Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

10 junio 2014

VIVADEN, un badén móvil inteligente para "pacificar" el tráfico cuando se desee.

Todos hemos tenido problemas con nuestras motos cuando nos hemos topado con alguno de los badenes que tan de moda están en algunos de nuestros ayuntamientos. En muchas ocasiones han pasado a convertirse, de elementos reductores de velocidad, a verdaderas trampas al estar colocados en lugares inapropiados, o en los puntos en los que se efectúa una frenada.
Con este nuevo elemento, se pretende que los badenes puedan obedecer a programaciones horarias, densidad de trafico, o simplemente que queden activados cuando otras señales nos avisen de la presencia de estos, aumentando nuestra seguridad, y la de el resto de usuarios de la vía o peatones.

VIVADEN, un nuevo reductor de velocidad que sólo presenta resalto en determinadas situaciones (p.e. sobrevelocidad de vehículo o si se trata de hora punta), y es capaz de discriminar a los servicios de emergencias, ocultándose a su paso. La idea original fue planteada a Isastur por la empresa UGS, con larga trayectoria de colaboración con la Administración pública en proyectos del campo de los derechos civiles (principalmente vivienda, medioambiente, y seguridad vial).


VIVADEN nace en un contexto general de impulso a la movilidad sostenible, concretamente con el objetivo de contribuir al “calmado o pacificación del tráfico”: implantar el principio de moderación de la velocidad de circulación en las calles urbanas, de modo que el coche privado pueda ser compatible con otras alternativas como el desplazamiento a pie y en bicicleta. La pacificación del tráfico dista mucho de ser un “lujo”, ya que los informes sobre seguridad vial presentan una realidad dramática. Sin embargo, medidas indudablemente efectivas, como los badenes convencionales tienen firmes opositores. Esto se debe a que su instalación penaliza a todos los conductores (vayan rápido o no), incluso a los vecinos, a causa del ruido que producen coches y camiones al pasar por el badén. Finalmente, es la oposición de los servicios de emergencias, principalmente de bomberos y ambulancias, la que está siendo la principal barrera a la instalación de badenes.

En las pruebas piloto realizadas ha mostrado un grado de eficacia notable, cumpliendo los propósitos con el que fue diseñado.

Si quieres visitar la web del fabricante, pincha aquí.

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.