Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, David Morales, por su aportación

19 junio 2018

MotoGP 2018. Lorenzo gana 1 a 8 a Domenicali... porque esto es MotoGP, no fútbol. Y parte 2: "Lorenzo vs Domenicali" y "Lorenzo vs Márquez"


LORENZO vs DOMENICALI
La verdad es que tanto los fans de Jorge Lorenzo como los que no lo somos pensábamos que, una vez puesta la Ducati a su gusto, ganaría carreras en 2017. Pero apenas llegaron unos escasos tres pódiums (un segundo y dos terceros) mientras su compañero de equipo Andrea Dovizioso no sólo ganaba carreras (seis victorias) sino que disputaba el título a Marc Márquez, el “coco” de la categoría. Fue el primer año en su trayectoria en MotoGP que no ganaba un gran premio. Y el principio de esta temporada no ha sido mejor, desde luego: caídas por fallos mecánicos (frenos), caídas colisionando con otros rivales o resultados mediocres. ¿De dónde venía todo eso? ¿Había perdido el potencial para ganar? ¿Realmente no sabía adaptar la moto a su forma de conducir? ¿O había un ataque interno por parte de algunos miembros de Ducati? 
Yo era de la opinión que era la tercera opción la correcta. Claro, pensando que el técnico jefe, el que realmente diseña las motos, es Gigi Dall’Igna, imaginé que él era el culpable, el que no le ofrecía la moto que necesitaba... cosas de ser un simple aficionado sin contacto real con los interiores del Mundial. Pero estas últimas semanas han ido poniendo las cosas al descubierto, dejando claro que fue Claudio Domenicali el que hizo que Lorenzo no estuviera integrado, el que no fuera tratado como se merecía. A Domenicali le gustaba más Dovizioso e hizo todo lo posible para que fuera el italiano el que recibiera toda la atención. Le gustaba más Danilo Petrucci y decidió que él iba a ser el que sustituyera a Lorenzo en el
equipo oficial.


Eso en un piloto bueno pero de mente “normal” hubiera hecho que se hundiera. Pero si algo ha demostrado Jorge Lorenzo es que no es normal, no está “en la media”… sino por encima. Era increíble leer algunas declaraciones como “Márquez y yo somos los que marcamos la diferencia” cuando en pista Marc ganaba y él apenas entraba entre los diez primeros. Pero la determinación de Lorenzo, su dureza, seguía ahí. Sólo faltaba una moto que le permitiera correr como él sabe, un equipo que le apoyara… y alguien a quien odiar. Dall’Igna le dio la moto; el equipo claramente sigue con él a muerte... y el señor Burns fue el objeto -merecido- de su odio. Cuando claramente Domenicali ninguneó a Lorenzo antes de GP de Italia algo cambió, había un objetivo claro: ganar, dejar a Mr. Burns en evidencia, y abandonar Ducati para que le lloraran con motivo. Y como si fuera una película malas de esas que el final se adivina desde el principio, de esas de el chico gana el título, se lleva el honor, a la chica y acaba con el enemigo humillado; pues eso se vivió en el Gran Premio de Italia, con Domenicali siendo despreciado sin pudor por Lorenzo en la celebración de su victoria en el corralito
Y mejor: como si fuera una buena película de serie B, no sólo hubo una victoria, quince días después llegó una segunda. Y si en la primera victoria Jorge le metió más de seis segundos a Dovizioso, su "compañero" de equipo -segundo- y once a Petrucci -séptimo-; en Barcelona la cosa fue casi mejor para Lorenzo: vence claramente a Márquez, Dovizioso por los suelos al no poder seguirlos y Petrucci, su anunciado sustituto a partir del año que viene, octavo a más de quince segundazos... y lo dicho, con Domenicali con cara de desear que la grieta que le tragara fuera muy profunda. 

Para mí, se lo merece.


LORENZO vs MÁRQUEZ
Pero no voy a acabar este -largo, muy largo- rollo disertativo sin hablar de mi opinión sobre futuro... sobre lo que creo que Jorge Lorenzo está preparando YA: su futura lucha en el box Repsol Honda con Marc Márquez.
El año que viene Lorenzo va a entrar en el equipo más potente de MotoGP, el que ha ganado cinco campeonatos en lo que va de década, y que ha hecho ganadores a Mick DoohanÁlex CrivilléValentino RossiNicky HaydenCasey Stoner o Marc Márquez (trece mundiales desde 1994). Vamos, un equipo 100% ganador en el que, desde luego, no hay sombra de duda: sí o sí va a tener material con el que podrá volver a ser campeón del Mundo.


