamos, enseguida salieron a relucir algunos problemas. Tenía claro que el kit de transmisión y el neumático trasero estaban para cambiar, eso se veía y lo asumí. El que con los kms que tenía y con el jamelgo que debía cargar las suspensiones estuvieran justas, también. Pero algo que no esperaba es que la -brevísima- pantalla original fuera tan tan corta de protección. Cuando Mauri nos dejó probar su Transalp (gracias amigo), la pantalla Givi que llevaba pasó totalmente desapercibida, y el aire también. Pero cuando Mari Luz y yo fuimos a Montesa (el pueblo, no la fábrica) con nuestra "648", quedó clarísimo en qué teníamos que invertir dinero: una pantalla grande era obligatoria.

Y empezó el estudio. A ver decenas de páginas de internet para averiguar qué fabricantes tenían material para mi moto, qué tipo de pantalla realizaban, qué opinaban usuarios de las TA... La verdad es que Mari Luz se ganó el cielo porque no sólo se empeñó en pagarla (por eso la llamo "ML screen"), también tuvo que aguantar mis moto-rollos -brainstorming personal donde intento llegar a convencerme a mí mismo de algo- hasta que al final llegó la decisión: pantalla Puig... con la visera multiregulable clip-on del mismo fabricante. 


Evidente la diferencia de tamaño entre la pantalla original y la Puig... y eso que ésta no es la más grande que se puede encontrar


Cuando llegó el material cometí el error de hacer caso al mecánico y montarlo yo "porque son dos tornillos". Sí, la pantalla son cuatro... pero tuve que desguazar el frontal dos veces y, aun así, los tacos de goma con tuerca interna no quedaron bien. En casi 2000 kms no he tenido pegas, pero no me quedé contento, la verdad. El deflector, al ser el modelo "clip-on" no obliga a agujerear nada: colocas, aprietas los tornillos y listo. Y si quieres, se lo quitas. Y si vendes la moto... pues te puedes quedar el spolier para la siguiente.

Pantalla Puig y la guinda: el spolier regulable
Una apreciación personal: está muy bien el que el deflector sea regulable en altura e inclinación... pero tened en cuenta que no es una pantalla de regulación eléctrica "tipo GT" donde puedes estar todo el día subiendo y bajandola "a golpe de botón", buscando la inalcanzable perfección. Así que sí, si la compras harás unas pruebas, encontrarás una posición que más o menos te convenza... y hasta ahí. Así se quedará hasta que un día te aburras y vuelvas a probar. Pero no es lo suyo, está concebida para probar y dejar en una posición. O eso me transmite a mí.


Lo que sí nos ha convencido tanto a Mari Luz como a mí es el resultado. De acuerdo que la Givi de Mauri es más rígida... y posiblemente más recomendable, porque me inquieta ver cuando hace mucho viento cómo se retuerce levemente la Puig ante los esfuerzos extra que le somete el deflector. Tampoco es que me dé mucha confianza liarme a hacer campo viendo que el peso extra también mueve la pantalla en baches. Pero la protección es buena a velocidades "de Transalp" (cruceros algo por encima de los máximo permitido en autovía), por lo que ahora ya no asusta el entrar en autovía "y tirar millas". Y en eso estamos...




"A de Plata" sigue aquí: 

59- Cincuenta años de Vespino: un pequeño homenaje






No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.