Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia.
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, por su aportación

05 julio 2016

La normativa Euro 4 que tanto está asustando a los fabricantes.......y con razón. Así es de puñetera, y de necesaria.

La norma Euro 4 va  aobligar a  algunos fbricantes a dejar de fabricar algunas motos, por ser imposible su cumplimiento. Obviamente podríamos asistir a la muerte definitiva del motos de dostiempos, de no ser que haya una sorpresa revolucionaria. Pequeñeces, si pensamos que nos acercamos a la fecha de "no retorno" que esta fijada en el año 2050.

Por ejemplo, Honda ya ha hecho público que dejará de vender en Europa la CBR 600 RR, dado que la inversión para adaptarla a la norma, sería demasiado costosa y reduciría las prestaciones tanto, que sería indecoroso para una superdeportiva. No me parece muy bien su postura ya que si ha confirmado que la venderá en mercados no tan restrictivos..... y al planeta que le den.
Sin embargo BMW, con sus "grandes pucheros" si que ha confirmado que adaptará sus motores a la norma.....  justo al contrario de lo que pensaba.
Lo cierto es que el mercado anda algo revuelto, y mas que lo hará a medida que nos acerquemos a la fecha en la que será obligatorio cumplirla normativa, que será el 1 de Enero de 2018.

¿Que resultará de todo esto? pues seguramente comportamientos menos deportivos, rellenos hasta arriba de la electrónica mas sofisticada. En definitiva, motores mas tranquilos y sosos, pero que emitirán por el escape casi aire puro (es un decir...)
Y no olvidemos la alternativa eléctrica, que desde estas páginas siempre hemos defendido. Esos motores podrán ser Full Power ya que no emiten ninguna sustancia contaminante. ¿Veremos superdeportivas eléctricas, con baterías suficientes para una salida típica dominguera?

¿En que consiste?

Hablando técnicamente, la reducción de contaminantes se cifra concretamente, un 59,1% las partículas de monóxido de nitrógeno (NOx) en motos que alcancen o superen los 130 km/h -y un 58% las que no lleguen a es velocidad-; un 56% las de monóxido de carbono (CO) en todas y un 48,5% los hidrocarburos (THC) para motos que alcancen o superen los 130 km/h -y un 49,3% las que no lleguen a es velocidad-. El dióxido de carbono (CO2) se medirá, pero no estará sujeto a límites.
  
Se miden los gases del cárter, con el objetivo de que no los haya.

Se mide la evaporación SHED (la que se produce de los fluidos del motor aunque la moto esté sin arrancar, al aire libre).

Una imagen que ya no veremos jamás..... afortunadamente
Se exige que los sistemas que controlan las emisiones (el catalizador, por ejemplo) no pierdan su efectividad con el paso del tiempo y de los kilómetros. Es un ensayo tan costoso que la normativa permite a los fabricantes no llevarlo a cabo necesariamente... a cambio, eso sí, de aplicar un porcentaje fijo de deterioro.

Es obligatorio montar en el propio vehículo un sistema de autodiagnosis que controle los parámetros.
No está muy claro, porque será difícil establecer en cada modelo concreto cómo afectará en su precio de venta definitivo la inversión tecnológica para adaptarlo a la nueva normativa anticontaminación (sobre todo, en los modelos que no existieran ya con la Euro 3).

Los pequeños fabricantes tendrán, como en cada Euro, aún más difícil su supervivencia, porque los tests son muy costosos y sólo se amortizan con grandes volúmenes de ventas. Al mismo tiempo, la Euro 4 para motos supondrá, como otro efectos colateral más, la muerte de las motos de dos tiempos y el más que probable fin de los motores de carburación que se pretendieran homologar en vehículos nuevos.

Es una norma dura, que supondrá un gran cambio de mentalidad, pero que no hace mas que esperar las Euro 5, y Euro 6 que ya se aplican en otro tipo de vehículos. Como digo en la entradilla, y nos guste o no, es un precio que hay que pagar por preservar este planeta, que ya tiene una fecha de agonía demasiado próxima.....increíblemente cercana.

2 comentarios:

Carlos Notario dijo...

Estas normas euro me revuelven las tripas.
Siempre pongo el mismo ejemplo, la Vespa de dos tiempos es la moto mas ecológica que existe. Me explico: pesa ciento y pocos kg. de materias primas y se fabrica con un número muy bajo de procesos de fabricación y encima es reutilizable lo que deja una huella ecológica muy baja.
Las motos de hoy en día son todo lo contrario, pesadas y con cada vez más componentes, por tanto con más procesos de fabricación, seguramente contaminantes y encima llega un momento que no vale la pena repararlas.
Es lógico entonces esta escalada tecnologíca en aras de la salud del planeta?. Porque no meten mano a la obsolescencia programada de los componentes de los artículos de consumo que todos tenemos en casa? Son las normas euro una burbuja tecnologíca?
En el tema moto me disgusta enormemente la pérdida de algunos modelos que a pesar de las modas resisten el paso del tiempo y que sólo esta escalada de normas anticontaminantes harán caer definitivamente en el olvido de nuestro mercado.
Saludos.

Muy Harto dijo...

Por la ventana de mi habitación veo a lo lejos las chimeneas de una fábrica, desde toda la vida, allí sigue echando su pestilente humo contaminante de a saber qué cosas... pero, claro, la empresa ha donado al ayuntamiento una gran extensión de terreno junto al mar a cambio de seguir abierta la fábrica y soltando su porquería por las chimeneas.
Y no, no vivo en algún apartado y perdido lugar de Siberia, sino en Málaga. Cualquiera sabe a qué fábrica me refiero.
A eso no le imponen una "euro158" por lo menos.
Por cierto, ¿y los aviones? ¿y los barcos mercantes, crucero, petroleros, portacontenedores, etc.? ¿y todas las fábricas?, ¿y las cloacas de todas las ciudades, poblaciones, aldeas...?
Saludos.

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.