El problema está que para ser ganador, primero tiene que batir a su compañero de equipo... y hablamos de Marc Márquez, el claro dominador durante estos años. Ahora, si es el amo de la categoría, es con permiso sin duda de Lorenzo, el único que ha sido capaz de parar al magnífico Marc. Así que el año que viene comienza una dupla que, sin duda hará saltar chispas, porque no pueden haber estilos más distintos de conducción: finura y alto paso por curva Lorenzo, agresividad y trayectorias recortadas en Márquez. Y eso va a hacer que uno de los dos deba imponer su planteamiento de moto: o "larga y baja" con motor suave, o "corta y rígida" con motor agresivo. 


Y aquí es donde viene mi teoría: Lorenzo ya está preparando su llegada al equipo Honda. ¿Cómo? Pues sencillo: intentando llevar el número 1 en su carenado el año que viene... o por lo menos ganar en los dos tercios de temporada que todavía quedan más carreras que Márquez, demostrando que él, Lorenzo, ha sido capaz de hacer que la por muchos considerada violenta Ducati se puede llevar suave, con trazadas largas... y con ella aplastar a sus rivales. Y que será capaz de hacerlo también con la Honda, de ser más rápido que Márquez con la misma moto, pero con sus reglajes, con sus peticiones. Y ahí es donde debe de empezar, donde creo que ha empezado ya, a marcar terreno. Desde luego Márquez lo tiene muy claro "Parece que Jorge está cogiendo carrerilla, toca frenarlo cuanto antes". Dicho con la eterna sonrisa del campeón vigente suena bien, pero creo que tiene claro que no va a tener que dejar a Lorenzo campar por la pista a sus anchas más tiempo. Quizás tiene un colchón de puntos suficiente (bien merecido por otra parte) para tener la tranquilidad de dejar a Lorenzo "suelto" mientras él se acerca a su quinto título. Esos cuarenta y nueve puntos (115 vs 66) sí le permiten casi hacer nueve segundos detrás de Lorenzo, pero eso sería a costa de perder la credibilidad con público y equipo, que verían a Jorge como más competitivo que él... por no decir que quedan doce carreras, no nueve, para llegar al GP de Valencia.

Ya... sueño si pienso que Jorge Lorenzo va a ganar once carreras seguidas.

Pero recuerdo, hace apenas un mes Lorenzo era un piloto acabado para muchos, casi indigno siquiera de una moto satélite... y ahora lleva dos carreras ganadas y es temido por todos: por sus rivales, por esa parte de Ducati que no le quería y, sobre todo, por parte de su futuro equipo. Algo que sólo los muy grandes pueden conseguir. Y le pese a quien le pese, Jorge Lorenzo es uno de ellos.


MiguelXR33. Un simple aficionado a las motos.





Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

2 comentarios:

Parrillainversa dijo...

Lo que me gusta de tu forma de escribir es que jamás dejas por malo a ningún piloto, ni dices que uno es mejor con diferencia. No estoy de acuerdo en un par de puntos, pero tu planteamiento "de aficionado" me gusta.

Buen artículo. Vssss

MiguelXR33 dijo...

A ver, es que cualquier piloto que lleve a 350 km/h una bestia de 270 CV en agua ...y de forma voluntaria... se merece nuestra máxima admiración.

Ahora, eso es una cosa, pero también es cierto que hay pilotos y pilotos. Los hay regulares, buenos y excepcionales... y eso es algo que un hombre como Domenicali, que lleva más de una década conociendo pilotos tanto en MotoGP como en SBK debería saber "calarlos" con dos palabras. Con Lorenzo no ha sido así, ha primado... no sé, la amistad, o la patria, o la soberbia, y ha preferido a un piloto sin siquiera victorias como Petrucci antes que a un varias veces campeón. Pues este campeón ahora le está pasando la mano por la cara... y creo que merecidamente.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.