30 marzo 2013

CON EL "A DE PLATA" EN EL BOLSILLO. 31- Suzuki Garbí 750 [Proyecto LS parte 2] 8: Lija, pasta, pintura, pegatinas, barniz...

Miré un día la fecha del carnet de conducir, y me di cuenta que hace más de veinticinco años que aprobé el permiso importante, "el de moto", el A (en aquella época, A2). Así que me he propuesto daros un poco la brasa y contaros manías y anécdotas que me han ocurrido durante este tiempo. ¿Hasta cuando?... no lo sé, según me vaya acordando (algo difícil con este cerebro cada día más reblandecido que tengo)... o cuando digáis basta...

31- Suzuki Garbí 750
[fase beta] 8: Lija, pasta, pintura, pegatinas, barniz...

Jose aplicando adherente para plásticos


Comentaba en el capítulo seis que la moto estaba en el taller de pintura del automóvil Mecaplancha, propiedad de mi buen amigo Juan García. Ahí Camareta me aconsejaba cómo proceder en temas de lija y más lija, y Jose aplicó su arte con la pintura y el barniz. Cada día que llegaba por la tarde a intentar hacer algo, él ya lo había hecho por la mañana con su típico "nada nada, lo hice en un rato". Se fijó en detalles sin pintar del chasis, me pulió el guardabarros delantero para que no se notara tanto que no estaba pintado, puso pintura sólo por mi capricho de que la tapa de la caja de herramientas (de apenas 8x5cms) fuera roja... la verdad, se ha comportado genial.




¿Y yo qué? Bueno, pues así como iban siendo terminadas las piezas fui montando: en gris aluminio manillar, estriberas del pasajero, las asas del pasajero y el cubrecárter; en negro mate los retrovisores, los cubremanetas y los soportes del manillar; en rojo la tapa de la caja de herramientas; y en blanco (blanco PSA monocapa) el guardabarros trasero, las tapas laterales y el depósito. Estas dos últimas fueron lacadas después de poner las pegatinas... ya digo, demasiado bien hecho para ser una Trail :-D



La versión en "blanco y negro" La verdad es que a mí me gusta bastante así...



Así que el lunes 25 por fin salió de taller... un paseo a por gasolina -17'55 litros... muchos menos de los 20 del catálogo de la Merlin Dg11-, aire a las ruedas, unas vueltas haciendo rotondas (muy muy dura de precargas de muelle) y a casa... donde toca continuar trabajando con ella. Porque recordar que no, no he terminado. Queda tapar el hueco entre asiento y depósito, ajustar suspensiones... y debido a la presión social de mis hijos, darle un poco de color a la moto.
Juan García no dudó en posar con la Garbí... Normal, porque parte es suya... 


Ahora... que gusto bajar al garaje y verla en su rincón... :-)


Sigue pinchando aquí: Parte 9: Detalles finales... si algún día puedo llegar a decir eso







Todos los "A de Plata" y muchos más relatos pinchando aquí.

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.