Si quieres colaborar con Voromv, puedes hacerlo haciendo una donación. El fondo recaudado se utilizará exclusivamente en la mejora y/o mantenimiento del Blog, así como en el material necesario para elaborarlo.
Con un pequeñísimo gesto de tu parte, contribuirás en el esfuerzo contínuo, necesario para su existencia. Si quieres mas información, pincha AQUÍ
Gracias por anticipado, y pulgar en alto.

Gracias a Aitor De La Cruz, Jose Manuel Campos, Eva Herranz, Manuel Martinez Carlón, por su aportación

22 enero 2014

"Alta cocina Ilmberger": Su especialidad, comida alemana "a la carbonara"

Cuando a finales de los 80 comenzó a popularizarse la fibra de carbono, he de reconocer que yo, como otros muchos, nos enamoramos perdidamente del formidable y original aspecto de esa tela negra trenzada, tan brillante, tan ligera, tan rígida. De pronto, la fibra de vidrio parecía sacada de la prehistoria. El plástico se notaba gordo y pesado. El acero e incluso el aluminio se intuía que desaparecerían.


BMW R 1200 GS "agua" full carbon por Ilmberger
Luego el tiempo colocó a este material en su lugar. Sí, se gasta muchísimo, podemos verlo en las más curiosas aplicaciones, y no hay ciclista que no lo considere el material normal para su montura. Pero curiosamente no ha pasado igual en el mundo de la moto cuando miramos a las matriculables. De acuerdo que hay que diseñar, hacer moldes, montarlo todo con unas resinas particulares y de laborioso manejo, y luego todo hay que cocerlo en un autoclave a alta presión y temperatura... pero eso también se aplica a la bicicleta. A nosotros apenas nos ha llegado nada más que algún guardabarros, escape, protección... y como extra. Quizá el carbono, en el motociclismo de calle, haya sido apartado por el metal mágico, el titanio, al ser menos perjudicado por las vibraciones... quizá una moto, al final, siempre debe de ser metálica, por lo menos en versiones que deban hacer
muchos más kilómetros sin sustituciones que las de competición. 


Pero bueno, eso hace que los que sí tienen un autoclave y dominan la magia negra, tengan una buena oportunidad para ofrecernos a los motoristas sus productos. Uno de ellos son los alemanes de Ilmberger Carbon Parts. Aparte de piezas de aluminio, titanio y cerámica (discos de freno), suministran un largo catálogo de piezas de fibra de carbono de verdad, nada de simples capas de hojas de carbono y resina sin horno, para multitud de marcas incluidas Aprilia, Beta, Buell,
MV-Agusta o ¡Harley-Davidson! 
Pero donde más se han centrado (normal con su nacionalidad) es en multitud de modelos BMW... e impresionante hasta donde pueden llevar una moderna R 1200 GS "de agua" como nos enseñaba hace unos días Sergio Cobo en Masmoto.net: el catálogo consta de treinta y una piezas, unas de "apenas" 100€, y otras de más de 500, con un "hermoso" total de ¡¡más de 7000€ el conjunto completo!! 





¿Más ligera? Seguro. ¿Más bella? Para gustos... ¿Más exclusiva? ¡sin duda! Ya sabes, si quieres que tu moto sea negra como el demonio, pero con ese brillo y textura que sólo proporciona la fibra de carbono, siempre puedes contar con ellos...





Fuente: Masmoto.netIlmberger Carbon Parts




                                            Todos mis envíos largos:  LOS ESPECIALES DE MIGUELXR33

No hay comentarios:

Los 10 artículos mas leídos en el último mes.