Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Para mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.
Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales y Pedro Hedo, por su aportación

14 junio 2020

Recordando mi historia motera. Bultaco Sherpa 74, Bultaco Sherpa 350 y Bultaco Streaker 125.

Esto creo que ya son batallitas de señor mayor.... definitivamente, si. Os describo mis primeros tiempos moteros, en una etapa de mi vida muy feliz y despreocupada, de la que guardo un recuerdo entrañable. Comencé a vivir la moto desde muy jovencito, y me formé en la escuela de los que se llenan las manos de grasa, y continuamente impregnado del olor del aceite de mezcla. Como veréis, fui "Bultaquero" hasta la médula. Mi primera aventura motera fue para mí una gesta tan grande, que ni siquiera acabar un Dakar la igualaría.



1 comentario:

amigo dijo...

Vaya, yo también tuve una Bultaco, la Metralla 250GTS último modelo que salió con llantos de palos y colín, la de color gris plata. Frenos de disco en ambas ruedas.
Era una moto genial, con una estabilidad asombrosa.
De casa, la compré nueva en 1984 creo recordar, gastaba bastante, bastante, bastante. Le cambié el carburador Bing por un Amal y el escape por un tubarro.
El cambio fue brutal, el comportamiento del motor cambió radicalmente, quedó finísimo, muy dulce y al mismo tiempo mucho más potente arriba.
Lo que más noté fue el consumo, disminuyó de una forma tremenda, "casi" no gastaba nada, en comparación.
También viajé con pasajero, mochilas, tienda de camping de Málaga al Jarama, a un campeonato europeo. Se comportó de maravilla. Hice muchos viajes con ella al circuito de Jerez, recorridos por toda Andalucía, etc.
Ahora me arrepiento de haberla vendido.
Tenía un defecto importante, era lo único malo, el sistem eléctrico era una porquería, no alumbraba nada, las bombillas se fundían en un rato, era una mezcla extraña con una pequeña batería de 6 voltios, creo que exigencias del mercado estadounidense.
Por cierto, la palanca de arranque pegaba en el estribo y acababas destrozando la goma del mismo. Se ve que es una peculiaridad de las Bultaco.
Saludos.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MAS LEÍDOS EN EL ÚLTIMO MES: